PREMIUM  POLÍTICA

Del "viva España" de Sánchez al 'navarrismo' de Chivite: el acto del PSOE en Pamplona desde dentro

Más de mil personas se han reunido en el Navarra Arena para recibir al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su discurso.

El Presidente del Gobierno de España, Pedro Sanchez, durante su acto político en Pamplona acompañado de María Chivite y Santos Cerdán. PABLO LASAOSA
El Presidente del Gobierno de España, Pedro Sanchez, durante su acto político en Pamplona acompañado de María Chivite y Santos Cerdán. PABLO LASAOSA  

Corrían las siete y veinte de la tarde cuando el Navarra Arena se ha puesto en pie para recibir al presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, que descendía las escaleras junto al delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, la secretaria general del PSN y candidata a la presidencia de Navarra, María Chivite, el secretario de Coordinación Territorial CEF, Santos Cerdán, y el secretario de Organización de los socialistas navarros, Ramón Alzórriz, además de los numerosos miembros de Seguridad que ha traído el presidente desde la Moncloa, tras pasar unos momentos 'en la zona VIP' junto a los candidatos a las elecciones municipales.

Numerosas banderas del partido ondeaban y al grito de "presidente", los simpatizantes del partido han recibido a Sánchez como si de un 'dios' con vaqueros se tratase. El 'look' del presidente nada tenía que ver con el de la candidata al Gobierno de Navarra, María Chivite, que ha elegido un vestido y unos salones rojos, como el color del partido. Sánchez con aire desenfadado a optado por en su papel de 'presidente del pueblo' llevar una camisa rosa, unos vaqueros y una cazadora, alejándose así de los trajes de Albert Rivera y Pablo Casado.

Besos, móviles y fotos con sus simpatizantes, a alguno se le ha escapado más de una lagrimilla, un claro ejemplo ha sido una mujer de unos 60 años que le ha agarrado tan fuerte que casi deja al presidente sin respiración. 

La primera en salir a la palestra ha sido la candidata a la Alcaldía de Pamplona, Maite Esporrín, que en un breve discurso de cuatro minutos ha dado las gracias a Sánchez por confirmar la fecha de exhumación de Franco del Valle de los Caídos y tachar a Joseba Asirón de "rodillo nacionalista". La concejala ha querido agradecer también a Sánchez la moción de censura, y con un grito de guerra, ha dicho "vamos a ganar".

El siguiente en subir al atril ha sido el senador socialista Toni Magdaleno, que ha hecho una pequeña intervención de seis minutos con una crítica a 'Navarra Suma' y ha querido recordar las declaraciones de Garicano sobre la Constitución después del pacto entre UPN y Ciudadanos y al cuatripartito

'DE NAVARRA SUMA' A 'NAVARRA MÁS'

La gran aclamación popular ha surgido con la intervención de Santos Cerdán, el político milagrés, mano derecha de Sánchez como Secretario Ejecutivo de Coordinación Territorial y ahora candidato al Congreso, ha hecho una intervención de lo más campechana dando las gracias al partido por permitirle "pasar de ser un concejal de pueblo a congresista" y a Pedro Sánchez por haber contado siempre con él.

La intervención, que ha durado poco más de diez minutos, ha hecho reír a más de alguno. Ha tachado a Casado de "falso", a Vox de "retroceso", a Esparza de "cómico" y a Rivera de chaqueteros. Hasta se le ha escapado la palabra "coño" y ha bromeado cuando 'la chuleta de papel se le ha pegado al atril'.

Menos suerte ha vaticinado el político navarro a la reciente coalición entre UPN y Ciudadanos, que en lugar de 'Navarra Suma' ha llamado hasta en doce ocasiones 'Navarra más', mientras algunos de los oyentes bromeaban con el error del socialista, al que no le ha debido todavía dar tiempo de aprenderse el nombre de la coalición. A pesar de eso, Santos Cerdán ha sido vitoreado por el público y hasta el mismísimo presidente ha querido agradecerle su labor por el partido.

'EL NAVARRISMO' DE CHIVITE

A pesar de las numerosas críticas a Esparza que se han sucedido durante el acto, más de alguno ha tenido que afinar el oído para saber que se encontraba en un mitín del PSOE y no de UPN, cuando en mitad de la intervención de la candidata a la presidencia del Gobierno de Navarra, María Chivite, una enorme bandera de Navarra ha aparecido en mitad de la pantalla.

El discurso de Chivite, ha estado guiado por las emociones. Desde contar las anécdotas que le sucedían cuando llevaba al colegio a sus hijos hasta parar su discurso para saludar a mi madre que estaba en el público. "Es que no puedo dejar de mirar a mi madre que está desde ahí apoyándome", decía mientras su madre se tapaba la cara avergonzada.

EL 'VIVA ESPAÑA' DE SÁNCHEZ

Por último, llegaba el turno del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que desde el momento en que se ha puesto de pie, ha escuchado los gritos de sus seguidores. "Presidente, presidente", gritaban los asistentes.

Durante el discurso de Sánchez, que ha durado poco más de veinte minutos, el presidente ha sido interrumpido en numerosas ocasiones por el público. "Este partido lo ganamos, Pedro" gritaba un señor desde la grada, "lo ganamos pero hay que ganarlo bien", respondía el presidente. 

Los momentos en los que el público se ha volcado más con 'el dios en vaqueros' han sido cuando el presidente del Gobierno ha hablado de la corrupción del PP, y de sí mismo definiéndose como "testarudo".

Alguno que otro también se ha tenido que pellizcar, cuando en un alegato feminista recordando la cita del 8-M, Sánchez ha dicho que en ese momento le llegaron a su mente dos palabras: "Viva España", un "viva de verdad, porque que viva España es trabajar por una España más justa", ha sentenciado.

El presidente ha acabado su discurso dando un ánimo alentador a María Chivite y Maite Esporrín. "Maria, Maite, vamos a ganar", ha sentenciado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Del "viva España" de Sánchez al 'navarrismo' de Chivite: el acto del PSOE en Pamplona desde dentro