SALUD

La UN ve "positivo" el convenio de la CUN y no descarta su renovación

"La Universidad mantiene abiertas las conversaciones con los partidos políticos y el Gobierno para explorar fórmulas", ha señalado el director.

Clínica Universidad de Navarra.
Clínica Universidad de Navarra.  

La Universidad de Navarra ha considerado "positivo", tanto para los profesionales como para el resto de la ciudadanía, el convenio de asistencia sanitaria para sus trabajadores y los familiares de estos, cuya renovación no ha descartado.

"Desde un punto de vista económico la medida es positiva para la Comunidad foral puesto que la tarifa por persona y año del convenio quedó establecida en 724,6 euros, cantidad sustancialmente inferior al coste unitario en el Servicio Navarro de Salud que es 1.200 euros aproximadamente", ha señalado en un escrito el director general de la Clínica Universidad de Navarra, José Andrés Gómez Cantero.

Tras trascender su posible supresión, la consejera portavoz del Gobierno de Navarra, Ana Ollo, ha destacado hoy que este convenio no tiene "soporte jurídico" que lo avale.

Por ello, unas 7.000 personas que han recibido hasta ahora asistencia sanitaria en la Clínica Universidad de Navarra en el futuro pueden pasar a ser tratadas en el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea.

CONVERSACIONES

"A pesar de las informaciones que puedan surgir en los próximos días sobre una eventual finalización del convenio, la Universidad mantiene abiertas las conversaciones con los distintos partidos políticos y el propio Gobierno para explorar fórmulas y buscar soluciones que satisfagan a todos, entre las que se encuentra la renovación del convenio", ha precisado Gómez Cantero.

El director general de la CUN ha señalado que durante estos días la Universidad está manteniendo conversaciones sobre la prestación sanitaria de sus profesionales con los partidos que sustentan el Gobierno de Navarra.

Al respecto ha explicado que la atención sanitaria que se presta en la Clínica a los profesionales de la Universidad se remonta a 1982 cuando el centro adquirió la condición de entidad colaboradora de la Seguridad Social para la prestación voluntaria de la asistencia sanitaria de sus trabajadores y familiares beneficiarios, a cambio de la correspondiente compensación por parte del Gobierno central.

Debido a cambios normativos que llevaron a la extinción legal de las entidades colaboradoras, en 2008 se alcanzó un convenio con el Gobierno foral por el cual la Clínica viene prestando asistencia sanitaria a los trabajadores a cambio de una compensación económica.

RECONSIDERAR EL FUTURO

El actual Gobierno foral ha manifestado su deseo de reconsiderar el futuro del convenio a partir del 1 de junio, ha agregado para señalar que la Clínica no obstante "defiende que los argumentos para el acuerdo siguen siendo válidos".

Y es que, junto con los argumentos económicos, ha recordado que el entonces el Gobierno foral consideró que era inasumible la atención de ese servicio al conjunto de los profesionales de la Universidad sin agravar el problema en las listas de espera, que, ha subrayado, "sigue siendo actualmente un motivo de preocupación".

Al respecto ha precisado que, en distintas ocasiones, la Clínica ha manifestado "su abierta disponibilidad y colaboración de prestar atención sanitaria no sólo a sus profesionales sino a poblaciones vecinas para contribuir a la reducción de las listas de espera".

Gómez Cantero ha anunciado además que, hasta que no se cierren las conversaciones, la Clínica seguirá prestando atención sanitaria a todos los profesionales de la Universidad "y trabajando con el deseo de mejorar el sistema navarro de salud".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La UN ve "positivo" el convenio de la CUN y no descarta su renovación