• miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 01:28

 

 
 

GASTRONOMÍA

Ruscalleda, la única mujer del mundo con siete estrellas Michelín, participa en 'Navarra GastroSummit'

España está desde hace años en la vanguardia gastronómica en primer lugar porque "es un crisol cultural diverso, muy variado, que de norte a sur cambia notablemente el trabajo".

La cocinera catalana Carme Ruscalleda, la única mujer del mundo que ha logrado siete estrellas de la Guía Michelín, durante la entrevista concedida a Efe este miércoles en Pamplona donde participa como una de las ponentes de las jornadas 'Navarra GastroSummit'. EFE/ Villar López
La cocinera catalana Carme Ruscalleda, la única mujer del mundo que ha logrado siete estrellas de la Guía Michelín, durante la entrevista concedida a Efe este miércoles en Pamplona donde participa como una de las ponentes de las jornadas 'Navarra GastroSummit'. EFE/ Villar López

La cocinera catalana Carme Ruscalleda, la única mujer del mundo que ha logrado siete estrellas de la Guía Michelín, ha asegurado que "las mejores páginas" de la gastronomía española "van a escribirse en el futuro", porque los restauradores solo acaban de empezar con sus propuestas innovadoras.

Ruscalleda, una de las ponentes de las jornadas "Navarra GastroSummit" que se celebran en Pamplona, ha explicado a Efe que España está desde hace años en la vanguardia gastronómica en primer lugar porque "es un crisol cultural diverso, muy variado, que de norte a sur cambia notablemente el trabajo con productos que a veces son lo mismo, pero que la cultura ha expresado de otra forma".

"La cocina es ingenio de los que habitan el lugar, el ingenio de utilizar lo que tienen para aliñar, para divertirse comiendo, para no aburrirse comiendo, y eso se traduce en ese crisol cultural", ha afirmado.

Además, ha agregado, "sin que nadie lo haya organizado", los cocineros españoles se han "puesto las pilas" creando espacios confortables, equipando sus cocinas con la mejor tecnología, contando con un personal bien formado, y ahora esta tendencia "es un no parar".

"Las mejores páginas van a escribirse en el futuro y mira si se han escrito páginas interesantes. Acabamos de empezar, yo estoy convencida", ha subrayado Ruscalleda, que ha obtenido tres estrellas Michelín por su restaurante Sant Pau en San Pol de Mar (Barcelona), ahora Cuina Studi, dos por Moments, en el hotel Mandarín Oriental de Barcelona, y dos más por el restaurante Sant Pau en Tokio.

CONSECUENCIAS DE LA PANDEMIA

Ruscalleda ha señalado que la pandemia le pilló más "ordenada" profesionalmente tras el cierre en 2018 del Sant Pau de Barcelona después de treinta años de actividad, pero también ha sufrido sus consecuencias, porque "el covid ha torturado al mundo entero y aún continúa". La sociedad, ha asegurado, "piensa que los restaurantes están llenos", pero, si siguen abiertos, es por la "pasión" de sus propietarios por mantenerlos.

La cocinera ha declarado en ese sentido que, a consecuencia de la pandemia, "el mundo ha cambiado, yo estoy convencida de que estamos inaugurando una nueva época, una nueva forma de vivir, donde le damos más valor a todo, al tiempo libre, a la familia, a la alimentación, a las salidas, y evidentemente las profesiones se reinventan para vivir de una forma más sostenible".

En estas jornadas, Ruscalleda ha defendido el "entorno" de un restaurante como ese espacio que le nutre de "unas originalidades, unas características, unas diferencias que te hacen interesante".

"Si en cambio solo te mueves por tendencias que están en el mundo, eres uno más. Esa ancladura, vivida con pasión, con creatividad y con libertad, no se acaba, no se acaban los imputs de inspiración", ha resaltado.

La cocinera catalana, que ha destacado que los "superalimentos" son en realidad productos como el pan, el aceite o los vegetales, ha recordado que la FAO ha declarado este año como el de las frutas y verduras para fomentar su consumo en fresco. "Pongámonos las gafas de ese frescor que nos da evidentemente salud", ha dicho.

También ha hecho hincapié en la necesidad de no olvidar el producto de temporada: "Habitamos en una de las zonas más longevas del mundo, algo relacionado científicamente con la alimentación, y por eso es importante no dar la espalda a la tradición".

La temporada, ha señalado, de una forma natural suministra productos que "nos ayudan a aguantar el frío que vendrá y, cuando es primavera o verano, esos productos, que son diferentes, nos refrescan del calor, por lo tanto estemos atentos".

"Los nutricionistas modernos nos avisan de que en nuestro cuerpo hay un 'chip' de memoria que hace que nos siente bien lo que nuestros bisabuelos tomaron. Nuestros bisabuelos no tenían como nosotros la capacidad de consumir algo lejano, tomaban kilómetro cero, no porque fuera tendencia y moda, sino porque tocaba, porque es lo que tenían. No olvidemos esto", ha concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ruscalleda, la única mujer del mundo con siete estrellas Michelín, participa en 'Navarra GastroSummit'