PREMIUM  REVISTA

Denuncian ante el Defensor del Pueblo las obras ilegales de Montejurra para dos pozos en Mendaza

La Asociación Salvemos el Ega-Ega Bizirik y la Fundación Sustrai Erakuntza aseguran que extraen agua sin permisos ni concesiones.

Cartel de Salvemos el Ega a la entrada de la sede del Defensor del pueblo de Navarra.
Cartel de Salvemos el Ega a la entrada de la sede del Defensor del pueblo de Navarra.  

La Asociación Salvemos el Ega-Ega Bizirik junto a la Fundación Sustrai Erakuntza ha registrado una denuncia en el Defensor del Pueblo por las obras "ileales" para la construcción de dos pozos de extracción de agua en Mendaza. Según la denuncia estos pocos extraerán agua del acuífero de Lóquiz "sin permisos ni concesiones".

Tras subrayar que la zona de Valdega y el río Ega con a la fauna y la flora "conforman un ecosistema único", la denuncia indica que el PSIS "Proyecto de abastecimiento de agua a Viana y a la Ribera de la Mancomunidad de Montejurra" hará que la extracción de agua pase de 3 Hm3 al año en Mendaza a 10 y así en el conjunto del acuífero la Mancomunidad llegará a extraer 14,5 hm3 anuales, el doble del volumen actual.

"Esta disminución de la disponibilidad de agua resulta incompatible con las concesiones ya existentes destinadas en su mayoría para la agricultura en regadío, lo que pone en riesgo el modo de vida tradicional del Valle y pueblos ribereños río abajo", sostienen los denunciantes.

Y añade que se debe tener en cuenta que solamente en la zona directamente afectada por las extracciones, entre Acedo y Estella existen 750 hectáreas de regadío (520 Ha en Valdega, 125 Ha en Igúzkiza, y 105 Ha de particulares) y hacia abajo están los regadíos tradicionales con agua del Ega, afectados por la disminución de caudal del río, en Estella, Andosilla, Lerín, Carcar, San Adrián, Azagra, entre otros.

Por eso sostiene que "el mantenimiento de estos usos tradicionales e importantes para la economía de la zona se ve gravemente afectados por la disminución de los caudales del río y la disponibilidad de agua en el acuífero", punto en el que destacan que en los últimos años el caudal del río es tan bajo que se deben parar las bombas en el Regadío de Valdega cuando alcanzan los 230 litros/segundo, cuando la concesión es de 323.

Por ello, precisan, "entendemos que el aumento de las extracciones de agua del acuífero de Lóquiz, tal y como se presentan, ponen en serio peligro los modos de vida asociados tradicionalmente a los ecosistemas de Valdega y río abajo. El establecimiento de una concesión de carácter prioritario, como vendría a ser el abastecimiento a la población con agua de boca, deja en segundo plano, como aspecto secundario, el mantenimiento del regadío".

Una situación que a su juicio resulta contraria "a los derechos de todas las personas que habitan en el valle", en especial cuando "hay otras alternativas que no se han tenido en cuenta", y también "al derecho del medio natural a ser preservado para las generaciones venideras".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Denuncian ante el Defensor del Pueblo las obras ilegales de Montejurra para dos pozos en Mendaza