• martes, 30 de noviembre de 2021
  • Actualizado 05:15

 

 
 

LITERATURA

La "jugada" de la "Mamá Grande" de los escritores ilustres

La unión de la catalana con Andrew Wylie, garantizaba la continuidad de su agencia, más allá de su propia existencia. 

Carmen Balcells, impulsora del "boom" latinoamericano. Efe.
Carmen Balcells, impulsora del "boom" latinoamericano. Efe.

Carmen Balcells era dueña de los designios de los escritores latinoamericanos importantes y decidió unir su destino al único agente que le daba la replica en el mundo anglosajón, Andrew Wylie, para crear una "superagencia" que cuidara de los intereses de miles de autores, 13 de ellos premios nobel.

Ocurrió en mayo de 2014 y fue su gran, y última, "jugada", algo que sorprendió en el sector y fuera de él, porque era la alianza de dos rivales, condenados a entenderse para responder a sus nuevos enemigos, los nacidos de la revolución digital, como Amazon o Google.

"Nuestro objetivo es dar mayor fuerza, alcance y duración a la representación de los clientes y estamos entusiasmados y totalmente comprometidos con las oportunidades que se nos presentan", decían entonces ambas agencias en un escueto comunicado para justificar la alianza.

Balcells & Wylie suponía la entrada del segundo en las letras hispanas, de la mano de quien fue una de las impulsoras en los años setenta desde Barcelona del "boom" latinoamericano, con sus dos máximos oficiantes, Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa, en su catálogo de representados.

La catalana garantizaba con la operación la continuidad de su influyente agencia, más allá de su propia existencia.

Ese proceso se había iniciado meses atrás con el nombramiento como director del joven Guillem d'Efak-Ferré, residente en Nueva York, donde tiene su sede la agencia de Andrew Wylie, conocido en el mundo literario como "El chacal".

Sin embargo, este mismo mes de agosto, "El chacal" hizo pública su intención de desembarcar en solitario en el mundo hispano con The Agency Wylie, bajo las órdenes desde septiembre de Cristóbal Pera, responsable de Penguin Random House en México la última década, desde donde ha editado, por ejemplo, la obra de García Márquez.

La oficina de Balcells no ha explicado en qué situación quedaba entonces el acuerdo de hacía un año.

Ya en 2010, Balcells, con idea de dejarlo todo bien atado, había vendido por tres millones de euros su archivo al Estado español, con lo que su correspondencia privada, borradores, primeras ediciones, fotografías y bibliografías completas de autores esenciales en lengua española como Neruda, Vicente Aleixandre o Camilo José Cela pasaron a formar parte del patrimonio público.

Balcells ya fue pionera en los años setenta cuando consiguió acabar con los contratos vitalicios y otras tiranías editoriales e imponer las cláusulas de cesión por tiempo limitado de un libro.

Entre su cartera de autores, más de 200 escritores del mundo hispánico, como los nobel Pablo Neruda, Vicente Aleixandre, García Márquez, Vargas Llosa y Camilo José Cela, y también Cortázar, Carlos Fuentes, Delibes, Álvaro Mutis, Torrente Ballester, Vázquez Montalbán, José Luis Sampedro, Terenci Moix, Onetti, Gil de Biedma, Juan Goytisolo, Bryce Echenique, Juan Marsé, Eduardo Mendoza o Isabel Allende. EFE


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La "jugada" de la "Mamá Grande" de los escritores ilustres