CULTURA

El Navarra Arena se adapta y estrena su autocine: "Queremos que la gente desconecte y pase un buen rato"

El pabellón multiusos de Pamplona, junto a Cines Golem, se ha tranformado para convertirse en un autocine de 61 plazas y poder reabrir adaptados a las medidas de seguridad de la pandemia.

El Navarra Arena reabre sus puertas para una sesión de cine en el comienzo de la Fase 2. MIGUEL OSÉS
El Navarra Arena reabre sus puertas para una sesión de cine en el comienzo de la Fase 2. MIGUEL OSÉS  

Después de que hace más de dos meses bajase el telón, este lunes 'ha vuelto' el cine a Pamplona. Y es que el pabellón Navarra Arena ha acogido su primera sesión del autocine en colaboración con Cines Golem

Desde ahora, y todos los días, se podrá disfrutar de dos sesiones al día (17 y 20.30 horas) cuya cartelera se irá renovando entre películas clásicas y las que quedaron en cartelera con el comienzo del estado de alarma. 

Una iniciativa que, como dice Carlos San Julián -responsable de programación de Cines Golem-, supone "una opción de ocio ya que ahora mismo no hay muchas más allá de salir a pasear o tomarte algo en una terraza".

Del mismo modo, lo valora el director del Navarra Arena, Moncho Urdiáin: "Teníamos claro que había que readaptarse, durante este tiempo hemos analizado distintos tipos de propuestas y esta del autocine la teníamos en la cabeza prácticamente desde la primera semana porque veíamos que era una actividad que se podía llevar a cabo con seguridad sanitaria", destaca.

Una propuesta que ha recibido gran acogida por parte del público, ya que se han agotado las entradas para las sesiones de las 20.30 horas hasta el jueves. "Éramos optimistas y creíamos que la actividad iba a ser bien acogida y estamos agradecidos porque ha sido muy buena. Todas las sesiones se están llenando y los comentarios que nos transmiten es que ha gustado la iniciativa", comenta Urdiáin. Además, remarca que "ahora hay que hacer bien las cosas para no defraudar, queremos que la gente venga con ganas y pase un buen rato, que se distraiga, desconecte y pasemos de nuevo esos buenos momentos que ya hemos pasado en el Arena".

Igualmente, San Julián señala que desde Golem están "contentos" porque esto les demuestra que "la gente está con muchas ganas de salir de casa, de hacer cosas diferentes y pasar un buen rato". "Hay que tener en cuenta que el año pasado por nuestras salas de España pasaron 840.000 personas, tenemos que dar algún servicio y pensar en esa gente que le gusta ir al cine y darles la oportunidad de buscar su ocio preferido", valora.

PRIMERA SESIÓN Y MEDIDAS DE SEGURIDAD

Así pues, este lunes abrieron las puertas del autocine entre medidas de seguridad y poco a poco se fue llenando la pista del pabellón pamplonés de vehículos. Además, esta primera sesión contó con unos invitados muy especiales, ya que se trató de una sesión gratuita para sanitarios navarros.

Un gesto para agradecer su labor durante estos meses y la que siguen realizando. Algo que fue correspondido como explican Andrea Zilbeti y Begoña Sesma, madre e hija de Artajona y ambas sanitarias que acudieron a la cita. Así, Zilbeti, enfermera en el Complejo Hospitalario de Navarra, remarca que "teníamos mucha ilusión porque es algo novedoso y queremos disfrutar de la experiencia".

Mientras, su madre, auxiliar en Virgen del Camino, explica que tienen "muchas ganas de disfrutar", ya que han pasado "solas, separadas del resto de la familia, el estado de alarma por no poner en riesgo de contagio a los demás".

Este ámbito, el riesgo de contagio, es algo que quieren evitar a toda costa en el recinto. Por ello, una de las constantes en esta primera sesión y durante todo el funcionamiento del autocine serán las medidas de precaución. "La seguridad sanitaria era algo que teníamos claro desde el minuto cero, el Navarra Arena tenía que ofrecer seguridad actualizada a los momentos que estamos viviendo tanto para el personal que trabaja aquí como para todos los que nos visitan, y, sin tener esa seguridad, no íbamos a hacer ningún tipo de actividad", ha remarcado Urdiáin.

Así pues, entre las medidas implementadas se encuentran la limitación de dos personas por coche, tomar la temperatura a todo el mundo al entrar al recinto, obligatorio llevar mascarilla si se baja la ventanilla o salga del coche, y la desinfección del baño después de cada uso. Incluso la disposición de los coches se ha hecho pensando en la seguridad, por ello dentro de cada fila los vehículos se encuentran escalonados para que no coincidan las puertas y ventanillas y haya mayor distancia de seguridad.

Estas medidas, tal y como Urdiáin destaca, se han organizado hablando "con Salud Laboral": "Hemos indicado de qué manera teníamos previsto, ellos nos han marcado una serie de criterios a tener en cuenta y, con sus pautas, hemos abierto teniendo claro que a priori estamos ofreciendo una actividad con total seguridad para quienes visitan y quienes trabajan en el evento", señala.

PROGRAMACIÓN DE PELÍCULAS

Ahora que ya está en marcha, el autocine genera ilusión tanto para los visitantes como para el Navarra Arena y Golem, ya que la reapertura de las salas no sé prevé hasta finales de junio o principios de julio. "Es imposible el tener una oferta atractiva hasta entonces que es cuando va a empezar a haber estrenos de películas y nuevas producciones", señala San Julían.

Por ello, para ellos el autocine es algo que genera "ilusión", ya que era "algo totalmente impensable, nunca nos habíamos planteado hacer". "Sí que es cierto que en los 38 años de historia que tenemos en Golem estuvimos proyectando cine por los pueblos, hace un montón de años en Navarra, pero el pensar en programar un autocine era algo que no estaba dentro de nuestros planes", comenta.

"Teníamos muchas ganas después de dos meses sin poder programar una película en nuestras salas, muchísima emoción de poder programar cine aunque no sea lo mismo, pero es juntar al público alrededor de una pantalla para ver una película", explica San Julián.

Y es que desde Golem se está teniendo en cuentas las características especiales del autocine para desarrollar la cartelera. "El autocine tiene un punto friki así que hay que buscar títulos icónicos que han pasado a lo largo de la historia del cine y que son muy apropiados para ese tipo de películas, clásicos de los años 70 y 80, películas que se desarrollen y que reflejan esa cultura americana y esos años del boom del autocine", comenta San Julián que, además, combinará estas películas con otras que "se quedaron a mitad de explotación cuando tuvimos que cerrar las salas".

Así pues, además de las ya programadas 'Especiales', 'The Gentleman', 'Los Goonies' y 'Bad Boys for life', el director de programación de Golem adelanta algunos de los títulos que habrá desde la semana que viene con: 'Grease', 'Aves de presa', '1917' y 'Legado en los huesos'.

Las entradas valen 10 euros por coche y se pueden comprar a través de la web de Golem y de Navarra Arena.

DE HOSPITAL DE CAMPAÑA A CLASE PARA LA EVAU: LAS POSIBILIDADES DEL ARENA

Del mismo modo que para Golem el autocine es una vuelta a la actividad, para el Navarra Arena también supone una gran satisfacción tras semanas complicadas. "Ha habido momentos, como en muchos sectores, de ciertas incertidumbres, sabiendo que teníamos que readaptar nuestros negocios, pero sin saber muy bien de qué manera o cuándo y cómo se iban a poder abrir. Entonces, nos ha tocado en la primera fase hablar con mucha gente para posponer eventos y ver cuando se podían volver a colocar…ha habido mucho trabajo que genera mucha incertidumbre", explica el director del Navarra Arena.

Sin embargo, esta propuesta del autocine no es la única posibilidad que se había barajado para el pabellón. Urdiáin explica que se han ido "readaptando a como están cambiando las cosas y los criterios para poder abrir este tipo de instalaciones u otros". "Pensamos un poco en todo, como en sectores que iban a tener una foto más complicada. Por ejemplo, para el pequeño comercio vimos que igual se podía hacer una feria outlet en la que podrían traer aquí sus stocks ya que tenemos una instalación grande y, en función de las limitaciones que pudieran tener por cuestiones de aforos y espacios, podría ser interesante", comenta para añadir que también se pensaba "sin tener conocimiento de cómo iba a ir evolucionando porque estas ideas salen la semana del 15 de marzo".

Además, el pabellón tuvo que estar disponible por si el Gobierno de Navarra lo necesitaba para hacer frente a la crisis sanitaria."Hemos pensado un poco en todo porque sabíamos que teníamos que readaptarnos y también siendo una infraestructura pública estuvimos viendo a ver si se podía ayudar a sectores que lo tuvieran de una manera más compleja, pero también era ir dando palos sin saber cómo iba a cambiar la evolución o cómo se iban a ir abriendo determinados sectores que estaban en ese momento paralizados", valora.

Así, comenta que tenían claro que "había que estar en Sanidad por si la instalación podía ser interesante para utilizarla tanto como almacén como para un posible hospital de campaña" y explica que también se habló con Educación "por si era necesario hacer pruebas de selectividad en un espacio más grande".

EL FUTURO DEL NAVARRA ARENA: PENDIENTES DE LA ACB

Tras semanas reorganizando el calendario y retrasando giras y eventos, el Navarra Arena ya solo piensa en el futuro, y uno de los objetivos es conseguir traer la fase final de la ACB. La decisión del lugar donde se disputará se espera que se tome esta semana y hay cuatro ciudades favoritas: Valencia, Zaragoza, Menorca y Pamplona.

"Oficialmente no ha llegado comunicación, esperamos que llegue esta semana. Sí que estamos viendo que Valencia a nivel de rumorología está teniendo mucha fuerza, pero nos dicen que nosotros también tenemos opciones. Oficialmente no hay nada y esperamos que está semana llegue", explica Urdiáin esperanzado..

El director del pabellón destaca que les "gustaría muchísimo" acoger este evento "por lo que implicaría a nivel de imagen para el Navarra Arena y la Federación Navarra de Baloncesto, y luego también para el sector hotelero... Sería una muy buena noticia para todos, aunque no se pueda ver presencial porque tiene esa limitación".

Para Urdiáin son muy importante los amistosos que acogió el pasado verano. "Si no hubiéramos tenido tanto el amistoso de la selección como el de la ACB sería bastante más complicado porque esto ha servido para que la ACB vea que como instalación funcionamos y somos capaces de acoger un partido de gran nivel", destaca.

Además, valora que "las repercusiones que tuvieron esos partidos y los comentarios que la Federación Española de Baloncesto hizo de la instalación para nosotros fueron importantes y, de hecho, a partir de ahí es cuando tuvimos un contacto más serio con la ACB para hacer cosas previas a esta fase final que ha salido ahora". "Fue un poco lo que nos puso fuertes en el panorama del baloncesto, esas dos actividades", remarca.

Por último, Urdiáin destaca la labor ya hecha para estar entre las favoritas: "Había muchos candidatos y estas cosas fáciles no son, con lo cual hay que trabajarlas y luego también está el factor suerte que también será importante", sentencia.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Navarra Arena se adapta y estrena su autocine: "Queremos que la gente desconecte y pase un buen rato"