PREMIUM  POLÍTICA

Barkos, dispuesta a presentarse a la reelección, ya hace guiños al PSN para integrarle en su Gobierno

Los socialistas responden que "frente al gobierno de derechas de UPN y el nacionalista de Barkos, el PSN apuesta por un gobierno de izquierdas en la línea de Pedro Sánchez”.

La secretaria general del PSN, María Chivite, y la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos. NAVARRA.COM
La secretaria general del PSN, María Chivite, y la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos. NAVARRA.COM  

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, ha asegurado que el Ejecutivo Foral lleva "tres años de delantera" al Gobierno de Pedro Sánchez en políticas sociales, al tiempo que niega que estén obsesionados con "la cuestión identitaria".

De esta forma se ha pronunciado en una entrevista en Navarra Televisión al ser cuestionada por unas palabras del nuevo presidente del Gobierno, antes de tomar posesión del cargo, en las que opinaba que el Ejecutivo navarro está "obsesionado con lo identitario".

"Creo que toca de oídas", ha rebatido Barkos. "El Gobierno le lleva tres años de delantera en políticas sociales", ha respondido en alusión a las medidas adoptadas en relación con la sanidad universal o la memoria histórica. Ha confirmado que por el momento no tiene fecha para reunirse con Sánchez y que se está trabajando en el contenido de esa reunión.

De cara a la próxima legislatura, la presidenta Barkos se ha mostrado dispuesta a continuar como cabeza de lista de Geroa Bai y ha comenzado a hacer guiños hacia el PSN.

En este sentido, Uxue Barkos ha reconocido que les "satisface" que los socialistas llamen a una mayoría progresista y en esa línea ha remarcado que ella siempre ha apostado por sumar, en alusión a hipotéticos pactos postelectorales.

Por su parte, el secretario de organización del PSN, Ramón Alzórriz, ha rebatido este miércoles las palabras de Barkos y ha sostenido que "Pedro Sánchez ha hecho más por las políticas sociales en los pocos días que lleva al frente del Gobierno que el ejecutivo foral en tres años".

El socialista ha insistido en que la presidenta navarra ha priorizado la agenda identitaria y nacionalista frente a las medidas de corte más social. En este sentido, Alzórriz ha recordado la ruptura del diálogo y la concertación social, las listas de espera, la devaluación de la educación pública con una falta “evidente” de recursos o la falta de compromiso "con un modelo ampliamente respaldado por las familias como es el PAI".

Alzórriz ha lamentado que el Gobierno de Navarra haya tendido a un marcado tinte nacionalista, “sin duda influenciado por la presencia de Bildu en el cuatripartito”. "Nacionalista no es sinónimo de progresista, por mucho que Barkos quiera vender ahora unas políticas sociales que no están cumpliendo las expectativas creadas por el autodenominado gobierno del cambio”, ha respondido a la presidenta.

Por ello, el secretario de organización socialista ha asegurado que "frente al gobierno de derechas que representa UPN y el nacionalista de Barkos, desde el PSN apostamos por un gobierno progresista y de izquierdas, en la línea del ejecutivo que está abanderando Pedro Sánchez”.

"RAZONABLEMENTE CÓMODA" EN EL CUATRIPARTITO 

Respecto al cuatripartito que le sustenta ha dicho que se ha sentido con él "razonablemente cómoda" y que si se dieran las circunstancias y se le encomendara a ella el trabajo de formar un nuevo gobierno la próxima legislatura si mantendría la unión.

Sobre Podemos, del que ha reconocido que vive una crisis interna de "envergadura", ha manifestado que "hasta hoy ha sido un buen socio como el resto del cuatripartito", a lo que ha añadido "lo que pasará a partir de mañana no lo sé".

La presidenta ha respondido a preguntas de ciudadanos y también de dirigentes de otras formaciones políticas como los presidentes de UPN y PPN, Javier Esparza y Ana Beltrán, quienes le han preguntado si votaría a favor de la "incorporación" de Navarra al País Vasco, en el primer caso, y si le gustaría ver a "Navarra anexionada a Euskadi", en el segundo.

"Nunca he hablado de anexión porque no es en anexión en lo que estamos pensando", ha aseverado, tras lo que ha sostenido que es una "insensatez" plantear que quieren que desaparezca Navarra.

Cuestionada sobre la posibilidad de la proclamación de la independencia, ha dicho que un proyecto político de esas características necesita "muchos años de acción política y unas mayorías muy solidas que hoy en Navarra no se producen de ninguna manera".

En cuanto a su voto si se activara la Transitoria cuarta, ha manifestado que habría que ver en qué términos se plantea la pregunta. Hay muchas posibilidades y fórmulas, ha apuntado, y una de ellas puede ser una "confederación en pie de igualdad" que, en su opinión, es una fórmula que se puede adaptar a lo que hoy se está viviendo.

En cualquier caso ha remarcado que antes de todo eso hay que "transitar a algo mas sencillo que es una situación normalizada con la Comunidad Autónoma Vasca".

NIEGA LA IMPOSICIÓN DEL EUSKERA

En respuesta a la secretaria general del PSN, María Chivite, quien le ha preguntado por la "precarización en el empleo" y el Plan de Empleo ha señalado que el hecho de que no exista un Plan de Empleo acordado de facto "no significa que no existan iniciativas".

Ante la pregunta de Marisa de Simón (I-E) sobre la educación pública ha subrayado su apuesta por la reversión de recortes y la búsqueda de un pacto educativo.

Adolfo Araiz (EH Bildu) le ha preguntado si tienen previsto remitir en breve un proyecto de ley de inversiones extraordinario para el reparto de los 250 millones de superávit de 2017, a lo que ha respondido que existe un problema en la interpretación de la ley de estabilidad presupuestaria y en ese sentido ha hecho un requerimiento a Pedro Sánchez.

Por Podemos, Carlos Couso se ha interesado por los "problemas" para entenderse con los trabajadores de la función pública, a lo que ha contestado asegurando que su disposición ha sido siempre la de sentarse con los representantes de la función pública.

Sobre el denominado caso Alsasua, ha reiterado su postura favorable a una "condena justa" que sería una "condena "proporcionada", a lo que ha añadido que no se debería juzgar en un tribunal especial, puesto que tiene más que ver con "un juicio de faltas o agresión a agente de la autoridad como estamos viendo en decenas de casos en la geografía del Estado".

Sobre su imposición del euskera, ha asegurado que no hay discriminación en la política lingüística y al mismo tiempo ha declarado que no hay una mayoría parlamentaria que apueste por la oficialidad del euskera en toda Navarra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Barkos, dispuesta a presentarse a la reelección, ya hace guiños al PSN para integrarle en su Gobierno