• miércoles, 28 de septiembre de 2022
  • Actualizado 20:25
 
 

FINANCIACIÓN

Descubre cómo abrir tu propio café con un minicrédito

Montar un negocio es uno de los grandes sueños más comunes de las personas, y un café suele ser uno de los más comunes debido al gran negocio que representa.

La mayoría de los jóvenes navarros apuestan por emprender y ser su propio jefe. ARCHIVO
La mayoría de los jóvenes navarros apuestan por emprender y ser su propio jefe. ARCHIVO

Si lo que no te ha permitido cumplir esta meta es el presupuesto, hay portales en la internet donde puedes pedir minicreditos que te ayuden a costear y por fin abrirlo. Por eso, hoy te diremos, paso a paso, cómo crear tu propio café.

1. Estudia el negocio del café

Se necesita tiempo y dinero para abrir una cafetería, en especial, es importante tomarse el tiempo para comprender lo que se necesita al administrar un café.

Eso significa hacer un estudio y descubrir qué funciona y qué no. Eso también significa visitar muchos cafés para tener una idea de cómo quieres que se vea tu negocio. Piensa en lo que te llevas de otras empresas y lo que te hace diferente.

2. Define tu visión

Sin duda tienes grandes planes y ya tienes una imagen de una cafetería en funcionamiento en tu mente. Entonces, escribe lo que quieres lograr en el café y la atmósfera que quieres crear, como un café con temática francesa o uno inspirado en alguna película.

Comience recopilando fotos, menús e ideas de diseño para obtener inspiración sobre cómo debería ser su cafetería, qué tipo de comida debería servir y cómo quiere que se sientan sus clientes cuando entren por la puerta. Una vez definido, puedes ser coherente a la hora de elegir nombres, decidir establecimientos, planificar comidas, elegir cafés, elegir tazas y definir cómo interactúas con tus clientes. Recuerda que no puedes complacer a todos, así que puede ser un café para jóvenes, un café con temática LGBT, o un café enfocado en personas mayores.

El secreto del éxito es comprender realmente para quién está diseñando este negocio.

3. Crea un plan de negocios detallado

El beneficio real de crear un plan de negocios no es el final, sino el proceso. Escribir un plan de negocios te ayudará a comprender realmente su mercado local y obtener una buena visión de los números que necesita para que su negocio sea exitoso. Un plan de negocios lo guía a través de las etapas de desarrollo y administración de una cafetería, por lo que también sirve como hoja de ruta para construir, administrar y hacer crecer su nuevo negocio.

Su plan de negocios debe incluir un resumen ejecutivo, presupuestos, un plan de trabajo en equipo, proyecciones financieras, ubicaciones de cafeterías y más.

4. Selecciona la ubicación

La ubicación es fundamental para el éxito general de tu negocio de cafetería. Dedica algo de tiempo a las áreas que estás considerando antes de tomar una decisión. Tenga en cuenta la cantidad de personas que caminan y los espacios de estacionamiento.

¿El lugar se ve lo suficientemente atractivo? ¿Hay suficiente tráfico para mantener el café entretenido? ¿Qué quiere la comunidad? ¿Estás cerca de muchos otros cafés que serían una gran competencia como Starbucks? Entre otras preguntas necesarias a la hora de crear un local.

Comprender los detalles de un contrato de arrendamiento minorista, también es importante. Los términos de este documento afectan la rentabilidad del negocio y el valor de reventa. Antes de firmar nada, es aconsejable consultar a un abogado que se especialice en arrendamientos minoristas.

5. Encuentra los mejores proveedores

Encontrar un proveedor bueno y confiable es un factor clave en el éxito de tu negocio. Según el tipo de cafetería, las fuentes principales suelen ser café, leche, pan, productos frescos y comestibles como galletas y pasteles.

También necesitarás tazas (de papel y porcelana), servilletas, agitadores de café, teteras, jarabes, etc. La lista continua, por lo que sugerimos empezar por hacer una lista lo más detallada posible de todos los materiales que necesitas. La lista puede parecer abrumadora, pero llegar a lo básico (desde tus postres hasta los servilleteros) te ayudará a llegar hasta el final. A partir de ahí, puedes comenzar a buscar proveedores hasta encontrar al favorito, que se ajuste a su filosofía empresarial.

Por supuesto, para este tipo de cosas necesitas cierto capital de inversión, ya sea dinero que has estado guardando o el que obtuviste con un minicrédito online.

6. Publicidad y promoción del café

Finalmente, una vez lanzado tu café, necesitarás de una fuerte publicidad para que el mismo sobreviva. Puedes comentarles a tus amigos de que estás comenzando este negocio y que corran la voz, pero una estrategia de marketing más fuerte será necesaria.

Puedes crear redes sociales para tu café, como Instagram o Facebook y crear contenido interesante para posibles consumidores y así atraerlos.

Empezar un negocio siempre es algo complicado, pero si tienes una buena idea en mente y solicitas un minicrédito para que te ayude con el presupuesto, lo demás es más sencillo y se aprende con la experiencia.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Descubre cómo abrir tu propio café con un minicrédito