REVISTA

De la basura a un museo: Daniel Canogar rescata 2.400 DVDs para representar la memoria del público

El artista reconoce que su obra artística que presenta en Navarra evoca un "cúmulo de información que se instala en la red".

La instalación dedicada al cine de Daniel Canogar en un museo de Navarra. CEDIDA
La instalación dedicada al cine de Daniel Canogar en un museo de Navarra. CEDIDA  

Más de 2.400 DVD que contienen películas presentadas en Hollywood y en otros festivales de cine de todo el mundo conforman una obra artística de 18 metros de base y 3 de altura que el artista Daniel Canogar ha instalado en un museo navarro.

Sobre la superficie brillante que genera la instalación, se proyectará el contenido de los propios discos, que se convierten así en una pantalla que recibe la información que almacenan. Al recibir las imágenes, se crea un área de colores y formas en movimiento que se expanden por la sala en forma de reflejos.

Esta experiencia sensorial que se completa con una composición sonora, realizada por Alexander MacSween en colaboración con el artista, basada en fragmentos de la banda de las propias películas. Se trata de una producción que cuenta con la colaboración de la Fundación Aquae.

Esta producción, que lleva por título 'Sikka Ingentium', no pretende componer un relato lineal ni una narración comprensiva, sino que se presenta como una metáfora de la memoria colectiva del público contemporáneo, una suma de escenas que se asocian entre sí por criterios diversos, desconocidos, quizá fruto del impacto que a cada uno generaron las imágenes o los temas abordados. La obra representa el bagaje que queda en la mente del espectador.

El artista se basa en la colección de fotografía histórica que alberga el museo en el que expone para ahondar en los diversos soportes de la fotografía, desde su invención hasta la actualidad, la convivencia con el cine y otros medios, sus usos como archivo, las limitaciones con las que nos llegan los documentos del pasado y de cómo esos objetos hablan de nosotros mismos y de la relación que establecemos con las tecnologías que nos rodean.

Según ha explicado Daniel Canogar en la presentación de esta instalación, "la forma que el conjunto adquiere evoca al cúmulo de información que se instala en la red, en internet, en las redes sociales".

Las carátulas de los discos son también parte de la exposición. Pueden verse en el corredor expositivo que precede el acceso a la sala, de modo que los visitantes podrán conocer con qué películas se ha compuesto la obra, "elegidas no por lo que contienen, sino porque estaban siendo consideradas ya casi como una basura, un DVD a desechar". "Me gusta recuperar algo a punto de extinguir y darle una nueva vida, un uso contemporáneo", ha explicado.

.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
De la basura a un museo: Daniel Canogar rescata 2.400 DVDs para representar la memoria del público