REVISTA

Astún y Candanchú unen sus pistas de esquí desde esta temporada en "los mejores 100 kilómetros de tu vida"

Los forfaits son únicos y válidos para ambas estaciones, comunicadas de manera permanente por un servicio de transporte gratuito

Astún, estación de esquí.
Astún, estación de esquí.  

Las estaciones de Astún y Candanchú unen sus pistas a partir de esta temporada y apuestan fuerte por el esquí a través de una alianza para que los amantes del esquí disfruten de uno de los dominios esquiables más grandes de España.

Un total de 100 kilómetros de dominio único esquiable, 101 pistas, 14 itinerarios y 40 remontes con una capacidad de transporte de 46.000 personas por hora; hacen de este acuerdo una  oportunidad para los esquiadores, principiantes y veteranos, que este año acudan al valle pirenaico. Asimismo, ambas estaciones estarán comunicadas de manera permanente por un servicio de transporte gratuito, que realizará el trayecto en 8 minutos.

Los forfaits son únicos y válidos para ambas estaciones, por lo que los esquiadores pueden esquiar en Astún o Candanchú indiferentemente y disfrutar así de las pistas y servicios que ofrecen ambas. Una compenetración que supone un gran avance para los visitantes. 

Cabe destacar que los responsables de este acuerdo aseguran que los beneficios no se reflejarán únicamente en las estaciones, sino en todo el Valle del Aragón. En palabras del director general de Astún y presidente de EIVASA Jesús Santacruz, “solo un pequeño porcentaje de la riqueza que crea el sector de la nieve se queda en las propias estaciones. La gran parte repercute en los servicios complementarios, generando una serie de ingresos para el resto del territorio, por lo que suponemos que el acuerdo será muy positivo para todo el valle”.

La unión supone una “apuesta clara por el territorio, por ofrecer más kilómetros a nuestros clientes y por impulsar el turismo en un valle que se beneficiará de la unión de las dos estaciones”, recalca el director general de Candanchú, Pere Gómez.

Esta experiencia tuvo su germen en la temporada 1999/2000, cuando ambas estaciones de esquí llegaron a batir récords históricos de visitantes por medio de una alianza, elevando las cifras de esquiadores a más de 300.000 en cada centro invernal.

“Creemos que este acuerdo va a ser una muy buena noticia para los esquiadores porque supone un salto de calidad incuestionable que nos pondrá en un punto de referencia nacional del mercado de nieve”, señalan los responsables.

En definitiva, se trata de un paso que otorga múltiples ventajas a los esquiadores y a la zona, y que traerá otros muchos avances y novedades en un futuro cercano.

Astún, una experiencia de esquí plena

La estación se encuentra ubicada en un enclave privilegiado que, además de dotarla de una enorme belleza, le proporciona numerosos beneficios para la práctica del esquí. Al situarse en un valle transversal al eje pirenaico, su orientación la protege de las corrientes de viento.

Cuenta con pistas de todos los niveles de dificultad. Desde las pistas verdes, perfectas para principiantes; hasta las pistas negras, destinadas a que los esquiadores más expertos puedan superarse día a día.  Son un total de 54 pistas (5 verdes, 18 azules, 21 rojas y 10 negras). Todos los descensos confluyen en una gran plataforma, el núcleo de la Estación, de manera que esquiadores de todos los niveles pueden disfrutar de la nieve. La estación cuenta también con 6 itinerarios, 1 snowpark y 1 estadio de competición.

Para el transporte de los pasajeros disponen de 15 remontes: 2 telesillas cuadriplaza desembragables, 2 telesillas cuadriplaza fijos, 1 telesilla biplaza fijo, 7 telesquís y 3 cintas; que suman una capacidad de 20.000 esquiadores por hora. Asimismo, existen servicios de hostelería y restauración para el disfrute de esquiadores y visitantes. Hoteles, apartamentos, cafeterías, self-service, snack-bar con terraza, tiendas de alquiler de material, guardería, etc.

Candanchú, historia viva del esquí

En pleno Pirineo aragonés, rodeada de paisajes de ensueño, encontramos la estación de Candanchú. Cuenta con un total de 51 pistas (10 verdes, 12 azules, 16 rojas y 13 negras), pensadas para que esquiadores de todos los niveles puedan disfrutar.

Actualmente, presume de tener una de las mejores zonas para esquiadores principiantes del mundo, por lo que la estación tiene un marcado carácter familiar. Hablamos de Pista Grande, la zona de seguridad de la estación que permite un aprendizaje rápido y cómodo. Para que los más pequeños puedan dar sus primeros pasos cuentan con el Jardín de Nieve, una balizada con pendientes muy suaves, cinta transportadora y refugio donde poder descansar y jugar tras un divertido día de nieve.

Además de las pistas para debutantes, existen pistas rojas y negras indicadas solo para expertos, como el Tubo Karduff o el Mirador del Aspe.

Para el transporte de los visitantes cuentan con 25 remontes: 6 telesillas, 15 telesquís y 4 cintas de transporte; con capacidad de mover a 26.000 viajeros en una hora. Desde el “techo” de Candanchú, situado a 2.400 m, está una de las mejores vistas de la estación. Un paisaje magnífico del Pirineo desde donde se puede observar El Pico del Aspe, Collado de Aisa o Loma Verde.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Astún y Candanchú unen sus pistas de esquí desde esta temporada en "los mejores 100 kilómetros de tu vida"