• domingo, 20 de junio de 2021
  • Actualizado 23:29

 

 
 

POLÍTICA

Acuerdan nuevas medidas para frenar las agresiones en centros sanitarios

En 2020 los profesionales del Servicio Navarro de Salud sufrieron 458 agresiones externas.

Persona sanitario en el Complejo Hospitalario de Navarra. PABLO LASAOSA
Persona sanitario en el Complejo Hospitalario de Navarra. PABLO LASAOSA

El pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado este jueves por unanimidad una moción por la se insta al Gobierno foral a "continuar y reforzar las medidas preventivas para erradicar las agresiones a todo el personal que trabaja en los centros, tanto de Atención Primaria como Especializada, priorizando los Servicios de Urgencia".

La resolución aprobada incluye un segundo punto en el que, a su vez, se emplaza al Ejecutivo foral a "completar el plan de instalación de sistemas de alarma de agresión, especialmente en Atención Primaria, como pulsadores fijos o de pulsera, cámaras de videovigilancia, la modificación del mobiliario o la reforma estructural de algunas áreas en zonas de riesgo".

Del mismo modo, ya en un tercer apartado, se exhorta al Gobierno de Navarra a "desarrollar los cursos programados en 2020, que finalmente no pudieron celebrarse, sobre técnicas de autodefensa o para la adquisición de habilidades para prevenir agresiones".

Asimismo, se insta al Ejecutivo foral a que proceda a la "elaboración y difusión de una campaña de concienciación en la población". Y se propone al Gobierno de Navarra "crear un registro oficial en el que quede constancia del número exacto de agresiones que se produzcan en Navarra frente al personal sanitario", así como "monitorizar la eficacia de las medidas adoptadas en la promoción, prevención, respuesta y apoyo, así como establecer nuevas estrategias que incrementen la eficacia de la mismas".

Estos dos epígrafes han sido agregados a partir de una enmienda de adición presentada por el PSN, titular de la iniciativa.

Por otra parte, se conmina al Ejecutivo foral a "mejorar el sistema de registro de incidencias y agresiones; y animar a los y las profesionales a denunciar, con el fin de conocer mejor cómo y en qué circunstancias se dan estas y poder hacer prevención". También a "ofrecer apoyo psicológico y legal, acompañamiento y cualquier otro tipo de ayuda que necesiten los profesionales que hayan sido víctimas de agresión o amenaza". Este punto ha sido incorporado a raíz de una enmienda de adición suscrita por Geroa Bai y aceptada por PSN, titular de la iniciativa.

Por último, y a instancias de Navarra Suma, cuya enmienda de adición ha sido también aceptada, se invita al Gobierno de Navarra a "elaborar un informe que incluya una evaluación anual de causalidad de agresiones a profesionales sanitarios, del impacto de las medidas adoptadas con datos segregados al menos por sexo, nivel asistencial y perfil profesional, así como a elaborar un plan con medidas a implementar en el ejercicio posterior en base a las áreas de mejora identificadas en la evaluación realizada".

En la exposición de motivos, la resolución impulsada por el PSN se da cuenta de las 458 agresiones externas que, según datos del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Servicio Navarro de Salud, sufrieron los profesionales del Servicio Navarro de Salud en 2020 para, sin menoscabo de los "importantes avances en la materia", solicitar un "refuerzo de las medidas materiales y organizativas dirigidas a erradicar esos ataques, mayormente verbales (351)".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Acuerdan nuevas medidas para frenar las agresiones en centros sanitarios