PREMIUM  CINE

La amargura e incoherencia del primer amor relucen en el estreno de 'Amar' en el Ópera Prima de Tudela

Se trata del largometraje que el madrileño Esteban Crespo ha dirigido. La presentación en el festival corrió a cargo del actor protagonista Pol Monen.

Un fotograma de la película 'Amar', de Esteban Crespo. RTVE
Un fotograma de la película 'Amar', de Esteban Crespo. RTVE  

El debut en el largometraje de Esteban Crespo, 'Amar', se ha presentado este miércoles en el Festival de Cine Ópera Prima de Tudela, trasladando a las pantallas del Cine Moncayo la amargura y las contradicciones emocionales del 'primer amor'.

Pol Monen, actor protagonista de este filme, ha sido el encargado de presentar la película en rueda de prensa, asegurando que Esteban Crespo "no ha pretendido contar una historia pedagógica, sino plasmar una realidad".

"No es una película simplemente sobre el primer amor, sino sobre la realidad de que, en la adolescencia, una época de brillo pero en la que también afloran muchas oscuridades, no estamos preparados para amar porque nadie nos ha enseñado a hacerlo", ha dicho el intérprete.

El intérprete no considera que la película presenta a su personaje, Carlos, como un acosador potencial: "Tiene 18 años recién cumplidos y no creo que a una persona de esa edad le puedas poner ese sambenito", ha señalado.

"Simplemente creo que mi personaje es alguien que está un poco perdido y que se encuentra con situaciones emocionales muy fuertes que le empujan a hacer cosas que jamás habría imaginado", ha añadido.

Para Monen, el personaje de María Pedraza (Laura) es algo diferente al suyo, "porque en ocasiones parece que no tiene tan claro como él la idea de dejarlo todo y lanzarse a la piscina".

ANTES DE RODAR ESCENAS SEXUALES, CONOCERSE

Monen protagoniza junto a Pedraza esta cinta en la que las escenas de sexo son una constante, algo que supuso un reto para ambos a la hora de rodar. "No nos conocíamos cuando hicimos los cástings pero tuvimos mucha química desde el principio", ha asegurado Monen, quien ha confesado que pese a ese entendimiento, "las escenas íntimas se rodaron al final", después de que ambos afianzasen su relación personal.

El actor ha detallado algunos 'métodos de trabajo' para enfrentarse a esas secuencias: "Antes de ensayar y de rodar, bailábamos para entablar ya un contacto físico, también hacíamos sesiones en las que nos contábamos secretos el uno al otro. Así fuimos ganando en confianza", ha dicho.

No obstante, Monen ha matizado que no cree que las escenas de sexo impliquen entregarse más que otras de diferente corte y que el trabajo de actor no cambia.

'Amar' ha sido el primer papel protagonista en el cine para Pol Monen, quien se lanzó a impulsar definitivamente su carrera de actor tras hacer de figurante en 'La Mala Educación', de Pedro Almodóvar.

"Esta película significa mucho para mí. Cuando te dan un papel protagonista por primera vez sientes emoción pero a la vez una gran responsabilidad y a veces parecía increíble rodar al lado de actrices como Natalia Tena, de la que era fan en Harry Potter", ha expresado.

Monen ha asegurado que ha valorado esta oportunidad porque no le ha "caído del cielo". "Me he quedado a las puertas de muchos proyectos bonitos, he hecho muchos cástings y sigo formándome en la escuela de Juan Carlos Coraza", ha relatado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La amargura e incoherencia del primer amor relucen en el estreno de 'Amar' en el Ópera Prima de Tudela