• martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 19:11

 

 
 

POLÍTICA

Critican el "poco interés" del Ejecutivo foral ante el "previsible cierre del servicio de urgencias en Burlada"

Para UPN, “con este recorte -que suprimirá el servicio de urgencias para adultos- se va a producir un empeoramiento sustantivo de la atención sanitaria a la población".

Estetoscopio.
Un estetoscopio. ARCHIVO

El grupo municipal de UPN en Burlada critica la “pasividad” y “falta de interés” del equipo de gobierno ante el “previsible cierre del servicio de urgencias para adultos del centro de salud de Burlada”. Los concejales regionalistas señalan que el Departamento de Salud ya anunció en febrero la realización de un estudio sobre la frecuentación de uso de los centros periféricos de la Comarca de Pamplona, ante la apertura de un segundo centro de salud en Buztintxuri, “y desde entonces no se han preocupado nada sobre esta decisión del departamento y de cómo va a afectar a los vecinos de Burlada”.

En este sentido recuerdan que el Departamento de Salud prevé reorganizar en el último trimestre de 2018 el servicio de urgencias extrahospitalarias de la Comarca de Pamplona, con un centro ubicado en Buztintxuri que integraría similares servicios a los que oferta el Centro San Martín, y que absorberá al personal sanitario que actualmente presta servicio en Burlada, además del de Rochapea y Ermitagaña. El horario de Buztintxuri será de 15:00 a 22:00 horas en días laborables y de 08:00 a 22:00 horas en fines de semana y festivos, con atención sólo a personas mayores de 15 años.

Para UPN, “con este recorte se va a producir un empeoramiento sustantivo de la atención sanitaria a la población, porque va a ser el nuevo centro de Buztintxuri el que atienda las urgencias, y la implantación del nuevo servicio de radiología no justifica el cierre del servicio en nuestra localidad”.

Los concejales regionalistas añaden que “lo más preocupante es la pasividad del equipo de gobierno y del alcalde, Txema Noval (Cambiemos Burlada), que acepta con resignación una decisión del gobierno cuatripartito, sin medir las consecuencias que va a tener en el día a día sobre los vecinos en un tema tan importante y sensible como es la sanidad”.

“Los perjuicios para los vecinos de Burlada se incrementarán a partir del 6 de julio con la supresión hasta el 31 de agosto del servicio de Atención Primaria en horario de tarde. Nos preguntamos por las consecuencias que va a tener para la recogida de recetas, bajas o actos puramente administrativos”, concluyen los regionalistas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Critican el "poco interés" del Ejecutivo foral ante el "previsible cierre del servicio de urgencias en Burlada"