• martes, 25 de enero de 2022
  • Actualizado 09:39

 

 
 

TUDELA

Fin a la polémica en Tudela: el cartel de fiestas no es un copia tal y como solicitaba una denuncia

La decisión del Jurado se fundamenta en el informe emitido por el Secretario del Ayuntamiento de Tudela y por la opinión de los técnicos del jurado.

Momento anunciador del cartel de fiestas de Tudela.
Momento anunciador del cartel de fiestas de Tudela. A la izquierda el autor de la obra, Isamel López, y, a la derecha, el alcalde de la localidad ribera.

Se acabó la polémica en Tudela después de la elección del cartel anunciador de las fiestas, después de que una denuncia acusara al autor de haber copiado las imágenes. 

El consistorio y el juradosolicitaron un informe, que se ha emitido a raíz de la denuncia presentada contra el resultado del Concurso de Cartel de Fiestas 2016 por supuesta copia del mismo y basándose en el incumplimiento de la base 2 del mismo que dice que “serán descalificadas las obras que, en todo o en parte, supongan copia o plagio de fotografías, pinturas, etc publicadas en cualquier modalidad”.

El informe se ciñe a lo denunciado por otro participante: si la obra es en todo o en parte copia de fotografías o pinturas publicadas en cualquier modalidad.

Así y sobre el fondo se estima que para ser descalificada una obra, la obra en conjunto debe ser copia (total o en parte), no si en la misma aparecen imágenes que hayan sido publicadas.

Esto es, que en una obra aparezcan fotografías publicadas no quiere decir que la obra sea copia de la fotografía publicada. Lo que hay que analizar es si la obra ganadora es copia (total o parcial) de una fotografía, entendiendo que aunque en ella se incluyan elementos que hayan sido publicados, la obra puede tener entidad independiente de las fotografías que la integran. La interpretación contraria equivaldría a no admitir un colage, y no es ese el fin perseguido en el concurso .

Las imágenes utilizadas en la obra ganadora no son exactas a las aportadas por el denunciante, han sido retocadas o modificadas o son tan genéricas que es fácil obtener imágenes muy similares. Respecto de la del Kiosko, su plasmación en la obra es tan esquemática (pérgola postes y escaleras) que puede ser objeto de cualquier fotografía tomada por cualquier persona. Hay muchas similares en Internet. En cuanto al pañuelo, se parece mucho a la imagen que denuncia pero no es exacta: no se ven las puntas, los pliegues difieren ligeramente porque quedarían detrás del kiosco, en cualquier caso se ha tratado la imagen al incluir el escudo y el texto.

Se trata de una composición que se ha podido hacer con las dos fotografías que se han sido publicadas en Internet, pero la composición del cartel en conjunto es distinta de las de las imágenes individuales que se han podido utiliza, a las que en la obra se añade como un tercer elemento unos trazos gruesos a modo de brochazos que podrían identificarse con fuegos artificiales o explosiones.

Aunque fueran fotografías idénticas la obra ganadora tiene una identidad diferente de las fotografías utilizadas, cada una de ellas aporta un concepto, una un pañuelo de fiestas “neutro”, sin más información. Otra la Plaza Nueva, Pero en la obra ganadora adquieren una identidad propia que con los trazos gruesos a modo de explosión identifican en cartel con las Fiestas de Tudela, cosa que las supuestas fotografías empleadas no hacen.

En cuanto a la forma, el jurado basa su decisión en que la denuncia presentada no se ha acreditado que las obras se hayan publicado, “a lo sumo han sido objeto de comunicación pública.”, tal y como en sentido estricto define la Ley de Propiedad Intelectual (Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril) que define los conceptos de publicación y comunicación pública.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fin a la polémica en Tudela: el cartel de fiestas no es un copia tal y como solicitaba una denuncia