• domingo, 19 de septiembre de 2021
  • Actualizado 13:36

 

 
 

POLÍTICA

Esparza asegura que la legislatura de Chivite está marcada por el "deterioro" de Navarra

El líder de UPN ha asegurado que "la consejera Santos Induráin y su director general, Carlos Artundo, no han estado a la altura" en la gestión de la pandemia.

Ll presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, realiza un balance de los dos años del actual Gobierno de Navarra. PABLO LASAOSA
El presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, realiza un balance de los dos años del actual Gobierno de Navarra. PABLO LASAOSA

El portavoz parlamentario de Navarra Suma y presidente de UPN, Javier Esparza, ha lamentado la gestión del actual Gobierno foral hasta la mitad de su legislatura, que ha supuesto "más EH Bildu y menos Navarra, más sanchismo y menos liderazgo, más deterioro y menos progreso".

Lo ha resumido así en conferencia de prensa, tras desgranar los datos que a su juicio sustentan la visión crítica de la actual situación de Navarra, aunque con la "confianza" de que aún quedan "dos años fundamentales para revertir esta situación", para lo que ha tendido la mano a la actual presidenta del Gobierno, aunque advirtiendo de que "nos tendrá enfrente si va a estar dependiendo de lo que diga Madrid y al albur de los independentistas" como a su juicio ha hecho hasta ahora.

Se ha remontado a la toma de posesión de Chivite hace dos años para acentuar que hoy es presidenta de Navarra gracias a "un pacto vergonzante que ha supuesto que el PSN cruzara la línea roja de la indignidad política", ha dicho sobre la abstención de EH Bildu que facilitó su investidura y que ha seguido en el día a día con una gestión que supone "blanquear permanente y diariamente a EH Bildu", partido que "no ha condenado a ETA, que pide la amnistía de sus presos, los aplaude y que no ha renunciado a su principal objetivo, el de que Navarra desaparezca como Comunidad foral y diferenciada".

Con ello, y con el apoyo de otro partido "independentista" como Geroa Bai, el PSN "se ha echado al monte con el único objetivo de tener la presidencia del Gobierno" de Navarra, lo que tiene como contrapartida unas políticas públicas que han favorecido de manera exponencial a un euskera que "el independentismo entiende como herramienta para la construcción nacional", ha advertido tras, por su parte, asegurar que es "una lengua que respetamos" pero imposición y politización rechazan.

Esparza también ha sido muy crítico con otros aspectos de la gestión socialista, cuyo engrosamiento presupuestario y en número de cargos de la estructura de la Administración no ha revertido en la mejora de los servicios al ciudadano, ha asegurado para citar la peor situación comparativa con otras Comunidades de los navarros en aspectos como el pago del IRPF, empleo, servicios públicos, valores éticos, transparencia o cortesía parlamentaria.

En todo estos terrenos ha apreciado Esparza un "deterioro", ha asegurado tras reconocer la incidencia de la pandemia, aunque este problema "nos ha afectado a todos, no solo a Navarra, y por tanto no es ninguna excusa. La pandemia ha agudizado problemas que ya estaban y a los que el Gobierno no estaba sabiendo dar respuesta", ha dicho.

Tras deslizar que la consejera Santos Induráin y su director general Carlos Artundo "no han estado a la altura", ha afeado la especial incidencia de contagios y de mortalidad en Navarra, con una Administración que "disponía de muchos más recursos que la mayoría de las Comunidades y que podía haber hecho las cosas mejor, pero el Gobierno se ha dedicado a hacer seguidismo de Pedro Sánchez, incapaz de adoptar medidas propias", ha criticado.

El aumento de listas de espera, la todavía no totalmente recuperada atención presencial en Atención Primaria, la falta de pediatras especialmente en la Ribera, las deficientes políticas sociales pese a que "se ha invertido mucho dinero" y de la relación de los ciudadanos con la Administración, son otros terrenos en los que ha centrado sus ejemplos sobre el "deterioro" sufrido, junto al crecimiento de la destrucción de empleo y de la "pérdida de competitividad".

En ese sentido, también ha planteado que "el Gobierno cuenta muy poco" en las decisiones que puedan favorecer el impulso de Volkswagen en Navarra, cuyo repentino relevo en la dirección ha considerado "preocupante".

Y como causa de todo este deterioro generalizado ha señalado a varios factores, como "la falta de liderazgo" de María Chivite, su "seguidismo absoluto de Madrid", y la "soberbia y falta de diálogo" del Gobierno, que no aceptó la oferta de navarra Suma de apoyar los presupuestos de toda la legislatura a cambio de renunciar ala compañía de EH Bildu, ha reiterado varias veces, para ofrecer de nuevo su respaldo si "se separa de sus socios".

"Muchos navarros que votaron legítimamente al PSN se sienten engañados", ha llegado a asegurar Esparza, quien por su parte y desde la oposición también ha apreciado que "cada día que pasa nos sentimos más arropados y somos más fuertes en esta tierra". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Esparza asegura que la legislatura de Chivite está marcada por el "deterioro" de Navarra