PREMIUM  SOCIEDAD

A la antigua usanza: los mercadillos para intercambiar objetos protagonizan la semana de Reyes en el Museo de Educación Ambiental 

El miércoles 4, una oferta municipal navideña que cumple una década: mercadillo de intercambio de juguetes para los más pequeños.

Mercadillo de trueque en el Museo de Educación Ambiental de Pamplona.
Mercadillo de trueque en el Museo de Educación Ambiental de Pamplona.  

Esta semana el Museo de Educación Ambiental acoge distintos mercadillos de intercambio. De lunes a miércoles la propuesta es un mercadillo de intercambio sin dinero para adultos que, especialmente en estas fechas de alto grado de consumo, quiera apostar por una alternativa a la compra, impulsando el intercambio y la reutilización. De las tres ‘R’ del medio ambiente (recicla, reduce y reutiliza), el trueque es parte de la tercera opción: reutilizar las cosas. Reutilizar evita la demanda de nueva producción e, indirectamente, contribuye al cuidado del entorno, ya que deja de emplearse de forma innecesaria materia prima y se ahorra energía.

En el mercadillo de esta semana se pueden encontrar todo tipo de objetos, desde ropa, calzado, abalorios, libros, juguetes, DVDs, CDs, pequeños electrodomésticos… Los participantes podrán intercambiar hasta un máximo de cuatro objetos de un valor similar, lo que será controlados por los educadores ambientales del servicio. El horario en el que se podrán. El horario en el que se podrán hacer el intercambio es de 10 a 13 y de 18 a 20.

Pero, además, el 4 de enero, habrá una oferta específicamente diseñada para los más pequeños que hace ya una década que está presente en la programación del Ayuntamiento de Pamplona. El museo ha programado un ‘Mercadillo de intercambio de juguetes’, una actividad que cada año desde hace diez se vuelve a hacer en las fiestas de Navidad y que tendrá el mismo horario que el mercadillo ‘grande’. Destinada a niños de 4 a 12 años, acompañados por un adulto, permitirán a los menores conseguir juguetes diferentes a los que tienen y darles otro dueño a aquellos con los que se han cansado de jugar.

Los objetos, que se llevarán en el mismo día de la celebración, se expondrán en las mesas preparadas para ello. Los intercambiadores deberán negociar en cada caso como se lleva a cabo la permuta. Tras las sesiones lo que no se haya cambiado se devolverá a sus dueños, o si así lo desean, se donará a alguna asociación sin ánimo de lucro, como Traperos de Emaus o Madre Coraje.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
A la antigua usanza: los mercadillos para intercambiar objetos protagonizan la semana de Reyes en el Museo de Educación Ambiental