• sábado, 26 de noviembre de 2022
  • Actualizado 11:13
 
 

BANCA

9 cosas que deberías saber sobre las tarjetas revolving

La tarjeta revolving es una tarjeta de crédito, muy parecida a una tarjeta de crédito convencional, pero con unas características peculiares.

Ilustración de una tarjeta revolving y un terminal de cobro. CECIDA
Ilustración de una tarjeta revolving y un terminal de cobro. CECIDA

Las tarjetas revolving están cada vez más en auge. En los últimos años su demanda se ha visto aumentada por sus múltiples beneficios: comodidades de pago, mensualidades personalizables, crédito disponible en cualquier momento. 

¿Qué es exactamente una tarjeta revolving? 

La tarjeta revolving es una tarjeta de crédito, muy parecida a una tarjeta de crédito convencional, pero con unas características peculiares. La principal es que no cobran intereses y lo mejor suelen ir acompañadas de incentivos. Habitualmente estos están ligados a la devolución de un porcentaje de las compras que se hayan realizado con ella. 

Beneficios principales de usar una tarjeta revolving 

Crédito. Ofrecen grandes facilidades para acceder al crédito de forma rápida y cómoda. No se necesitan grandes trámites, por lo que se evita en gran medida cualquier tipo de papeleo. Habitualmente solo se necesita completar un formulario muy simple con los datos personales del interesado para poder empezar con el proceso de activación de la tarjeta revolving.

Online. La mayoría de tarjetas revolving se pueden solicitar online, lo que facilita al usuario la obtención de la misma. No será necesario por lo tanto desplazarse a ninguna entidad para poder activar la tarjeta. 

Tipos de tarjetas online. Hay diferentes tipos de tarjetas en el mercado a las que se puede acceder. Tanto física como online, dependiendo de las preferencias del usuario. Esta opción estará disponible siempre para el usuario. Hay diferentes bancos españoles que ofrecen la posibilidad de activar una tarjeta revolving: Bakinter, Avantcard, Wizink entre otras. 

Pagos personalizados. El cliente podrá elegir qué cantidad pagar y en cuántos meses. Cada usuario puede elegirlo de una forma cómoda y sencilla, adaptándose siempre a la situación personal de cada uno. Pagando una cantidad mínima fija o eligiendo otra cantidad. 

Compras. Aplazar todas las compras que se realicen, de una manera muy cómoda y sencilla. Toda compra realizada con esa tarjeta es posible aplazarla en los meses que el usuario indique. La financiación por tanto es instantanea en el momento que se hace uso de la tarjeta revolving, pudiendo pagar a corto o largo plazo las compras realizadas.

Flexibilidad. La tarjeta revolving es totalmente flexible, ya que consigue adaptarse a las necesidades de cada cliente personalizando no solo la cuota sino también el número de pagos que quiere realizar. 

Bajas comisiones. Las comisiones no son demasiado elevadas y habitualmente la tarjeta ofrece la posibilidad de devolver hasta un 5% de todas las compras que se realicen con la tarjeta. 

Este tipo de tarjetas es perfecto tanto para particulares como para empresas, sobre todo si se usa por más de una persona. En el ámbito personal para esas compras que necesitamos hacer en el último momento y requieren de un detalle especial. En el caso de las empresas, es una tarjeta perfecta para compartir con socios. 

Las tarjetas revolving están triunfando en el mercado por la facilidad que han impuesto para activarlas, su posibilidad de ser fisica o digital. Asimismo han apostado por ser muy flexibles y ofrecer grandes comodidades al cliente en todo momento. Las tarjetas revoling son la revolución de la banca. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
9 cosas que deberías saber sobre las tarjetas revolving