REVISTA

Un guionista navarro será uno de los protagonistas del Festival Internacional de Sitges

El largometraje titulado "La sombra de la ley" está dirigido por Dani de la Torre y cuenta con rostros conocidos como Luis Tosar o Michelle Jenner.

Patxi Amezcua durante una sesión del máster en guión audiovisual UNAV
Patxi Amezcua durante una sesión del máster en guión audiovisual UNAV  

El largometraje "La sombra de la ley", dirigido por Dani de la Torre, indaga en el ambiente político y social de los años veinte en Barcelona, una época en la que "realmente la revolución era posible" y concurrían "las circunstancias para que pudiera haber un estallido social".

Así lo asevera el navarro Patxi Amezcua, guionista de este filme, que se presenta el  próximo 5 de octubre en la sección Orbita del 51 Festival Internacional de Sitges y que llega a las salas el día 11, una película que sigue la historia del policía Aníbal Uriarte, quien es enviado a Barcelona para colaborar en la detención de los culpables del robo a un tren militar.

Luis Tosar es el encargado de dar vida a Uriarte, un hombre con perfil de tipo duro y oscuro, mientras que Michelle Jenner interpreta a Sara, una mujer joven de 18 años, a quien el policía conoce en Barcelona.

Sara, cuyo padre es sindicalista, ha vivido en su casa una educación anarquista que predica que todos somos iguales y tenemos los mismos derechos y las mismas obligaciones, precisa Amezcua.

"Ella tiene un espíritu revolucionario y representa a esas mujeres jóvenes que empiezan a reclamar sus derechos y la igualdad", subraya Amezcua, para añadir que Jenner encajaba en el papel por tener "esa mezcla de chica dulce, pero al mismo tiempo con energía y guerrera".

El también director de películas como "25 kilates" o "Séptimo" precisa que todo se inició con la lectura de un libro sobre la biografía del anarquista Buenaventura Durruti, una obra que cayó en sus manos y que le pareció "un relato fascinante de aquellos años, de la vida de este personaje y de toda una época".

"Lo que se relataba en ese libro me parecía muy cinematográfico", asevera, para añadir que se trataron de unos años "muy convulsos y muy violentos" y que, para él, esa situación política y social supuso "un descubrimiento".

Como ejemplo de ello, precisa que un dato que le pareció "alucinante y brutal" de la documentación recogida fue que en 1919 ingresaron en el Hospital Clínico de Barcelona en un fin de semana treinta cadáveres.

Asimismo, indica que esa época era sinónimo de "años de revolución en todos los aspectos", ya que, "realmente la revolución era posible".

"Se daban las circunstancias para que pudiera haber un estallido social que diera lugar a una revolución, como buscaban los anarquistas, cambiar el sistema", recalca.

El cineasta señala que los obreros "toman conciencia" de que quieren cambiar las cosas y, al mismo tiempo, eso se traslada a las mujeres, que empiezan a "tener la iniciativa y compartir con el resto de la sociedad ese deseo de cambio".

Amezcua explica que las personas que estaban involucradas en el sindicalismo sabían que "en cualquier momento, si te metías en líos, podías acabar con un tiro o detenido por la policía". Recuerda que en esos años existía la denominada 'ley de fugas', por la que la policía podía ejecutar de forma extrajudicial al detenido alegando su posible fuga.

Asimismo, detalla que en los anarquistas y en los empresarios existían diferentes facciones que divergían en las formas de actuar y que, por ello, "no todo era blanco y negro" y que el filme pretende "no caer en el maniqueísmo ni en los estereotipos".

El guionista afirma que "La sombra de la ley" presenta una trama "compleja" y "entretenida" y no duda en calificarla como un largometraje "grande", de esos que "se gozan en un cine".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un guionista navarro será uno de los protagonistas del Festival Internacional de Sitges