PREMIUM  REVISTA

De pesar 140 kilos a convertirse en la estrella del gimnasio y casarse con su entrenador personal

La vida de esta mujer cambió a raíz de romper una silla con su peso: decidió ponerse en forma y ha acabado encontrando el amor.

Sara Magnusson Backström después de perder 80 kilos. Instagram
Sara Magnusson Backström después de perder 80 kilos. Instagram  

Sara pesaba 146 kilos, estaba comprando mobiliario de jardín y al sentarse en una de las sillas se rompió y cayó al suelo estrepitosamente. Fue el punto de inflexión en su vida, el momento en el que empezó a combatir la enfermedad que sufría desde hacía años.

La obesidad de Sara Magnusson Backström, de 37 años, había comenzado décadas atrás, cuando a los 19 años dio a luz a su hijo y empezó a consumir comida rápida en grandes cantidades. Su adicción a los alimentos más calóricos y con contenidos grasos le ayudó a sobrellevar el postparto, pero acabó padeciendo una enfermedad que la fue minando física y mentalmente.

Comprando muebles con su antiguo novio fue cuando se dio cuenta de que tenía que cambiar radicalmente y llevar una vida más sana. Al sentarse en una de las sillas de jardín que querían comprar, el mueble reventó y se cayó al suelo ante el resto de compradores y su pareja. "Me fui a sentar en una silla y se rompió; fue muy humillante y me devastó: es en ese momento cuando decidí que tenía que hacer algo con mi peso", relata esta sueca, de profesión maquilladora, a Daily Mail.

EL AMOR SURGIÓ EN EL GIMNASIO

Sara contrató un entrenador personal, Fredrik Magnusson, y acudía tres veces por semana a sus clases. Además, empezó a seguir una estricta dieta profesional y a aumentar sus horas de ejercicio físico, llegando a entrenar 10 veces por semana.

La maquilladora no sólo ha perdido casi 80 kilos durante su ejercicio, también ha encontrado al amor de su vida: su entrenador. Entre sentadillas, flexiones, carreras y sudores, Sara y Fredrik se enamoraron y hace un año se dieron el sí quiero.

Pero la chica no ha cesado en su empeño de continuar con su nuevo, y saludable, estilo de vida. Junto a su marido, Sara Magnusson continúa ejercitándose y va dando cuenta de sus progresos a través de Instagram, donde ya se ha convertido en una estrella del fitness y las dietas. Ya tiene más de 12.000 seguidores en su perfil en Instagram y, lo que es más importante, ha conseguido hacer realidad aquello que se planteó al romper una silla con su peso.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
De pesar 140 kilos a convertirse en la estrella del gimnasio y casarse con su entrenador personal