PREMIUM  POLÍTICA

UPN cita a su Consejo Político para este lunes para refrendar la candidatura conjunta con Ciudadanos

El centro-derecha de la Comunidad foral formará una alianza para tratar de arrebatar el control de las instituciones a los nacionalistas vascos.

Javier Esparza (UPN) y Carlos Pérez-Nievas (Ciudadanos).
Javier Esparza (UPN) y Carlos Pérez-Nievas (Ciudadanos).  

UPN ha convocado para este lunes una sesión extraordinaria de su Ejecutiva y de su Consejo Político para someter a votación la alianza electoral que ha estado negociando las últimas semanas con Ciudadanos.

Según el acuerdo entre ambas formaciones, los dos partidos perderán sus siglas para concurrir conjuntamente en una única candidatura tanto a los comicios generales del 28 de abril, como a los autonómicos y locales del 26 de mayo.

Esta alianza electoral completa la ya suscrita esta misma semana por los regionalistas con el PP. De hecho, el presidente de los populares, Pablo Casado, viajó a la capital navarra para sellar el pacto con el presidente de UPN, Javier Esparza. Ambos dirigentes cerraron así un acuerdo similar al que los dos partidos protagonizaron entre los años 1991 y 2008, momento a partir del cual el PPN comenzó a presentarse por su cuenta a las elecciones, una vez rota la unión.

Ahora, ante la coyuntura actual, las tres formaciones han formado una entente en el centro-derecha con un objetivo muy claro en la mente de todas ellas: echar al nacionalismo vasco de las instituciones navarras, sobre todo, del Gobierno foral y del Ayuntamiento de Pamplona.

Para llegar al acuerdo entre los regionalistas y Cs, los primeros exigieron el respeto absoluto a la identidad propia de Navarra, con un régimen foral que la dota de una mayor autonomía que otras regiones españolas. Los representantes del partido naranja en Navarra, que ya vieron durante los anteriores comicios que su discurso contrario a los fueros propició en gran medida que se quedaran fuera del Parlamento, han ido suavizando su postura, hasta subrayar que respetarán lo que indica la Constitución y, por tanto, la capacidad de Navarra de gestionar su fiscalidad.

No obstante, Ciudadanos puso en el otro lado de la balanza el requisito de que haya una claridad y una transparencia absolutas en el Convenio Económico, para que se garantice el cumplimiento de la solidaridad correspondiente de Navarra con las demás comunidades autónomas de España. "Queremos que no haya oscurantismo ni cuponazos, como ocurrió con el caso vasco", ha indicado un dirigente de Cs desde Madrid.

LA CONFECCIÓN DE LAS LISTAS

Una vez que estos extremos fueron aceptados por ambas partes, ahora queda lidiar con uno de los aspectos a priori más peliagudos: la confección de las listas y la designación de qué miembros de cada uno de los tres partidos irán en los principales puestos de cara a las elecciones.

El primer acuerdo firmado entre UPN y el PP detalla que los hipotéticos dos diputados que obtendría la candidatura en las generales servirían para respaldar la investidura como presidente del Gobierno de Pablo Casado, o de otra persona que ambos dirigentes acordaran. Esa otra persona sería el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, si pudiera darse el caso de que su investidura fuera clave para, con la abstención del PSOE, que el centro-derecho recuperara La Moncloa.

En Navarra, el PSN también jugará un papel fundamental, si se dan como acertadas las líneas generales que marcan los sondeos y a la espera de descubrir cómo afectará al panorama político de la Comunidad foral la irrupción de Vox. Un partido que, por otro lado, todavía no ha confirmado a día de hoy su participación en las elecciones.

Los socialistas navarros podrían contar con la llave del palacio de Navarra tras unas elecciones muy polarizadas entre el bloque conformado por UPN, PP y Ciudadanos, y el otro liderado por los nacionalistas vascos de Geroa Bai y Eh Bildu. De hecho, la formación de la presidenta Uxue Barkos ha intentado por todos los medios que el cuatripartito compitiera unido en las generales, aunque solo se ha formalizado su alianza para buscar una representación en el Senado.

RESPUESTA DE LAS BASES

Pero hasta que lleguen las urnas, el primer paso será que el Consejo Político de UPN avale la decisión tomada por su directiva sobre la alianza con Ciudadanos, que se refrendará este lunes en una reunión fijada a las 19 horas en el hotel Iruña Park.

También la formación naranja ha citado en la capital navarra a sus afiliados, aunque en este caso solo para informar sobre el acuerdo llegado con los regionalistas para concurrir juntos a los comicios.

La secretaria de Organización de Cs, Ruth Goñi, ha confirmado este domingo por la mañana que las negociaciones con UPN iban por muy buen camino y que, de seguir como hasta ahora, faltaría poco para que se pudiera rubricar el pacto. Una firma para la que Rivera viajaría a su vez a Pamplona para cerrar el acuerdo.

Para ese día también estaría ya finiquitado otro de los asuntos relevantes, el nombre de la candidatura conjunta de UPN con Ciudadanos (en la que también estaría incluido el PP), que hará que los regionalistas no aparezcan por primera vez con sus propias siglas en las papeletas desde su fundación en el año 1979.

Sin embargo, como ha mencionado también este domingo el senador del PP por Navarra, José Cruz Pérez Lapazarán, las tres formaciones han preferido anteponer el interés general (encarnado en expulsar de las instituciones a los nacionalistas vascos y evitar que la situación pudiera degenerar en una coyuntura tan peligrosa como la vivida en Cataluña) a los propios de cada uno de los partidos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
UPN cita a su Consejo Político para este lunes para refrendar la candidatura conjunta con Ciudadanos