CINE

La actriz Ana Belén, Goya de honor 2017: "El cine no se merece tanto desprecio de sus gobernantes"

La actriz, cantante y directora ha sido la quinta mujer en obtener un Goya de honor y ha querido reivindicar el papel de las mujeres en el cine.

La actriz y cantante Ana Belén recibe el Goya de honor de la Academia. EFE
La actriz y cantante Ana Belén recibe el Goya de honor de la Academia. EFE  

La actriz, cantante y directora Ana Belén ha asegurado al recoger el Goya de Honor que ponerse en la piel de los otros en más de 50 películas le ha hecho "comprender mejor a los demás" y se ha preguntado por qué a las mujeres no se les llega a reconocer como a los hombres en su profesión.

Presentada por los directores Fernando Colomo, Manuel Gómez Pereira y José Luis García Sánchez, y precedida de una selección de imágenes de su filmografía, Ana Belén ha aparecido en el escenario vestida con un traje con cola de tul y cuerpo estructurado en color gris azulado de Jesús del Pozo y ha demostrado, como ya había anunciado en la alfombra roja, que no estaba "nada tranquila".

A la mitad de su discurso, que su hija Marina, su marido, Víctor, y su amigo Joan Manuel Serrat han seguido visiblemente emocionados, ha parado para pedir agua y cuando le han dicho que "no estaba previsto" ha aceptado una botella que le ha ofrecido alguien del público y ha bebido un sorbo antes de poder seguir.

En su discurso, ha contado la historia "de una niña que nació en un barrio popular de Madrid a la que le gustaba cantar, que luego grabó discos, y así hasta hoy".

Pero, ha dicho, "la vida es más compleja y está llena de gente que la hace más interesante", y ahí se ha acordado de doña Paquita, maestra de su colegio; de don Enrique Estebarena, que le daba clases particulares; y a Miguel Narros, su guía y con quien "empezó lo bueno" y le ayudó a preparase y a "estar con los ojos muy abiertos para trabajar con las emociones y la verdad".

"Ponerme en la piel de otros me hizo comprender mejor a los demás. Nada me gusta más que estar en un rodaje y observar las complicidades que se tejen en él", ha revelado la quinta mujer en 31 ediciones que recibe el Goya de Honor.

No comprende, ha dicho, "tantos pasos atrás" como ha visto en la profesión y "la pavorosa" precariedad del sector, pero, sobre todo, que siga habiendo "tan pocas" mujeres en el cine: "si no se necesitasen mujeres para interpretarlas, tampoco estaríamos las que estamos".

"He sido muy feliz y espero seguir siéndolo. En España se hace muy buen cine", ha recalcado antes de dar las gracias a su familia y a Víctor, su compañero, porque "consigue que las cosas siempre sean fáciles y sin él, la vida hubiese sido muy diferente e infinitamente peor".

En una trayectoria de más de 50 títulos como actriz y uno como directora, llevaba doce años sin hacer cine, hasta el año pasado, cuando estrenó "La Reina de España", porque no le llegaban proyectos.

"Me gustaría que me ofrecieran papeles como los que dan a los hombres, ricos, con aristas", decía.

Las anteriores galardonadas con esta distinción fueron Rafaela Aparicio (1987), Imperio Argentina (1988), Josefina Molina (2011) y Concha Velasco (2012).

La carrera de Ana Belén, nacida María Pilar Cuesta, arrancó cuando tenía 13 años, con el filme "Zampo y yo", que no logró repercusión, pero que le abrió las puertas del teatro de la mano de Miguel Narros.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La actriz Ana Belén, Goya de honor 2017: "El cine no se merece tanto desprecio de sus gobernantes"