PREMIUM  REVISTA

Grabó sin querer cómo casi es alcanzada por un oso mientras esquiaba

La joven colgó el vídeo en YouTube este 10 de abril y acumula ya más de 2 millones de visitas

Grabó sin querer cómo casi es alcanzada por un oso mientras esquiaba.
Grabó sin querer cómo casi es alcanzada por un oso mientras esquiaba.  

Kelly Murphy se encontraba haciendo snowboard en Hakuba 47, Japón, cuando decidió hacerse un vídeo selfie mientras se colocaba la tabla entre los pies y cantaba al ritmo de 'Work' de Rihanna de sus auriculares ajena a todo lo demás. Lo que no se esperó ver después es lo que casi la termina alcanzando. 

El rugido de un animal cercano queda registrado por el micrófono de la cámara, mientras que una inocente Kelly se entretiene con otros asuntos. Un gran oso aparece en la imagen poco después, persiguiendo a la joven ladera abajo sin que esta supiese nada. 

"¡Dios mío! Yo estaba viendo mis vídeos de snowboard y me encontré con que un oso me estaba persiguiendo en uno. ¡Casi me come!", escribió la joven en el vídeo que colgó en YouTube este 10 de abril y que acumula ya más de 2 millones de visitas.

Como era de esperar, el debate sobre su credibilidad está en pleno auge en los comentarios, donde algunos acusan a la joven de montaje y abuso de programas de edición, otros aseguran que, de hecho, en Japón no hay osos y otros tantos sí se creen lo sucedido.

En cuanto a lo primero, sigue sin quedar claro si se trata de un montaje o no. Lo que es falso es que en Japón no haya osos de este tipo. Según la web Skipackagesjapan, el oso negro asiático hiberna desde octubre hasta abril y no se deja ver en Japón hasta que llega la temporada de esquí de la primavera. Es poco común verlos, pero podría ser.

A pesar de este dato, las imágenes no dejan claro qué tipo de oso se trata, pues algunos aseguran que no es un oso negro sino pardo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Grabó sin querer cómo casi es alcanzada por un oso mientras esquiaba