PREMIUM  POLÍTICA

El adverso análisis del proyecto de reforma local de Barkos: "Los habitantes navarros acabarán pagándola"

UPN ha pedido su paralización esgrimiendo que el anteproyecto está sin definir y que "va a sumir la administración local en un verdadero caos".

Un collage con lugares icónicos de Navarra
Un collage con lugares icónicos de Navarra  

La secretaria general de UPN, Yolanda Ibáñez, se ha mostrado "radicalmente en contra" de la propuesta de reforma del mapa local propuesto por el Gobierno de Navarra que, ha asegurado, de aprobarse "va a sumir a nuestra administración local en un verdadero caos".

Por todo ello, ha destacado que los 300 alcaldes y concejales de UPN han pedido la paralización del anteproyecto hasta que "se definan muchas dudas" y se consiga un consenso "que ni se ha buscado ni se ha alcanzado". A su entender, debe ser una reforma que "mantenga la autonomía municipal y que ponga en el centro a los ciudadanos y mejore los servicios que van a prestar las entidades locales".

Así se ha pronunciado en una comparecencia de prensa tras una jornada de trabajo con representantes municipales y cargos locales de UPN para valorar el anteproyecto de Ley Foral de Reforma de la Administración Local. Ibáñez ha considerado que a esta propuesta "le sigue faltando concreción" y ha criticado que "todos los asuntos esenciales de la reforma se posponen a un momento posterior con lo que a las administraciones locales se nos genera una situación de indefinición, indefensión y de incertidumbre inaceptables".

Así, ha reprochado que cuestiones como la creación de las Comarcas, los traspasos de personal, las funciones, bienes y servicios de los entes supramunicipales; la distribución competencial o el nuevo régimen de financiación "están sin definir".

La regionalista ha opinado que en el ámbito de delimitación de competencias y la financiación, el anteproyecto "es un brindis al sol". En este sentido, ha asegurado que la reforma propuesta por el Ejecutivo foral "atenta directamente contra la autonomía municipal y se extralimita al abordar las competencias y la autonomía municipal, en unos casos por exceso y en otros por defecto".

Al respecto, ha indicado que el anteproyecto atribuye a las Comarcas la prestación de servicios y materias "reservadas por normativa básica del Estado a los municipios". Además, ha advertido de que, con esta reforma, los concejos y ayuntamientos de menos de mil habitantes "están abocados en un corto espacio de tiempo a su desaparición ya que pierden todo el poder administrativo y de control".

De la misma manera, ha afirmado que esta iniciativa "plantea de forma tácita la extinción de las mancomunidades una vez creada la Comarca por Ley Foral".

En relación con la financiación, Ibáñez ha criticado que "no se analiza el coste económico ni se dice cómo se va a financiar esta reforma". En este sentido, ha indicado que no se conoce el coste que supondrá la asunción de competencias de las Comarcas y la subrogación de personal o "quién asume las deudas mancomunadas en las nuevas Comarcas que se van a crear".

A este respecto, ha recordado que la Ley de racionalización de la Administración Local "impide la delegación de competencias a un coste mayor al que se está prestando" por lo que ha considerado que el sistema de financiación de esta reforma "debe estar totalmente definido para su aprobación".

En cuanto a la planta municipal, la regionalista ha considerado que se propone una "distribución de forma artificial que no responde a ningún criterio objetivo" sino a "fines partidistas y electoralistas para asignar parcelas de poder a partidos nacionalistas".

La secretaria general de UPN ha considerado que la reforma propuesta por el Gobierno navarro es un "despropósito" y ha advertido de que "los mas perjudicados van a ser los vecinos de nuestros pueblos y ciudades" que "van a tener peor atención, deberán realizar en algunos casos más desplazamientos y van a ser los paganos de la reforma porque los costes añadidos van a salir de sus bolsillos de alguna u otra forma".

Yolanda Ibáñez ha destacado que esta reforma "va a tener repercusiones negativas importantes en determinados puestos de trabajo" y "se va a producir un ERE de extinción que afectará a todos los trabajadores interinos y, por extensión, a quienes mantengan una relación laboral temporal". En concreto, a citado a los secretarios e interventores de los ayuntamientos "que llevan muchos años trabajando en la administración con la consiguiente pérdida de conocimiento y capital humano".

"LA FNMC NO ESTÁ DEFENDIENDO A LAS ENTIDADES LOCALES"

Yolanda Ibáñez ha rechazado el papel que ha ejercido la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC) en esta cuestión que, en su opinión, "no esta defendiendo a las entidades locales sino que esta haciendo de correa de transmisión de la Dirección General de Administración Local y apoyando todos sus deseos".

La regionalista ha reclamado un estudio de costes y un informe jurídico elaborado por la propia FNMC. Un informe, ha explicado, que ha sido pedido por vicepresidentes de la Federación y diferentes alcaldes pero que "se nos ha negado".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El adverso análisis del proyecto de reforma local de Barkos: "Los habitantes navarros acabarán pagándola"