PREMIUM  CULTURA

Naturaleza, ecología y arquitectura protagonizan la nueva edición del Festival Danza de Navarra

El certamen sigue creciendo por toda la Comunidad foral y celebrará funciones en más de una decena de localidades.

Sin baile no hay paraiso, el espectáculo que Pere Faura realizará dentro del Festival de Danza Contemporánea de Navarra. Imagen: Festival DNA
Sin baile no hay paraiso, el espectáculo que Pere Faura realizará dentro del Festival de Danza Contemporánea de Navarra. Imagen: Festival DNA  

El Festival de Danza Contemporánea de Navarra, DNA, celebrará su tercera edición entre el 29 de abril, coincidiendo con el Día Internacional de la Danza, y el 13 de mayo, con 15 espectáculos que comparten los conceptos de la naturaleza, la ecología, la comunidad y la arquitectura.

A los espectáculos el programa de DNA suma una selección de actividades de colaboración, encuentro y formación que tendrán lugar en distintas localidades y emplazamientos de Navarra, ha informado el Ejecutivo foral, que subraya la apuesta por la recuperación de la creación contemporánea en Navarra del festival.

Además, este año se incorporan novedades como una mayor visibilidad de la creación contemporánea local, la apertura a nuevos públicos, especialmente infantil y familiar, y el incremento de la presencia de la danza en la calle.

Con estas premisas, DNA se convertirá de nuevo en espacio de encuentro de referencia internacional para la danza, tras una primera edición celebrada en otoño de 2016 y una segunda en primavera de 2017.

En Pamplona se han programado actividades en el Teatro Gayarre, Archivo Real y General de Navarra, Ciudadela, Civican y en el rincón del Caballo Blanco de Pamplona. Además, DNA 2018 estará presente en el Auditorio de Barañáin, la calle Mayor de Sangüesa, las casas de Cultura de Ribaforada, Villava y Valle de Aranguren, el Centro Cultural de Noáin, el parque Erreniega de Zizur Mayor, la Plaza Baja Navarra de Aoiz, el exterior del Santuario de San Miguel de Aralar y el Teatro Gaztambide de Tudela. "El festival apuesta así por la territorialidad como principal eje de acción de una programación con acento internacional", avanzan las mismas fuentes.

Así, el Festival de Danza Contemporánea de Navarra compagina obras emblemáticas de grandes artistas de la danza contemporánea y nuevas producciones de artistas locales y estatales; y redobla esfuerzos para fortalecer la visibilidad de la creación contemporánea local y abrir la danza al público infantil y familiar.

Para ello, se han puesto en marcha talleres y actividades específicas de formación de espectadores. La programación también incrementa la presencia de la danza en la calle en una apuesta por integrar los espectáculos en la vida cotidiana de la ciudadanía.

En total, habrá siete estrenos, los de "Erritu" de Kukai y Sharon Fridman; "Ura" de Zuk Performing Arts, dos obras que dialogan con paisajes singulares navarros como la cima del monte Artxueta en Aralar y los parajes desérticos de las Bardenas respectivamente.

Por otro lado, la diversidad del patrimonio arbóreo de Pamplona recibirá el homenaje de los artistas de Calling Tree dirigidos por Rosemary Lee y Simon Whitehead con paseos y performances itinerantes en las calles, parques y jardines de la ciudad.

La Ciudadela de Pamplona acogerá una carpa que dará cobijo a las experiencias nocturnas de los daneses hello!earth que estrenan en DNA "The Night, Visioning a Post-capitalist Society While We Sleep", tras una residencia en el Centro de Arte Contemporáneo de Huarte, donde han terminado un trabajo comenzado hace dos años.

Además, la celebración de la diversidad de cuerpos, edades y capacidades es también el punto de partida de Gala de Jérôme Bel y de Gustavia de Mathilde Monnier y La Ribot, obra que cuestiona la diversidad del "ser mujer".

Por otro lado, el festival presenta cuatro obras de artistas navarros, tres de ellas estrenos: "Ura", resultado de la residencia de Zuk Performing Arts en la Casa de Cultura de Ribaforada; "Cuerpo - Documento" de la cirbonera Estitxu Arroyo, resultado de su residencia en el Archivo de Navarra; y "Errata Natural", del colectivo Led Silhouette. Además, el festival ofrece la oportunidad de volver a ver "Kirolak", de Helena Lizari y Laida Aldaz.

También forman parte de este programa obras que aproximan a la historia de la danza, como las conferencias bailadas de Toni Jodar y "Sin baile no hay paraíso: mi propia historia de la danza" de Pere Faura.

El broche al festival se pondrá el sábado, 12 de mayo, con una ocupación de los jardines de la Ciudadela durante la que se presentarán diversas obras de varios artistas navarros, nacionales e internacionales. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Naturaleza, ecología y arquitectura protagonizan la nueva edición del Festival Danza de Navarra