PREMIUM  REVISTA

La increíble historia de cómo un francés encontró una cámara y dio con los dueños españoles gracias a Facebook

Dentro del aparato encontró las fotos de la pareja, que publicó en la red social, en la que, gracias a haberse compartido 122.000 veces, pudo encontrar a sus propietarios

Una GoPro.
Una GoPro.  

La historia que ha protagonizado durante estos días Charles Hédin, un ciudadano francés, es un relato de lo lejos que se puede llegar si se hace un buen uso de las redes sociales.

Todo comenzó el pasado 12 de agosto, cuando Hédin, usuario de Facebook, publicó en su perfil lo siguiente: "Una amiga encontró una cámara estilo GoPro ayer 11 de agosto en la playa de las Dunas, en Anglet (suroeste de Francia). A la vista de las fotos y vídeos, parece pertenecer a una joven pareja española con niños. Ayúdanos a encontrarla compartiendo al máximo para que podamos darles sus recuerdos. ¡Gracias, comunidad de Facebook!".

Acompañando el texto, el francés publicó en la red social varias fotografías sacadas con dicha cámara de quienes podían ser los dueños, un hombre y una mujer debajo del agua.

Poco a poco, este mensaje fue cogiendo fuerza, hasta terminar siendo compartido 122.000 veces. Así, este domingo 26 de agosto, Hédin ha vuelto a ponerse al teclado con buenas noticias. "Hemos encontrado a los dueños de la cámara. Esta pertenecía a españoles y nos complace poder devolverles sus recuerdos", ha dicho.

"Estamos felices, pero también agradecidos. Agradecemos a todos ustedes, que han sido muchos, que hayan compartido este post. Sinceramente, estábamos lejos de imaginar que llegaríamos a este número de compartidos (ya estábamos contentos cuando pasamos los 50 🤣). Sin ustedes, no habría sido posible, así que gracias, seas de Francia o de España", ha concluido.

Charles Hédin ha contado a Navarra.com que fue una mujer de Bilbao quien reconoció a las personas que aparecían en las fotos. Esta mujer le pasó el contacto de los supuestos dueños a Hédin, que pudo hablar con ellos.

Sin embargo, los protagonistas de las capturas no eran los propietarios. Estos le informaron de que las fotografías eran de otra pareja que se las había sacado. No obstante, estos le facilitaron dicho contacto a Hédin, lo que ha permitido cerrar esta historia con un final feliz.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La increíble historia de cómo un francés encontró una cámara y dio con los dueños españoles gracias a Facebook