ENOLOGÍA

La Denominación de Origen Navarra prevé una añada 'excepcionalmente buena' y de gran calidad

La recogida se centra en zonas del sur de Navarra como la Ribera Alta, Valdizarbe, Tierra Estella y Baja Montaña.

Racimos de uva listos para ser vendimiados en uno de los muchos campos de Navarra. ARCHIVO
Racimos de uva listos para ser vendimiados en uno de los muchos campos de Navarra. ARCHIVO  

La Denominación de Origen Navarra ha comenzado ya a vendimiar y lo ha hecho en las localidades ubicadas al sur de la comunidad, en la zona de la Ribera Baja, según han informado en nota de prensa.

Como es tradición, marcan el inicio y lo hacen con la recogida de las variedades Moscatel de Grano Menudo y Chardonnay. Así, durante los próximos días, se irán sumando el resto de zonas: Ribera Alta, Valdizarbe, Tierra Estella y Baja Montaña.

Lo harán también las distintas variedades de uva, blancas (Viura, Sauvignon Blanc, Garnacha Blanca y Malvasía) y tintas (Garnacha, Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Pinot Noir, Graciano y Mazuelo), hasta completar el mapa vitivinícola de la denominación navarra.

Las previsiones que estima la sección de Viticultura y Enología del Servicio de Explotaciones Agrarias y Fomento Agroalimentario del Gobierno de Navarra, auguran una cosecha de alrededor de 65 millones de kilos de uva. Esta cifra supone un descenso respecto a la campaña anterior que fue especialmente abundante de cerca del 20%.

La menor cosecha y el ligero retraso de la campaña son consecuencia de las características del año climático. Así, la brotación de la viña se produjo con cierto retardo porque los primeros estados fenológicos de la vid estaban demorados, informan.

De la misma forma, explican que los primeros atisbos de la primavera fueron "excepcionalmente fríos" y provocaron que el ciclo de maduración de las uvas se haya retrasado.

También han tenido en ello que ver las altas temperaturas y olas de calor que han azotado la comunidad, pues han hecho recuperar el retraso que sufrían y han acelerado el proceso, aunque la producción se haya visto reducida.

En concreto, el primer periodo excesivamente caluroso coincidió con la floración y afectó al cuajado (número de granos de uva en los racimos) del tipo Garnacha. Las lluvias han sido escasas salvo en casos puntuales de núcleos de importantes tormentas.

Además, han favorecido que prácticamente no se haya generado ninguna afección en la uva, que presenta "un estado sanitario excepcional".

Desde la denominación han asegurado que afrontan la vendimia con "grandes expectativas", porque las viñas se encuentran en muy buen estado de salud y cuentan con grandes cuidados.

Finalmente, concluyen en que la añada de este año será de una "calidad excelente" gracias a una cosecha moderada en kilos. Esperan unos vinos blancos, rosados y tintos de gran calidad, ha declarado el presidente del Consejo Regulador de la D.O. Navarra, David Palacios.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Denominación de Origen Navarra prevé una añada 'excepcionalmente buena' y de gran calidad