POLÍTICA

UPN, PSN y PPN, contrarios al Gobierno y exigen respetar la realidad de Navarra en los libros de texto

UPN lo califica de "aberración", PPN de "inadmisible" y el PSN habla de la necesidad de "respeto". 

Alberto Catalán.
Alberto Catalán.  

Tres partidos políticos se han posicionado contrarios al Gobierno foral sobre el debate de los libros de texto. En concreto, los partidos de UPN, PPN y PSN han enviado este lunes distintos comunicados de prensa advirtiendo de sus posturas sobre este tema. 

El parlamentario de UPN Alberto Catalán ha tachado de "aberración educativa y desprecio a Navarra" la decisión del consejero de Educación, José Luis Mendoza, de "derogar tres órdenes forales de los años 2010 y 2014 dictadas para que las editoriales o los centros educativos no utilicen libros de texto que no se ajustan a la normativa educativa y que no respetan la realidad de Navarra", según ha afirmado UPN en un comunicado.

La formación regionalista ha acusado al Gobierno de "utilizar la educación para fines políticos, más aún, para adoctrinar sobre la existencia de una realidad política e institucional que no se corresponde con Navarra".

"Es un claro ejemplo del sectarismo y de la obsesión del actual Gobierno nacionalista de Navarra por imponer sus planteamientos partidistas por encima de lo que marca la ley y sin que les produzca ningún pudor hacerlo en los sectores más vulnerables de la sociedad como son los jóvenes", ha agregado.

Catalán ha afirmado que "las órdenes forales derogadas por el actual Gobierno nacionalista de Navarra se dictaron para aportar conocimientos sobre la realidad de Navarra, salvaguardar una educación basada en las normas de convivencia que nos hemos dado y para evitar cualquier manipulación sobre la realidad de la Comunidad Foral de Navarra".

EL PSN PIDE QUE SE RESPETE LA LEGISLACIÓN

El PSN-PSOE exige al Gobierno de Navarra que cumpla rigurosamente con su labor de inspección de los libros de texto que se estudian y utilizan como material en los centros educativos que reciben dinero público, de manera que se garantice que el contenido se ajusta no solo al respeto de la legalidad vigente sino a unos principios cívicos y democráticos básicos que deben cumplirse en la sociedad. 

Los socialistas entienden que, más allá del respeto a la libertad de cátedra, el Gobierno debe velar por que los materiales educativos no den cabida o amparen contenidos que no se ajusten a las normas y a los principios que deben regir una sociedad democrática, porque eludir ese control puede suponer que se distorsionen realidades o se falte al respeto a la normativa vigente o a los valores democráticos y de ciudadanía por una cuestión ideológica o de pensamiento.

El portavoz parlamentario de Educación, Carlos Gimeno, señala que hay que diferenciar el espacio público de la educación del espacio privado. Por tanto, sentimientos y maneras de vivir personales no deben mezclarse con la enseñanza, con lo que ha de ser la escuela como espacio de formación y crecimiento personal y profesional en el que se expliquen las materias con criterio pedagógico y siempre respetando los valores y las normas de una sociedad democrática.

EL PPN LO CALIFICA DE "INADMISIBLE"

El portavoz de educación del Partido Popular de Navarra en el Parlamento de Navarra ha declarado que "es inadmisible que el departamento de educación permita el uso de libros de texto que no respetan la realidad institucional de nuestra Comunidad Foral".

Estas declaraciones han venido motivadas por la Orden Foral 82/2016, de 5 de julio, del consejero de Educación por la que se dejan sin efecto las Órdenes Forales 37/2010, de 4 de marzo, 103/2010, de 18 de junio, 146/2010, de 31 de agosto y 88/2014, de 22 de septiembre de anteriores consejeros.

García ha recordado "que el actual ejecutivo de Uxue Barkos aseguró recientemente en una respuesta parlamentaria que en el caso que se detectara “no permitiría ningún libro de texto y, por tanto, tampoco los que pertenecen al programa de gratuidad, que no respeten la realidad institucional de Navarra”. "es evidente que con la firma de esta orden foral el actual gobierno de Navarra vuelve a contradecir afirmaciones anteriores" ha dicho el portavoz parlamentario.

El parlamentario foral ha manifestado "que el Gobierno considere que el término “Euskal Herria”, se refiere a un contexto cultural y lingüístico y no político, es un insulto a la inteligencia de los navarros".

Por otro lado Javier García ha anunciado que va a solicitar la comparecencia del consejero Mendoza para que dé explicaciones en sede parlamentaria.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
UPN, PSN y PPN, contrarios al Gobierno y exigen respetar la realidad de Navarra en los libros de texto