• miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 09:48
 
 

REVISTA

Los secretos detrás del escenario del Cirque du Soleil: nos colamos en el Navarra Arena

Desde este miércoles, el Navarra Arena acoge durante cinco días el espectáculo Crystal del Circo del Sol con 44 artistas diferentes. 

Entrenamiento del espectáculo 'Crystal', de Cirque du Soleil. PABLO LASAOSA
Entrenamiento del espectáculo 'Crystal', de Cirque du Soleil. PABLO LASAOSA

El Navarra Arena se ha convertido estos días en un cubo de hielo por la llegada del Cirque du Soleil con un espectáculo llamado CRYSTAL en el que se juntan acróbatas, patinadores y gimnastas que ofrecerán una actuación única.

Desde este martes y hasta el 8 de enero, habrá en total ocho sesiones en las que el público podrá disfrutar de la magia del patinaje sobre hielo mezclado con las alucinantes piruetas y acrobacias. 

Para que este espectáculo sea posible han sido necesarias más de 200 personas para la transformación del Navarra Arena a una pista de hielo. Este miércoles, Navarra.com ha podido acceder al interior del pabellón a falta de escasas horas de la primera sesión. La tensión y el nerviosismo han estado presentes todo el rato. 

Para este espectáculo han viajado 98 personas, de las cuales 44 son los artistas del tour. El elenco está compuesto por personas de más de 25 países, por lo que el inglés es el idioma principal entre los artistas, productores y técnicos. 

En la pista principal, diferentes patinadores se encontraban calentando y probando el hielo, que cada semana es diferente y necesitan adaptarse. De los patinadores, algunos son ex deportistas olímpicos que decidieron pasarse al mundo artístico

Mientras ellos practican, los técnicos van de un lado a otro probando los más de 20 proyectores que han colocado en el techo del Navarra Arena en una plataforma de grandes dimensiones. 

La parte más difícil del espectáculo se encuentra en la logística porque han necesitado más de un día para montar los elementos de sonido y luz además de 15 horas para construir la plataforma especial que se encuentra en el techo. En concreto, llegaron a Pamplona 21 camiones con 421 cajas diferentes. 

CRYSTAL viaja por 11 países diferentes y Pamplona es la ciudad número 122. Aunque cada semana sea repetir el mismo número, asegurarse que todo está perfecto es necesario. "El primer día es el peor de todos, hay que asegurarse pieza por pieza que todo está bien. Si tengo algún problema con algún patinador por lesión o me falta algo, me gusta hacer ver al público que todo está perfecto", explica Robert Tannion, el director artístico de CRYSTAL.

Detrás del escenario es donde solucionan todos los problemas. Por los pasillos del Navarra Arena también se pueden ver cajas, cientos de salas y personas de un lado a otro haciendo su función correspondiente. Por ejemplo, en el momento de la visita, un técnico se encontraba poniendo a punto los patines y zapatos de los artistas. En una pared, 80 pares de diferentes zapatos especiales. 

Curiosamente, no todos los artistas son patinadores y los que durante el espectáculo no patinan, llevan unos zapatos especiales con tacos para poder hacer piruetas en el hielo y evitar el resbalón

Unos metros más al fondo está la parte de vestuario, donde hay más de 600 piezas que utiliza el elenco. En un lado se encuentran las pelucas, donde hay una persona encargada de peinar las más de 40 pelucas a la perfección. En otro lado, se encuentran las máquinas de coser que en todo momento están reparando imperfecciones. 

Los trajes que utilizan algunos artistas están hechos de forma especial para que puedan cambiarse lo más rápido posible ya que muchas veces no tienen más de 15 segundos. Todos los trajes están fabricados en Canadá e incluso entre ciudades mandan nuevos

Algunos de los trajes llevan un sistema automático que permite que las luces que están en el techo sigan a los patinadores porque por la velocidad que llevan, es complicado que una persona pueda realizarlo manualmente

Al estar cada semana viajando a lugares diferentes, tienen sus propias lavadoras que transportan en los camiones, ya que así pueden meter lo que necesiten y lavarlo en el propio pabellón. 

Detrás de la pista de hielo, donde el frontón del Navarra Arena, hay un caos organizado. En un lado, se encuentra la zona donde los artistas descansan, calientan en un pequeño gimnasio o simplemente se sientan a conversar. 

En otro lado está la zona instrumental. En total hay tres músicos encargados de tocar 8 instrumentos diferentes y, aunque haya canciones que son conocidas y no se tocan en vivo, el director musical tiene un papel complicado

Un elemento también muy importante con el que viajan es la máquina alisadora del hielo que trata de dejar la superficie lo más lisa posible. Aunque no siempre está a gusto de todos ya que los patinadores prefieren que esté más suave el hielo mientras que los que han sido jugadores de hockey prefieren que esté más duro

Una vez se realice la primera sesión de las ocho que ofrecen, aseguran que los nervios se irán calmando y la gente podrá ver un espectáculo que no dejará indiferente a nadie por el gran trabajo que hay detrás de tantas personas. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los secretos detrás del escenario del Cirque du Soleil: nos colamos en el Navarra Arena