MÚSICA

Dorian llega a Pamplona con 'Justicia Universal': "Hay que construir democracias reales y no generar súbditos"

El nuevo álbum de la banda trae un sonido más eléctrico y electrónico, mientras que las letras regresan a temáticas sociales.

Imagen del grupo Dorian.
Imagen del grupo Dorian.  

Justicia Universal. Así se llama el nuevo disco de Dorian, que el pasado jueves inició su segunda gira del año, tocando tres noches seguidas en la sala La Riviera de Madrid. Este viernes 16 de noviembre, la banda barcelonesa tocará en Pamplona, en la Sala Zentral. Marc Gili, cantante del grupo, avanza qué han querido expresar a través de este nuevo trabajo.

¿Por qué el titulo Justicia Universal?

Quisimos titular así nuestro álbum para rendir un homenaje a las personas que trabajan desde distintas trincheras sociales, como por ejemplo los colectivos LGTB, los feministas, los que están contra el racismo o los que están a favor de la defensa de los derechos de los trabajadores. Para apoyarlos en su lucha diaria, en la que tienen como objetivo que todos tengamos un mundo más justo. Justicia Universal hace referencia a la necesidad de construir democracias reales y ciudadanos, no súbditos.

¿Qué vamos a encontrar en este nuevo álbum?

La versión más eléctrica y electrónica de Dorian. Una parte del álbum está orientada a la pista de baile y otra tiene cortes más de medios tiempos y reflexivos. Se trata de una vuelta del grupo a ciertas temáticas sociales y contemporáneas en sus letras.

Noches blancas es el primer single. ¿Por qué lo escogieron?

Nos parecía que Noches Blancas es una vuelta de tuerca hacia delante con respecto al sonido del Dorian clásico. Y nos apetecía ofrecer algo en lo que se mostrara que el grupo estaba inquieto y avanzando en otras direcciones. La letra es bastante representativa de lo que es el álbum: habla de dos personas que viven en una gran ciudad, pero que se sienten solas. Y creemos que este álbum es muy urbano y nocturno. Por todas estas razones, Noches Blancas era una buena idea para empezar.

El álbum se publicó el 25 de mayo, con un año y medio trabajando en las canciones y tras casi 15 años de trayectoria. ¿Habrá Dorian para muchos años?

Sí, porque el fuego creativo sigue muy latente. Lo más importante para hacer canciones es que sigas con los dos pies en la calle. Si no hay calle, no hay canciones. Y creo que el grupo sigue teniendo las orejas muy pegadas a la calle, y el corazón muy pegado a la vida. Vamos a seguir haciendo discos cada vez mejores y durante bastante tiempo. Y, además, los conciertos durante esta gira están siendo brutales.

¿Cuál ha sido el mayor reto en estos 15 años?

No matarnos entre nosotros. Intentar hacer que cada año fuera mejor que el anterior, pero peor que el siguiente, tanto a nivel creativo como a nivel de impacto. Es muy importante para cualquier proyecto humano, una empresa, un grupo o una familia, que las cosas no se estanquen, que estén en movimiento y hacia delante. Y creemos que el grupo lo ha conseguido durante todos estos años.

¿En qué punto se encuentra Dorian?

Ahora mismo, estamos en la mitad de la gira de presentación de Justicia Universal y llevamos 50 conciertos en ocho países. Y a nivel emocional, entre nosotros estamos más conectados que nunca. Lo estamos pasando muy bien en esta gira y también disfrutamos mucho haciendo este nuevo álbum. Como todos los discos, este nos ha dado sus problemas creativos; es lo normal y forma parte del proceso, pero es un disco que hemos gozado mucho.

¿Cuál es su canción favorita del álbum?

Me gusta mucho Cometas, la canción que cierra el disco. Es una canción que, de hecho, está siendo muy reivindicativa para la gente. Y esa es la demostración empírica de que la gente escucha los discos enteros cuando les gustan. Es un tema que para mí es muy especial, porque la letra la escribí como si estuviera mandando una carta a la hermana pequeña que nunca he tenido. Entonces, hago una especie de inventarios, de consejos, sobre cómo moverse en la vida siguiendo el ritmo de su propio corazón. Es decir, intento explicarle a esa hermana pequeña que nunca tuve que no se deje llevar por los miedos o los prejuicios de los demás, sino que haga su propia vida y camine por su propia senda en este mundo, porque vida solo tienen una.

Dejando aparte este disco, hay temas muy conocidos, como La Tormenta de arena o Cualquier otra parte. ¿Qué opinión le merecen estos dos grandes éxitos?

Es muy bonito tener canciones que no solo fueron o tuvieron un impacto cuando se publicaron, sino que pasan años y años, y siguen sonando en los bares, en los clubes o en las casas de la gente. Esto nos ha pasado ya con varias canciones, y nos sentimos unos privilegiados. La Tormenta de arena y Cualquier otra parte son dos canciones que se están pasando de hermanos mayores a hermanos pequeños, de padres a hijos. Es un regalo para cualquier grupo, porque significa que tienes algo en tu sonido que sigue enganchando a la gente más joven. Y eso es porque tiene una latencia, algo en lo que se ven representados.

 

Las siguen tocando en los conciertos, ¿no se aburren de cantarlas?

No, no y no. El día que nos aburramos, dejaremos de tocarlas. Nosotros nunca hacemos las cosas por temas de mercado. Si no nos gusta algo, no lo tocamos y punto. Lo que sí que hacemos es modificar las versiones para los conciertos; a veces, cambiamos los arreglos y las alargamos, para que la gente las disfrute más y nosotros también.

María Valverde apareció en el videoclip de Cualquier otra parte, y ahora ha sido el momento de Anna Castillo en Duele. ¿Cómo surge esta colaboración?

Anna Castillo es seguidora de Dorian desde hace tiempo. Nos unió una serie de amigos comunes, vasos comunicantes. Se le mandó la propuesta y dijo que sí, que le apasionaba la idea de participar en un vídeo de Dorian. Duele ha sido uno de los temas más importantes de los últimos años para el grupo, y nos encanta tenerla en el grupo. Creo que, actualmente, es una de las mejores actrices de España y del extranjero. Además, estamos muy vinculados. Creo que si tiene un poco de suerte, algún día podría ganar un Óscar.

Descontrol, pérdida… ¿De qué habla Duele?

Duele habla de qué pasa cuando pierdes el control de tu vida; de una persona que ha perdido el control y no puede recuperarlo. Ese momento desesperado en el que se le intenta ayudar desde fuera, pero no consigues que la otra persona pueda engancharse a un nuevo camino. Creo que a todos nos puede pasar, ya que todo el mundo puede acabar perdiendo el control, y hay que ser muy humilde con respecto a la gente que lo ha perdido.

En esta segunda gira del año, tienen la suerte de tocar en lugares fuera de España, como México, Chicago o San Francisco.

Sí, siempre hemos estado con la vocación de tocar en el mayor número de sitios posibles. Nos gusta viajar y probar cosas nuevas, pero una gira potente por Estados Unidos todavía no la habíamos hecho. Y este año hemos tenido ocasión de hacerla, y esperamos que sea la primera de muchas. Estamos muy felices. Y México ya es nuestra segunda casa.

En esta nueva gira, ¿cómo están? ¿emocionados, con ganas, nerviosos?

Estamos con muchas ganas de tocar. Parece una paradoja, porque llevamos 50 conciertos este año, pero hemos preparado muchas cosas nuevas para esta gira de salas. Y tenemos ese gusanillo y esas ganas de que la gente escuche lo que hemos preparado. Hay muchas sorpresas. Nerviosos, no, porque los nervios no sirven para nada y hay que sacudírselos. Hay que cambiar los nervios por las ganas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Dorian llega a Pamplona con 'Justicia Universal': "Hay que construir democracias reales y no generar súbditos"