REVISTA

Kiko Matamoros y Alejandro Albalá se enzarzan en una acalorada discusión por la pamplonesa Sofía Suescun

Sofía Suescun y Alejandro Albalá, que mantenían una relación desde hace meses, habrían puesto punto y final a su relación a raíz de la polémica. 

Kiko Matamoros y Alejandro Albalá se increparon mutuamente en el programa de Telecinco presentado por Carlota Corredera. TELECINCO.
Kiko Matamoros y Alejandro Albalá se increparon mutuamente en el programa de Telecinco presentado por Carlota Corredera. TELECINCO.  

Kiko Matamoros y Alejandro Albalá, los dos hombres vinculados a la navarra Sofía Suescun, se han enzarzado en una acalorada discusión telefónica a raíz de la polémica que saltó la semana pasada sobre el posible affaire entre la pamplonesa y Kiko Matamoros, basada en la publicación de unas fotografías en que a ambos se les veía en actitud muy cariñosa. 

De hecho, tanto es así que Suescun y Albalá, que mantenían una relación desde hace unos meses, habrían decidido poner punto y final a lo suyo. 

Ahora, el también 'ex' de Chabelita -algo que parecía generarle problemas a Sofía, que apuntó la semana pasada a que este hecho "le cortaba el rollo" durante sus encuentros íntimos- la ha emprendido 'verbalmente' contra Matamoros en lo que este último considera un "ataque de cuernos". 

"Miserable", "fracasado", "calvo" y "personaje" fueron algunos de los insultos que la expareja de Sofía dedicó a Matamoros. Este, por su parte, no se quedó atrás al instar a Albalá a que aprendiera primero "cómo tratar a una mujer que no sabes y luego a respetarla que está muy feo lo que has dicho de Chabelita. Porque asco no te daba cuando le cogías el dinero".

Ante tal ataque Albalá optó -según él porque "me lo piden"- por guardar silencio, aunque retó a Matamoros. "Me encontraré contigo por la calle".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Kiko Matamoros y Alejandro Albalá se enzarzan en una acalorada discusión por la pamplonesa Sofía Suescun