REVISTA

Las Bodegas Sarría cambian de imagen de la mano del ilustrador Nicolás Aznárez

Las gamas de vino tradicional y 'Viñedo' tendrán nuevas etiquetas con un estilo retro, geométrico y colorista.

 

Nuevas etiquetas de la gama tradicional de las Bodegas Sarría.
Nuevas etiquetas de la gama tradicional de las Bodegas Sarría.

Bodega de Sarría renueva la imagen de sus vinos, en concreto de las gamas tradicional y 'Viñedo'. Según han comunicado en una nota de prensa, han cambiado las etiquetas de las botellas para evocar "los aromas y sensaciones que se esconden tras la botella; y en otros se refleja el entorno natural en el que se elaboran".

El ilustrador y diseñador Nicolás Aznárez ha desarrollado este cambio de imagen. “En la gama tradicional se hace uso de unas ilustraciones botánicas con un aire retro, mientras que en la gama 'Viñedo' hemos trabajado con una ilustración más geométrica, colorista y característica”, explica el autor.

De este modo, los vinos más aromáticos y frutales, como el Chardonnay, Rosado, Crianza y Moscatel, tiene una etiqueta más colorista y natural con colores brillantes,aromas a flores blancas y frutos del bosque. En cambio, el vino crianza tiene dibujando un árbol que emula el roble de las barricas.

Por otro lado, los vinos de la gama 'Viñedo', provenientes del viñedo Nº5 y del viñedo Sotés, están ilustrados con imágenes del paisaje del Señorío de Sarría. Las instalaciones se encuentran en Puente La Reina y tienen una extensión de 1.200 hectáreas.

El director general de la bodega, Fernando Zaratiegui, ha afirmado que se encuentran ante una "nueva etapa" por lo que querían "que la imagen con la que llegan nuestros vinos al consumidor también transmitiera ese nuevo estilo". Las etiquetas del vino Reserva Especial han mantenido su diseño, que las bodegas ya consideraban especial.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las Bodegas Sarría cambian de imagen de la mano del ilustrador Nicolás Aznárez