PREMIUM  FIESTAS

Cuatro encierros en el mismo día: la pasión de una cuadrilla de Navarra por las carreras ante las astas

Varios mozos recorren desde hace algunos años 42 kilómetros para acudir a los encierros de varias localidades riberas durante el fin de semana.

El joven Ander Carrascón corriendo en el encierro de Peralta (izda.) y Azagra (drcha.) en el mismo día.  MIGUEL OSÉS
El joven Ander Carrascón corriendo en el encierro de Peralta (izda.) y Azagra (drcha.) en el mismo día. MIGUEL OSÉS  

Desde hace unos tres años a Ander Carrascón y su cuadrilla no les da ninguna pereza que llegue septiembre. De hecho, tienen algunas fechas marcadas en rojo en el calendario. Algo que hacen ellos y que repiten otros corredores de Navarra para aprovechar al máximo los días en los que hay encierros. 

Es en este mes cuando se produce, como si de un eclipse se tratara, la alineación de cuatro fiestas en la Ribera y que suponen todo un reto para los amantes de los encierros.

“Ya sabemos cuándo son las fiestas e intentamos coincidir el mayor número de amigos”, añade Ander Carrascón.

Y es que no es habitual que una persona pueda correr en cuatro ocasiones en la misma mañana frente a una manada de toros y, además, hacerlo en diferentes localidades.

Peralta, Milagro, Azagra y Andosilla son ese grupo perfecto. Sus diferentes horarios (9, 9.30, 10 y 11 horas respectivamente) y la proximidad entre ellas permiten que algunos comiencen calentando en Peralta, a las nueve de la mañana; y terminen pasadas las once recorriendo las calles de Andosilla. Tres escasas horas para cuatro intensos encierros.

Para Ander Carrascón “cada uno de ellos es diferente” y lo que siente en el primero no tiene nada que ver con el último. Lo mismo ocurre con las sensaciones de cada colega de hazaña. Son simplemente únicas y diferentes.

“Somos bastantes los que vamos a todos estos encierros. Han venido hasta franceses para vivir la experiencia con nosotros”, matiza. En total, suelen juntarse unos treinta amigos que recorren en varios coches los casi 42 kilómetros que separan los cuatro municipios.

El joven asegura que “los primeros traslados se hacen con más rapidez porque el tiempo entre los encierros es menor”. Por ejemplo, a Milagro llegan a la llamada "segunda pasada", sobre las 9.30 horas, que consiste en la vuelta de los astados. 

Con el de Andosilla se pone punto y final a una mañana de toros que culmina con un “almuerzo bien merecido” y, por supuesto, el alivio de los que esperan en casa aunque, como Carrascón dice, “ya están curados en salud”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cuatro encierros en el mismo día: la pasión de una cuadrilla de Navarra por las carreras ante las astas