• martes, 26 de octubre de 2021
  • Actualizado 14:31

 

 
 

REVISTA

Chivite se pasea por la alfombra roja de San Sebastián para el estreno de 'Maixabel'

La presidenta acudió junto a su marido y coincidió con los ministros Iceta y Marlaska.

SAN SEBASTIÁN, 18/09/2021.- El ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska (d), el de Cultura Miquel Iceta (2i), acompañados por la líder del PSE Idoia Mendia (i), y la presidenta del Gobierno de Navarra María Chivite (2d), a su llegada hoy sábado a la 69 Edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. EFE/Juan Herrero.
El ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska (d), el de Cultura Miquel Iceta (2i), acompañados por la líder del PSE Idoia Mendia (i), y la presidenta del Gobierno de Navarra María Chivite (2d), a su llegada hoy sábado a la 69 Edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. EFE/Juan Herrero.

La presidenta de Navarra, María Chivite, se ha paseado por la alfombra roja del Festival de San Sebastián, a donde acudió este sábado por la noche para asistir al estreno de 'Maixabel', la película de Icíar Bollaín que ha despertado un gran interés de público y crítica. 

Chivite ha acudido a la cita acompañada de su marido, Miguel Mangado, y ha posado en el photocall también junto al ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska, el de Cultura Miquel Iceta, y líder del PSE Idoia Mendia.

San Sebastián acoge estos días la 69ª edición del festival de cine español más conocido. Aunque este 2021 también está marcado por el coronavirus, razón por la que el aforo de las salas es limitado y no hay presencia de público en las alfombras rojas de invitados. Esta edición cuenta con 33 filmes y 28 proyecciones más respecto del 2020, cuando estalló la pandemia.

Icíar Bollaín ha presentado "Maixabel", su largometraje número once, en el que se atreve a profundizar en los encuentros restaurativos, una realidad poco conocida fuera del País Vasco, de la que Maixabel Lasa es ejemplo y referente de una nueva actitud para la convivencia.

La película se ha presentado hoy a concurso en la Sección Oficial del Festival de San Sebastián, donde compite por cuarta vez para ganar la Concha de Oro.

Sin ser un "biopic", la cinta es muy rigurosa con los hechos; Isa Campo (habitual colaboradora de Isaki Lacuesta) ha llevado la mayor parte del peso del guion y los diálogos, ha explicado Bollaín a Efe, aunque las dos hicieron entrevistas: "Con Maixabel Lasa, con su hija María, con víctimas, con mediadores, con amigos que fueron a los encuentros, con otros que no..."

"Hemos intentado hacer el puzzle desde muchos lugares", también con lecturas, artículos de prensa, documentales y vídeos reales que ilustran y apoyan la cinta, protagonizada por Blanca Portillo, como Maixabel, y Luis Tosar, en el papel del etarra Ibon Etxezarreta.

La viuda de Juan Mari Jáuregui, asesinado por ETA en el año 2000, es protagonista, pero también lo son los etarras arrepentidos que, en 2011, quisieron pedir perdón a sus víctimas en los encuentros restaurativos que se llevaron a cabo en Nanclares de Oca.

"Esos encuentros que se muestran en 'Maixabel' ayudan a ver toda esa parte de Eta que desconocemos, así como a la disidencia de ETA, que conocemos aún menos, porque obviamente -dice Bollaín-, la izquierda abertzale no lo divulga, ni la gente cercana a ETA, tampoco, y ellos, sinceramente, no tienen mucha voz".


En su opinión, la cinta "no solo toca el perdón, sino la posibilidad de redención, de arrepentimiento, pero también de comunicación, de entendimiento. Y es universal. Se refiere, por supuesto, a ETA y a sus víctimas, pero la justicia restaurativa se aplica en casos de violencia extrema, también en delitos comunes".

"Y hay una búsqueda de la verdad por parte de Maixabel, ella quiere saber por qué, si conocían a Juan Mari, por qué él y no otro, y esa búsqueda -señala- también me parece potente, es un motor, su motor".

La directora de "También la lluvia", con la que ganó tres Goyas, va un poco más allá: "Entiendo que hay ahora como una eclosión de películas sobre el tema vasco, pero es que teníamos que hacerlas, y tenemos que hacer más".

"Han sido cinco décadas de espanto y hay muchísimo que contar; es cierto que ayuda ese poquito de distancia y que hace diez años que ETA no mata. Pero el mundo de ellos no está sabido, en realidad -reflexiona- el de las victimas, tampoco".

Considera que la primera en tocar ese mundo fue "Patria", pero en ella "las víctimas son muy diferentes (a 'Maixabel'); el aislamiento de la víctima en 'Patria' me sobrecoge, esa soledad, esa amargura...Pero Maixabel estaba arropada, tenía al partido y un grupo de amigos muy potentes".

Además, "en 'Patria' no se ve a esa sociedad civil que plantó cara a ETA. Maixabel forma parte de ese grupo, y lo hizo a través de Gesto por la Paz y de la Oficina de las Víctimas del Terrorismo del Gobierno Vasco. Maixabel es referente, pero hay muchos más".

La cinta lleva "cargas de profundidad", reconoce la directora de "Te doy mis ojos" (2003), y "La boda de Rosa" (2020) que no oculta "los muchos nervios y las muchas expectativas" que tienen con la película. De momento, señala con un brillo en los ojos, "los pases que hemos hecho están saliendo muy bien, y generando mucha conversación en todos los ámbitos".

"Yo creo que va a remover, porque es un espejo. La película cuenta cosas que pasaron, y esto es imbatible. Además -apunta- hay gente que aún no ha hecho esta viaje y cuando ve a estos hombres hacerlo, de verdad, remueve".

"Maixabel -resume Bollaín- me parece una luz en la violencia de ETA, que es un pozo negro; es una mujer inusual y lo era antes, porque lo ella hace y dice lo mismo que hacía y decía ya cuando ETA mataba".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite se pasea por la alfombra roja de San Sebastián para el estreno de 'Maixabel'