POLÍTICA

UPN reconoce que el PSOE no quiere diálogo, pero volverá a abstenerse para prolongar el estado de alarma de Sánchez

Los regionalistas señalan que será la última vez que no se opongan en el Congreso y reclaman "mayor capacidad de diálogo para llegar a un gran acuerdo de Estado".

Javier Esparza y Yolanda Ibáñez, durante la sesión en la que el Parlamento aprobó por unanimidad la creación de una Comisión Especial para contribuir al Plan Reactivar Navarra 2020-2023.
Javier Esparza y Yolanda Ibáñez, durante la sesión en la que el Parlamento aprobó por unanimidad la creación de una Comisión Especial para contribuir al Plan Reactivar Navarra 2020-2023.  

El Comité Ejecutivo de UPN ha decidido este lunes que los dos diputados regionalistas se abstengan en la votación que tendrá lugar este miércoles para avalar o no la solicitud de nueva prórroga del estado de alarma por parte del presidente Sánchez.

Los regionalistas han advertido de que ésta será la última vez que no se opongan a una nueva solicitud de prórroga del estado de alarma. El comité ejecutivo de UPN estima que “en las dos semanas que han pasado desde que se aprobó la anterior prórroga, el Gobierno no ha trabajado en diseñar una alternativa a la situación de estado de alarma”.

Respecto a la disposición al diálogo con UPN, critican que “el Gobierno no ha evidenciado una verdadera voluntad de llegar a ningún acuerdo”.

UPN ha manifestado que “no va a aceptar ningún tipo de chantaje como el que pretenden los socialistas en Madrid y en Navarra, intentando cargar de manera rastrera y falsa, como se ha demostrado, determinadas consecuencias negativas para los ciudadanos sobre quienes no votan a favor de una nueva prórroga del estado de alarma”.

“El estado de alarma que se plantea es el más reducido de todos los propuestos hasta ahora, el gobierno tiene la responsabilidad de tomar decisiones y hay cuestiones relevantes que todavía exigen que haya ciertas restricciones, pero el estado de alarma continuo no es la solución ni tampoco volver a echarse en brazos, como parece, de los independentistas y de formaciones radicales de izquierda”, han puntualizado.

Asimismo, han señalado que “UPN no quiere el bloqueo”, por lo que han apelado al PSOE a demostrar “mayor capacidad de diálogo para lograr un gran acuerdo de Estado con el principal partido de la oposición que busque sacar a España de la crisis y no dependa precisamente de lo que pretenden romper nuestro país”.

Además, los regionalistas critican que Sánchez pretenda conseguir en esta ocasión la prórroga por un periodo superior a 15 días, contradiciendo así sus propias afirmaciones de hace unas semanas.  “El permanente cambio de criterios a los que nos tiene acostumbrado no favorece la credibilidad y la confianza”, agregan.

CIUDADANOS

El dirigente de Ciudadanos y portavoz adjunto en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, ha afirmado este lunes que su partido exigirá al Gobierno que la próxima prórroga del estado de alarma dure menos de treinta días y que no se vincule a la activación de la mesa de diálogo con la Generalitat de Cataluña, como ha propuesto ERC a cambio de sus votos.

"Sánchez tiene que elegir", ha dicho en una rueda de prensa telemática tras la reunión semanal del Comité Permanente de Cs, en la que no ha participado la presidenta del partido, Inés Arrimadas, al estar ya próximo el nacimiento de su hijo. Según ha recordado, el Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos tiene solo 155 escaños y necesita convencer a otros grupos para que el Congreso ratifique el miércoles la quinta prórroga en el marco de la lucha contra el coronavirus.

Bal ha indicado que el presidente del Gobierno puede optar por "una prórroga razonable, con un plazo determinado, dación de cuentas y responsabilidad", en cuyo caso "tendrá a Ciudadanos de su lado", o puede plantear "una prórroga por plazo indefinido, sin ningún tipo de control y dando privilegios a determinados territorios de España y rompiendo la unidad de todos los españoles", lo cual implica que "Cs no estará a su lado de ninguna manera".

Así, ha explicado que para que la formación naranja empiece a negociar con el Gobierno su posición ante esta cuestión, es "imprescindible" que éste antes "deje claro que no va a pedir una prórroga por treinta días".

PARTIDO POPULAR

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha asegurado este lunes que ante a quinta prórroga del estado de alarma el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, quiere "reeditar el pacto Frankenstein" que le llevó al Palacio de la Moncloa a través de una moción de censura. A su entender, "no apoyar el estado de alarma es dar un sí a España".

En una rueda de prensa en la sede del PP, tras la reunión por vía telemática que ha presidido Pablo Casado con sus grupos parlamentarios en Congreso, Senado y Parlamento Europeo, García Egea ha confirmado que el PP votará "no" a esa nueva prórroga de un mes del estado de alarma que ha anunciado Pedro Sánchez.

Al ser preguntado si considera una buena noticia para el centro-derecha que Cs rechace una prórroga de un mes y solo esté dispuesto a negociar una de 15 días, García Egea ha afirmado que debe iniciarse cuanto antes el desconfinamiento jurídico y ha recalcado que hay plan alternativo a esa medida excepcional.

"No apoyar el estado de alarma es dar un sí a España. No apoyar el estado de alarma de Pedro Sánchez que da poder absoluto en un momento en que el Gobierno está demostrando una incompetencia absoluta es dar un sí a España", ha enfatizado, para añadir que "alguien que ha llegado tarde a todo, excepto al 8M, no puede tener el mando absoluto sin rendir cuentas a nadie".

En cuanto a si ve factible que ERC vuelva de nuevo a la abstención --tras votar 'no' en la cuarta prórroga--, García Egea ha asegurado que es "evidente que Pedro Sánchez quiere volver de nuevo" a reeditar los acuerdos que le llevaron al Palacio de la Moncloa en junio de 2018.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
UPN reconoce que el PSOE no quiere diálogo, pero volverá a abstenerse para prolongar el estado de alarma de Sánchez