• domingo, 11 de abril de 2021
  • Actualizado 11:22

 

 
 

POLÍTICA

Una vuelta de tuerca más: Beaumont dice que recurrirá el archivo de su denuncia contra los okupas de Rozalejo

La consejera del ramo, que hasta ahora había estado de vacaciones, ha reaparecido tras la sesión del Ejecutivo de Barkos de este miércoles.

Unos jóvenes okupas vuelven a abrir el Palacio del Marqués de Rozalejo, conocido como el gaztetxe Maravillas, tras haber sido desalojado esta misma mañana por la Policia Foral. IÑIGO ALZUGARAY
Unos jóvenes okupas vuelven a abrir el Palacio del Marqués de Rozalejo, conocido como el gaztetxe Maravillas, tras haber sido desalojado esta misma mañana por la Policia Foral. IÑIGO ALZUGARAY

El Gobierno de Navarra, propietario del palacio del Marqués de Rozalejo, ha decidido recurrir el archivo de su denuncia por la okupación del edificio, gestionado como gaztetxe, que el juez decidió archivar al entender que el Ejecutivo había ejercido una "tolerancia temporal" de la situación.

Así lo ha anunciado en conferencia de prensa la consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, María José Beaumont, tras participar en la sesión semanal del Gobierno, en la que además se ha decidido recurrir la providencia emitida este martes por el mismo juez que advertía de la "responsabilidad exclusiva" del Gobierno ante los riesgos por el estado del edificio.

El Gobierno ha analizado la situación y presentará este miércoles el recurso en apelación, que ahora deberá estudiar la Audiencia Provincial de Navarra, ya que el Ejecutivo sigue firme en su interés por destinar el edificio a sede de un nuevo Instituto de la Memoria y en su intención de que el desalojo sea "negociado y no policial". 

La decisión del Gobierno llega después de que el pasado sábado el titular del Juzgado de Instrucción número 4 acordara archivar la causa abierta por la okupación del inmueble, al considerar que la solicitud presentada por el Gobierno de que se suspendiera la orden de desalojo decretada suponía una "tolerancia temporal de la ocupación".

A este acuerdo se sumó ayer una providencia del mismo magistrado en la que rechazaba la solicitud del Gobierno de Navarra de trasladar a los investigados personados en la causa por la supuesta ocupación ilegal de un informe sobre el inmueble que advierte de los riesgos de índole estructural, sanitarios y, especialmente, de incendio derivados de la instalación eléctrica, y advertía de que al no querer ejecutar el auto todo es "responsabilidad exclusiva" de su titular, es decir, del Gobierno de Navarra.

Conocidos los dos textos, la portavoz del Gobierno, María Solana, ha trasladado el desacuerdo del Ejecutivo y ha justificado que se pidió la "suspensión" de la orden de desalojo del edificio, después de que tras un primer desalojo policial volviera a ser ocupado el mismo viernes, "en pro de buscar" una solución dialogada y "con garantías", "pero nos encontramos que una respuesta que es la de archivarlo todo", ha lamentado.

"No podemos admitir que el juez pueda interpretar que se archiva la causa. No es lo que se le solicitó", ha ahondado la consejera Beaumont, quien cuestionada al respecto ha defendido la intervención policial de desalojo, que "fue limpio" y con "suficiente" dispositivo.

También ha considerado que fue correcto el cerramiento aplicado al edificio tras el primer desalojo, una operación de cierre de accesos que fue dirigida por técnicos del departamento de Patrimonio "en presencia de la Policía foral", por lo que la nueva okupación horas después del edificio podría ser "de nadie".

"Se hizo lo que se consideró suficiente para que no se pudiese acceder al interior", pero se trata de un "edifico antiguo con varias posibilidades de acceso. De hecho, no se accedió por ninguno de los puntos que se cerraron, sino al parecer por el tejado", ha dicho la consejera.

Sobre una nueva posible orden de desalojo, Beaumont no ha querido avanzar la opinión del Gobierno, que queda ahora a la espera de la decisión de la Audiencia Provincial sobre su recurso y que "mientras tanto pueda lograrse una solución consensuada" con los okupas.

En cuanto a la providencia del juez que carga contra el Gobierno como propietario cualquier incidencia de riesgo que ocurra en el interior del deteriorado inmueble, la consejera ha señalado que en todo caso la responsabilidad "puede ser compartida", ya que "quienes están dentro saben" de los riesgos y problemas de seguridad, de los que les advirtió el propio Ejecutivo en el proceso de mediación que se desarrolló sin éxito antes de que instar a su desalojo.

La consejera también ha criticado como "inadmisible" el comunicado del sindicato SPF "por la duda que introduce" sobre una posible "connivencia" entre los okupas y el Gobierno para la reokupación del palacio el pasado viernes, lo que ha afeado como "una irresponsabilidad" por parte del sindicato.

Por su parte, la consejera María Solana, que actuó en ausencia de Beaumont la pasada semana como consejera de Interior en funciones, ha reconocido que la redacción de la petición de suspensión de la orden judicial podía ser "más o menos acertada", pero ha defendido que su sentido quedaba claro y no pedía el archivo de la causa.

Al respecto ha defendido que se trataba de avanzar en el "desalojo negociado y no policial" para, una vez vacío el edificio, poder desarrollar el proyecto de destinarlo a sede del Instituto de la Memoria, una "sede perfecta", ha considerado.

EL GOBIERNO DE NAVARRA SIGUE SIN TENER EL APOYO DEL CUATRIPARTITO

Sin embargo, ha reconocido que la idea no cuenta con el favor de sus socios del cuatripartito, como quedó de manifiesto en la reunión que mantuvieron el sábado, por lo que ha dicho "lamentar la falta de sintonía". "Es notorio y público que no hay un acompañamiento y una defensa de esa propuesta. Pero no sé si eso es impedimento para que este Gobierno siga defendiendo que es un marco perfecto para eso".

Al Gobierno, que no se ha puesto en contacto con los okupas, "le encantaría" tener el apoyo tanto de sus socios como del Ayuntamiento de Pamplona, ha dicho para advertir de beneficios para la ciudad si este edificio se destina al proyecto apuntado, ha zanjado Solana. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una vuelta de tuerca más: Beaumont dice que recurrirá el archivo de su denuncia contra los okupas de Rozalejo