• jueves, 30 de junio de 2022
  • Actualizado 08:47
 
 

REVISTA

Begoña Pro vuelve a la historia de Navarra en su última novela: 'La bordadora de melodías'

El libro, ya a la venta, ficciona la vida de Gracia Sánchez de Cascante y relata los hechos históricos que llevaron a Luis I a coronarse en Navarra. 

Begoña Pro Uriarte presenta su undécima novela titulada “La bordaora de Melodías”. PABLO LASAOSA
Begoña Pro Uriarte presenta su undécima novela titulada “La bordaora de Melodías”. PABLO LASAOSA

En el siglo XIV, Navarra tenía registrados 15.000 fuegos. Así se denominaba a aquellos hogares que pagaban impuestos. Tomando de referencia ese dato, se puede calcular que la población del territorio foral en aquellos años oscilaba entre los 120.000 y los 150.000 habitantes. A modo de comparativa, hablamos de una cifra similar a la que registraba solo la ciudad de Pamplona en 1970, cuando tenía censados a algo más de 147.000 vecinos. 

La periodista y escritora navarra Begoña Pro Uriarte abrió una ventana a cómo era la vida en la Navarra del siglo XIV. Lo hizo en la librería Elkar de la calle Comedias, durante la presentación de su undécima novela, 'La bordadora de melodías'. Allí, explicó que el inició de siglo estuvo protagonizado por el arranque de la conocida como la Pequeña Edad Hielo: "Fue una época en la que hizo mucho frío. Eso afectó a las cosechas y, por tanto, generó mucha hambre", desgranó. 

En 1305, Luis I heredó la corona navarra tras el fallecimiento de su madre, Juana I. Precisamente, en ese momento histórico se enmarca la última novela de la escritora pamplonesa. Pro ha escogido como protagonista de la misma a Gracia Sánchez de Cascante, una mujer a la que conoció mientras investigaba para otros libros sobre los Almoravid y los Aibar. "Cómo está vinculada con ellos, el propio rastro me llevó hasta ella", cuenta cómo se produjo ese encuentro. 

¿Y qué le llamó la atención a Begoña Pro Uriarte sobre esta mujer perdida entre los libros de Historia de Navarra? "Me empecé a cuestionar sobre cómo pudo ser su vida", contesta la autora. Gracia Sánchez de Cascante se casó con Martín Ximénez de Aibar, un descendiente del asesino de su abuelo. El matrimonio fue concertado y unió a dos familias históricamente enfrentadas, los Almoravid y los Cascante.

Esa premisa, le dio juego a la novelista para hacer que la protagonista se revele frente a ese matrimonio impuesto. "Ella dice que no quiere casarse porque no se puede unir en matrimonio con alguien que lleva la misma sangre que el asesino de su abuelo", detalla. 'La bordadora de melodías' es una novela histórica basada en hechos reales. Sin embargo, ficciona la vida de su personaje principal a partir de las pesquisas de la autora. 

El marido de la protagonista, Martín Ximénez de Aimar es un personaje importante en la Navarra de inicios de siglo. Y él le abrió una puerta a la escritora para abordar un periodo de la Historia que considera "muy interesante". En concreto, Gracia Sánchez de Cascante es la esposa se uno de los navarros que se sublevaron para pedir que su rey pisara el suelo de Navarra. Precisamente, quienes encabezan la rebelión y reclaman la presencia en Pamplona del heredero, Luis I, son Martín Ximénez de Aibar y su abuelo Fortún Almoravid.

Así, la autora cuenta que, desde que se había muerto el rey Enrique I, en 1274, la población navarra "no había visto a sus monarcas en el reino". De esta forma, a la muerte de Juana I, envían una embajada a Francia, dirigida a su marido, el rey Felipe IV: "Le solicitan que envíe al heredero, Luis I, a Navarra para que lo puedan conocer'.

Por ese motivo, Luis I viaja a Navarra para ser coronado en estas tierras: "Esa es la historia real que cuento en este libro y se entremezcla con una suposición de cómo pudo ser la vida de Gracia Sánchez de Cascante", especifica la autora. 

De esta forma, las 569 páginas de esta novela recorren la vida de los personajes mencionados mientras sumergen al lector en una Navarra muy diferente a la actual. Pro Uriarte ha tardado un año en dar vida a esta historia, publicada por la editorial Txertoa. Y ya tiene la vista puesta en el que podría ser su siguiente libro. "No estoy pensando tanto en una continuación de 'La bordadora de melodías', sino más bien en seguir trazando hecho históricos que ocurrieron un poco después", esboza. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Begoña Pro vuelve a la historia de Navarra en su última novela: 'La bordadora de melodías'