PREMIUM  REVISTA

Cine desde las alturas: la Luna como protagonista en las jornadas al aire libre del Baluarte

Desde 2014 el Baluarte acoge la proyección de películas al aire libre en lo alto del edificio.

Varias personas viendo una película al aire libre. ARCHIVO
Varias personas viendo una película al aire libre. ARCHIVO  

La terraza de Baluarte acoge este martes, 23 de julio, a las 22.15 horas la segunda cita del ciclo RoofTop Cinema 2019, dedicado esta edición a la Luna con motivo del 50 aniversario de la llegada del ser humano a la superficie lunar.

En concreto, se proyectará el filme 'La luna en directo' (The Dish, 2000), en el que en clave de comedia se narra la noche en que Neil Armstrong pisaba la luna.

La película dirigida por Rob Sitch y protagonizada por el actor Sam Neill está ambientada en el lugar que primero recibió la noticia de aquel acontecimiento, el observatorio Parkes de Australia.

Esta iniciativa de Baluarte y la Filmoteca Navarra para ver cine al aire libre en lo alto del edificio, que se estrenó en Pamplona el verano de 2014 siguiendo la estela de una lista de ciudades como Melbourne, Nueva York, Londres, Perth o Tallin (Estonia), traerá como tercera propuesta del ciclo la película 'Moon' (2009) el jueves 25 de julio.

Las entradas para cada proyección, en versión original con subtítulos, cuestan 6€ y se pueden adquirir en las taquillas de Baluarte, en www.baluarte.com y en el 902 15 00 25.

Se ofrecerá servicio de bar en la terraza, situada en la tercera planta del edificio aunque no se permitirá el consumo de productos del exterior, informan desde el Baluarte.

En caso de que la climatología sea adversa, el visionado de las películas se realizará en el interior del edificio. Aunque hay servicio gratuito de préstamo de mantas, se recomienda acudir con ropa de abrigo.

'LA LUNA EN DIRECTO'

'La Luna en directo' cuenta la historia de un gigantesco telescopio australiano de mil toneladas y del tamaño de un campo de fútbol, la mayor antena parabólica del hemisferio sur.

El aparato en cuestión iba a utilizarse para la retransmisión del histórico primer aterrizaje del hombre en la Luna: en realidad debía ser el soporte del receptor principal que la NASA tenía en Goldstone (California) pero, ante un accidente que lo dejó fuera de combate, el telescopio australiano se convirtió en la única esperanza para que el mundo pudiera ver por televisión los primeros pasos humanos en el satélite.

El guion se centra en la vida cotidiana, rutinas, celos, amores, errores, angustias, heroicidades, de los tres científicos australianos y el astrofísico norteamericano que dirigieron en julio de 1969 ese inmenso telescopio y, de paso, retrata las ilusiones que generó tal evento en ese pequeño pueblo ganadero, al que dignaron con su presencia el primer ministro australiano y el embajador de Estados Unidos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cine desde las alturas: la Luna como protagonista en las jornadas al aire libre del Baluarte