PREMIUM  REVISTA

192 km de despedida: la entrañable anécdota de dos abuelos navarros por decir ‘adiós’ a su nieto

El matrimonio quedó atrapado en el tren que va desde Pamplona a Santiago de Compostela al no llegar a tiempo a la puerta de salida

Un abuelo con su nieto en la estación de trenes de Pamplona. ARCHIVO
Un abuelo con su nieto en la estación de trenes de Pamplona. ARCHIVO  

El amor por un nieto no entiende de límites y, en este caso, tampoco de distancias. Y si no, que se lo pregunten a un matrimonio de abuelos navarros que se vieron ‘obligados’ a recorrer, a bordo de un tren, los más de 90 kilómetros que separan Pamplona y Vitoria por un despiste y, encima, en dos ocasiones.

La anécdota se produjo este pasado jueves en la estación de ferrocarril de la capital navarra. En ella un matrimonio, que ha preferido mantener el anonimato para proteger a su nieto de poco más de años, fue protagonista de una divertida situación que ha conocido Navarra.com.

Ambos acudieron a San Jorge para despedir a su nieto y a su yerno, que se disponían a pasar estos días festivos en Galicia, lugar de nacimiento del padre de la criatura.

Al llegar a la estación, sobre las 13.15 horas, el matrimonio vio que tanto el pequeño como su padre habían ya entrado al interior del tren y, por eso, decidieron acceder también ellos para dar ese beso tan típico y entrañable que dan los abuelos antes de cualquier viaje.

A pesar de partir con un pequeño retraso, el jefe de estación dio el aviso unos veinte minutos después y comenzaron a cerrarse las puertas antes de que los dos abuelos del bebé pudieran descender de él.

“Había muchas maletas en el descansillo y no nos dio tiempo a bajarnos”, recuerda de forma divertida este matrimonio navarro.

El tren se puso en marcha rumbo a Santiago de Compostela y la primera parada en la que podían hacer el cambio de dirección era en Vitoria, a 96 kilómetros de Pamplona y casi una hora de viaje. Eso sí junto a su nieto y con tiempo suficiente por delante para despedirse.

Tras este recorrido, ambos tuvieron que permanecer unas horas en la estación de Vitoria, relatan, y después comprar los billetes de vuelta para regresar a Pamplona con tres horas de diferencia y 192 kilómetros recorridos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
192 km de despedida: la entrañable anécdota de dos abuelos navarros por decir ‘adiós’ a su nieto