PREMIUM  POLÍTICA

UPN sopesa preguntar a los afiliados si debe acudir con el PP a las elecciones generales

Los regionalistas encuentran tantos motivos para el acuerdo con los populares como razones para negarse a un nuevo pacto.

José Javier Esparza, presidente de UPN. PABLO LASAOSA.
José Javier Esparza, presidente de UPN. PABLO LASAOSA.  

El debate y una nueva encrucijada se ciernen sobre UPN. Si el pasado fin de semana los afiliados escogían al sustituto de Yolanda Barcina en la figura de José Javier Esparza, ahora es el turno de las elecciones generales. Mariano Rajoy anunció ayer que la fecha escogida será el 20 de diciembre y, en UPN no es que no sepan qué candidatos presentarán, sino que todavía no han decidido si volverán a concurrir en coalición con el Partido Popular.

Una decisión nada difícil, teniendo en cuenta las circunstancias internas del partido. Aunque José Javier Esparza es el nuevo presidente, lo cierto es que la decisión correspondería al Consejo Político, un órgano de decisión clave en estos casos. Sin embargo, fuentes del partido han confirmado que no se descarta convocar a toda la militancia para preguntar si quieren acudir en solitario o, por el contrario, es conveniente acudir con el PP. 

Los populares, por su parte, ya han mostrado su deseo de repetir la coalición y se han ofrecido en varias ocasiones a los regionalistas para repetir el mismo formato de las elecciones de 2011, donde Barcina y Rajoy sellaron un pacto al poco tiempo de que el PP volviera a fijar Navarra como sede y se escindiera de UPN. La trayectoria de ambos les pone en una situación francamente complicada.

UPN y PP coinciden en señalar que juntos volverían a reeditar los dos diputados que actualmente tienen en el Congreso, cada uno con libertad de voto dentro del acuerdo. Los otros tres escaños de los 5 que corresponden a Navarra son del PSN, Geroa Bai y Amaiur. Ahora, con la irrupción de Podemos y Ciudadanos, el voto estará aún más disputado y dividir fuerzas significaría más opciones de perder representación.

Internamente, en UPN hay voces que mantienen que ellos solos podrían conseguir también dos diputados, si bien los cálculos no son del todo claros. Consideran que el voto en clave nacional puede perjudicar a los regionalistas y trasvasar un puñado de votos al PP. En las pasadas elecciones forales, UPN obtuvo 92.705 votos en solitario, mientras que, en conjunto de las generales de 2011, UPN y PP juntos superaron la barrera de los 126.000 votos.

La situación del PP en torno a sus casos de corrupción, su significativa caída en Navarra, donde no consiguió representante en Pamplona, y la posibilidad de dar un golpe definitivo para hacerse con el control del centro derecha en Navarra son argumentos que empujan a descartar la idea de concurrir con los populares.

Por otro lado, ir en solitario le dejaría a UPN las manos libres para posibles acuerdos con otras formaciones en el futuro gobierno de España, que podría tener acuerdos de distintos colores: desde el PP con Ciudadanos, hasta el PSOE con Podemos o con Ciudadanos. Yendo en solitario UPN se aseguraría jugar luego la carta más oportuna. 

Uno de los argumentos más fuerte para acudir con el PP estriba en la seguridad de volver a ganar las elecciones en Navarra, demostrar que, a pesar de lo ocurrido en las autonómicas la mayoría social de Navarra sigue confiando en la fórmula UPN-PP, además de poder compartir los gastos de campaña, que no es tampoco cuestión menor. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
UPN sopesa preguntar a los afiliados si debe acudir con el PP a las elecciones generales