POLÍTICA

Así ha votado Uxue Barkos el 'Sí' a la ikurriña vasca en Navarra: "No quiero una guerra de banderas"

La presidenta vuelve a faltar a la verdad y dice que no podía intervenir en el debate, pero el reglamento le faculta para hacerlo si hubiera querido. 

Uxue Barkos en el momento de pulsar el botón para colocar la ikurriña en Navarra. PABLO LASAOSA
Uxue Barkos en el momento de pulsar el botón para colocar la ikurriña en Navarra. PABLO LASAOSA  

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha votado este jueves '' a colocar la ikurriña del País Vasco en la Comunidad foral de Navarra como bandera oficial. Lo ha hecho gracias a la derogación de la ley de símbolos actual que defendía que la bandera de Navarra es la que es. 

Barkos ha tratado de negar que ella hubiera participado en esta decisión del cuatripartito, alegando que el Gobierno no tiene nada que ver en esto, de nuevo escurriendo el bulto. Sin embargo, Uxue Barkos, como parlamentaria, ha apoyado en todo su contenido la propuesta defendida por los radicales de Bildu para que, a partir de ahora, la ikurriña, la bandera del País Vasco, ondee en las instituciones de Navarra. 

Después de tirar por tierra la milenaria historia de Navarra, en la que jamás ha estado presente la ikurriña como símbolo de unidad de esta tierra, Barkos ha tenido el arrojo de criticar a los que se oponen a esta imposición nacionalista. Ha dicho mostrarse "profundamente preocupada por la búsqueda de guerra de banderas", que precisamente su grupo ha llevado hasta el Parlamento.  

Barkos, a preguntas de los periodistas tras finalizar el debate, ha vuelto a culpar de todo a la oposición y ha afirmado que le preocupa "más" la "búsqueda de guerra de banderas que he visto en los grupos de la oposición" y ha asegurado que desde el Gobierno foral van a trabajar por "estar en el sentido contrario, en el encuentro de la pluralidad, el respeto de la pluralidad y, por supuesto, en el reconocimiento de que en nuestros símbolos nos encontramos, pero también incluso en la pluralidad de nuestros símbolos", sin atreverse a mencionar la ikurriña, la bandera que ella anhela en Navarra

Preguntada por las críticas que le ha lanzado la oposición en el debate de la iniciativa, Barkos ha declarado que "suele ser un uso recurrente el de invocar a la presidenta del Gobierno en un debate en el que el Gobierno no tenía la oportunidad de tomar la palabra".

Sin embargo, Barkos, como parlamentaria de Geroa Bai, podía intervenir sin ningún problema y el reglamente lo permite hacerlo siempre como presidenta, algo a lo que se ha negado. De hecho, ha votado afirmativamente a la proposición para imponer la ikurriña en Navarra. Una vez más, ha faltado a la verdad. 

Después de conseguir su principal objetivo político y del nacionalismo vasco, la derogación de la ley de símbolos de Navavarra, Barkos ha dicho que hay otras prioridades: "Tenemos otros retos mucho más importantes, tenemos urgencias en torno al empleo, a los servicios sociales, tenemos otras circunstancias en las que la ciudadanía necesita de la atención bien centrada del conjunto de los portavoces parlamentarios".

Según ha indicado, ella va a trabajar de manera "denodada", en "la medida de las posibilidades del Ejecutivo y las que me asisten como presidenta, en el trabajo claro de que esa guerra de banderas no llegue nunca a ser el eje central de la vida entre navarras y navarros". "En nuestra pluralidad es donde tenemos nuestra verdadera riqueza", ha remarcado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Así ha votado Uxue Barkos el 'Sí' a la ikurriña vasca en Navarra: "No quiero una guerra de banderas"