PREMIUM  REVISTA

Hornacina, santo y equipo sanitario: una localidad aragonesa recrea el encierro de San Fermín al mínimo detalle

La peña El Revuelto hizo durante el desfile de carrozas de la localidad de Villanueva del Gállego (Zaragoza) una recreación de los encierros más famosos del mundo.

Imagen de la simulación del encierro de San Fermín en Villanueva del Gallego. CEDIDA
Imagen de la simulación del encierro de San Fermín en Villanueva del Gallego. CEDIDA  

Es bien sabido que la popularidad de las fiestas de San Fermín, y más en concreto los encierros, traspasa fronteras. Este año, hasta la localidad aragonesa de Villanueva del Gallego, en la provincia de Zaragoza, ha llegado esta afición.

Una de las peñas, llamada El Revuelto, protagonizó un desfile de carrozas de las fiestas patronales, una recreación del encierro pamplonés con hornacina, santo y equipo sanitario incluido. Las fiestas de la capital navarra fueron uno de los motivos que inspiraron las carrozas del tradicional desfile de peñas.

En el vídeo puede verse cómo los componentes de la peña, disfrazados de pamplonicas, suben a lo alto del carro de un tractor a un hombre vestido de San Fermín, al que invocan desde abajo con el tradicional cántico A San Fermín pedimos. Justo después, suenan los cohetes anunciadores de la carrera y ocho toros de cartón bajan del remolque para dar comienzo al encierro. Antes de los corredores, se sitúa un cordón policial formado con disfraces de policía, recreando la función de los agentes de la Policía Municipal de Pamplona.

Imagen de la simulación del encierro de San Fermín en Villanueva del Gallego.NAVARRA.COM

Una vez comenzada la carrera, los mozos corrieron con normalidad por las calles de la localidad, alentados por los aplausos de sus vecinos y vigilados de cerca por los pastores, que se encontraban en el recorrido con el mismo uniforme que los de San Fermín, polo verde y pañuelo al cuello. Alguno hasta se atrevió a ponerse boina.

Todo iba bien hasta que se escuchó el grito de "¡un herido!". Fue en ese momento cuando se vio a uno de los mozos tirado en el suelo con la camiseta y el pantalón llenos de sangre y a dos toros que llegaban a cornearlo en varias ocasiones. Hasta el lugar del suceso se trasladaron, como en la realidad, personal con el uniforme de Cruz Roja para llevarse al corredor en una camilla.

LA LOCALIDAD

Villanueva de Gállego es un municipio de la provincia de Zaragoza, en el centro de la depresión del Ebro, junto al río Gállego, con una población empadronada de 4.661 habitantes, a los que se conoce con el gentilicio de villanovenses. Las fiestas de esta localidad aragonesa se celebran del 2 al 8 de agosto, en honor de las Santas Reliquias.

El sábado 3 de agosto, segundo jornada de sus fiestas, se celebró este concurso de carrozas y desfile de peñas de la localidad, donde disfrutaron de una charanga con su espectáculo y las carrozas preparadas para la ocasión. Fue allí donde los chicos disfrazados de pamplonicas dieron rienda suelta al espectáculo evocando el encierro de San Fermín.

Tras ellas, un convoy de más de 20 tractores, coches, remolques y peñistas, al ritmo de diferentes estilos musicales y bajo una lluvia de caramelos y confeti, animaron una de las tardes más esperadas en el calendario de los villanovenses.

La comisión de fiestas entrega todos los años tres premios a las tres mejores carrozas de adultos, valorados en 400, 300 y 200 euros. Las infantiles también son galardonadas, con 200 euros para la más original, y otros tantos para quienes vayan mejor disfrazados, y 200 más a la más divertida.

En esta edición, el primer premio de los adultos fue para la carroza de chinos; el segundo, para los corredores pamplonicas; y el tercero, para los vecinos de Springfield. En el caso de las infantiles, la comisión entregó el galardón a la más original para el casino de Las Vegas; el de más divertida, para Toy Story; y el de mejor disfrazados, para las marionetas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Hornacina, santo y equipo sanitario: una localidad aragonesa recrea el encierro de San Fermín al mínimo detalle