• lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 09:28

 

 
 

CULTURA

El pintor bilbaíno Juan Ugalde, en Pamplona: "No hay arte malo, pero sí muchísima vulgaridad"

El artista vasco expone desde este miércoles en el Museo de la Universidad de Navarra una muestra titulada "Obras públicas".

GRAF5036. PAMPLONA, 24/10/2017.- El pintor vasco Juan Ugalde, inaugura en el Museo de la Universidad de Navarra la exposición "Obras Públicas", compuesta por 27 obras y que abrirá sus puertas al público hasta el 1 de Abril de 2018. J.P. Urdíroz/EFE
GRAF5036. PAMPLONA, 24/10/2017.- El pintor vasco Juan Ugalde, inaugura en el Museo de la Universidad de Navarra la exposición "Obras Públicas", compuesta por 27 obras y que abrirá sus puertas al público hasta el 1 de Abril de 2018. J.P. Urdíroz/

El pintor vasco Juan Ugalde, que inaugura mañana en el Museo Universidad de Navarra una exposición titulada "Obras públicas", ha asegurado en una entrevista con Efe que en España no hay arte "malo", pero sí hay "muchísima vulgaridad" y lo vulgar, ha subrayado, "no tiene sentido" en la creación.

Ugalde (Bilbao, 1958), que tiene obra expuesta en museos de Madrid (Tabacalera y CentroCentro, y en el Museo Reina Sofía a finales de año), Valencia, Murcia y Lisboa, ha asegurado que el arte es "apertura hacia lo desconocido" y, por ello, "si estás copiando lo estándar de la belleza, no llegas a ningún lado".

"Efectivamente, hay muchísima vulgaridad", ha declarado el pintor, que ha aseverado que "la gracia del arte" se alcanza "cuando alguien encuentra un mecanismo que abre una cerradura" y se genera una emoción, porque el resultado "tiene conexión con la vida".

Por este motivo, "hay que ser ambiciosos", ha declarado Ugalde, que ha apuntado que cada momento histórico tiene su arte y "no puedes quedarte parado" a la hora de crear. "Hay gente de mi generación que se quedó en los ochenta", ha lamentado.

"UN POCO DE CABEZONERÍA"

Ugalde reconoce que ha llegado a hacer de la pintura su profesión "un poco por cabezonería", ya que dio sus primeros pasos creativos en unos años ochenta en los que, en España, "vivir del arte era una especie de ciencia ficción".

Ha llovido mucho desde sus primeras exposiciones en el Madrid de los años ochenta, su estancia en Nueva York, el periodo del colectivo Estrujenbank y su nueva etapa en solitario, pero "todo sigue siendo igual", ha afirmado Ugalde, que ha confesado que "cambias la manera de pintar, pero al final pintas lo mismo de distintas maneras".

El pintor vasco también es sincero a la hora de reconocer sus motivaciones: "Amor al arte yo la verdad es que no tengo, no sé si es una necesidad de expresarme o de entenderme a mí mismo o a los demás", aunque sí es "un privilegio, una maravilla en ciertos momentos, porque ha habido épocas en las que las he pasado canutas".

Quienes sí lo tienen "muy crudo", ha comentado, son los jóvenes creadores: "Cuando yo empecé éramos muy poca gente, en Bellas Artes en Madrid entramos sesenta y había muy poquitas facultades, pero ahora hay miles de facultades y en cada una entran cuatrocientos. Lo tienen muy difícil los que empiezan".

"UN PROBLEMA EDUCATIVO"

Además, ha opinado que en estas facultades hay "un problema educativo", porque "no se trabaja bien, no son los artistas los que enseñan, sino burócratas" y por otro lado, si bien en la mayoría de museos "está bien la situación", en otros recintos como las casas de cultura "el nivel es bastante bajo, de poco apoyo a la gente que empieza; se mira lo que se hace fuera para copiarlo".

Ugalde, que no se considera un artista "militante", ha señalado que la polémica no es un ingrediente imprescindible del arte, sino que "depende de la obra", ya que "puede haber obras silenciosas, maravillosas, que no hace falta que creen ninguna polémica".

"Generar polémica porque eso te va a dar acceso a la prensa no tiene sentido. Hay gente que en el silencio crea algo que tiene una importancia por encima de todas las polémicas que nos podemos inventar", ha resaltado.

También ha reconocido que las ferias de arte le ponen "cada vez más de los nervios", porque "es una forma de ver arte muy rara, aunque parece que funciona para los coleccionistas, para las fundaciones y los museos".

27 LIENZOS

En cambio, "cada vez me interesan más las exposiciones como espacio físico, en vez de ver la obra de doscientos mil artistas, como si fuera una metralleta", ha dicho Ugalde, que expone 27 lienzos de la colección "Obras públicas" en el Museo Universidad de Navarra hasta el próximo 1 de abril.

Se trata de obras en los que el autor toma como punto de partida una serie de fotografías de obra civil del siglo XIX, pertenecientes a la colección permanente del Museo Universidad de Navarra, que muestran la modernización de España en ese período.

Las fotografías, que tienen a su juicio "una potencia muy especial", muestran la construcción de carreteras, faros, puentes, acueductos y reformas urbanas en localidades como Madrid, Tarragona, Bilbao, Guadalajara, Jaén, Barcelona, Burgos, Málaga, Sevilla y Valladolid.

Ugalde las retoca aplicando su técnica habitual, el collage, con la que genera composiciones sorprendentes, en una estética que a veces se ha vinculado con el pop.

El artista bilbaíno ha aseverado que en estas obras no hay "moraleja" alguna, sino solo "sugerencias visuales", para que cada persona "las interprete como quiera".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El pintor bilbaíno Juan Ugalde, en Pamplona: "No hay arte malo, pero sí muchísima vulgaridad"