• lunes, 20 de septiembre de 2021
  • Actualizado 22:09

 

 
 

FERIA DE ABRIL

El Juli domina en Sevilla

El madrileño consigue el único trofeo del festejo. Morante y Perera, de vacío en una tarde de competencia entre la terna.

GRA473. SEVILLA, 08/04/2016.- El diestro Julián López 'El Juli' tras cortar una oreja a su primer toro durante la séptima corrida de abono de la Feria de Abril, hoy en la plaza sevillana de La Maestranza, donde ha compartido cartel con los matadores Morante de la Puebla y Miguel Ángel Perera. EFE/Raúl Caro
GRA473. SEVILLA, 08/04/2016.- El diestro Julián López 'El Juli' tras cortar una oreja a su primer toro durante la séptima corrida de abono de la Feria de Abril, hoy en la plaza sevillana de La Maestranza, donde ha compartido cartel con los matador

Interesante tarde de toros, con un Juli dominador que ganó un trofeo -único del festejo- en su primer toro y perdió premio en el otro por el desacierto con el verduguillo. Perera, muy entregado, y Morante, con destellos y bien en su papel de director de lidia, se marcharon de vacío.

Todo ello en un espectáculo, con competencia entre la terna, en el que también brillaron varios de los hombres de las cuadrillas.

Con lleno hasta la bandera, se lidiaron toros de Victoriano del Río y Toros de Cortés (tercero y sexto), en conjunto bien presentados y de juego variado. Morante de la Puebla, silencio y palmas tras dos avisos; El Juli, oreja y saludos tras ovación con aviso; Miguel Ángel Perera, saludos tras ovación con aviso y saludos tras ovación.

Julián López 'El Juli', el único torero que pudo cortar una oreja al segundo valoraba con nota su actuación. «Estoy muy contento porque he disfrutado mucho y he podido hacer el toreo que me gusta en Sevilla. He dado muletazos profundos y toda la tarde he toreado bien», destacó . Muy satisfecho por cómo habían salido las cosas dijo que «la Maestranza es una maravilla, es un sueño y un privilegio torear aquí ya que todos los que somos toreros lo somos por torear en esta plaza. Por encima de las ojeras me quedo con las sensaciones al hacer el toreo que busco».

Morante de la Puebla, que también cuajó una buena tarde, lamentó que el primero «se ha ido aburriendo, perdiendo el celo y desentendiéndose de los trastos, no era fácil estar delante de él», aunque dijo haberse sentido «a gusto en esos lances porque siempre es difícil estar en vena con el primer toro, sí que le he podido dar algún lance y algún muletazo». Respecto al cuarto destacó que «el toro se rajó y tenía muy marcada la querencia, me he arrebujado con él y ha habido momentos. Se ha puesto del mismo modo que el toro del otro día y uno se maldice pensando en por qué me tiene que salir este tipo de toro. Al final lo he matado», concluyó.

Miguel Ángel Perera que se fue de vacío por culpa de la espada hablaba así de su labor: «con el capote salía con un puntito de mansedumbre y tenía la duda de si aguantaría pero no pensé que se acabaría tan pronto, dentro de eso hay toros no te permiten hacer faena. Este aunque se ha ido a las tablas y ha salido al revés tenía un punto de transmisión que llegaba arriba».


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Juli domina en Sevilla