POLÍTICA

El último intento por llamar al voto: las cartas con las que Esparza y Sayas promueven sus candidaturas en UPN

Javier Esparza resalta los cambios que ha promovido en el partido y los logros conseguidos, mientras que Sergio Sayas apela a la necesidad de recuperar el Gobierno de Navarra.

Los equipos de los dos candidatos. Arriba, Enrique Maya, Javier Esparza y Yolanda Ibáñez; y abajo, Raquel Garbayo, Sergio Sayas y Maribel García Malo. ARCHIVO
Los equipos de los dos candidatos. Arriba, Enrique Maya, Javier Esparza y Yolanda Ibáñez; y abajo, Raquel Garbayo, Sergio Sayas y Maribel García Malo. ARCHIVO  

Los dos candidatos a liderar UPN, Javier Esparza y Sergio Sayas, han quemado sus últimos cartuchos para tratar de conseguir el voto de los afiliados de la formación en el congreso que se celebrará este domingo y del que saldrá la nueva ejecutiva del partido regionalista.

Ambos políticos han enviado una carta a los afiliados en la que exponen los motivos por los que cada uno de ellos estima que debería recibir el encargo de liderar el partido durante los próximos años.

En su misiva, Esparza echa la vista atrás y recuerda cómo tomó las riendas de la formación en el 2015, "en un momento difícil y amargo para nosotros". "Pero con decisiones acertadas y con el trabajo y apoyo de todos, hemos sabido reponernos. Así, movilizamos a miles de personas en dos grandes manifestaciones y conseguimos ilusionar a las más de 127.000 que nos votaron en las elecciones forales".

Para Espzarza, en estos cuatros años, UPN "ha recuperado el poder municipal y más del 50% de las personas que viven en Navarra tienen un alcalde de UPN. En el Parlamento, pese a que los números daban para formar un gobierno constitucionalista, el PSN había acordado hacía tiempo descartar un pacto con nosotros y optó por aliarse con el nacionalismo vasco. No obstante, UPN es hoy un partido más fuerte y con más visibilidad en España, porque nos hemos esforzado en poner a Navarra y a nuestro partido en el foco nacional".

Sobre su equipo, destaca que a Enrique Maya y a Yolanda Ibáñez, junto a los otros miembros de su candidatura, los avala la confianza, la credibilidad y los hechos". Además, resalta que "gracias a una modificación que propuse en los estatutos, los afiliados vais a poder decidir los futuros acuerdos electorales y los pactos de gobierno, de modo que vais a tener la máxima capacidad de decisión en las cuestiones de mayor relevancia para el partido".

"En este tiempo, he tratado de dedicar alma, corazón y vida a UPN, y con la misma disposición me gustaría poder continuar otros cuatros años más. Creo que ni es el momento oportuno ni hay razones de peso para abandonar la presidencia de UPN", concluye.

"PROYECTO RENOVADO"

Por su parte, Sergio Sayas destaca que en el congreso de este domingo se volverá a dar "un ejemplo de democracia interna y de madurez política, pero lo haremos también iniciando la segunda legislatura consecutiva en la oposición y con tres años por delante para construir un proyecto renovado, riguroso e ilusionante con el que recuperar el Gobierno de Navarra".

A su juicio, la Comunidad foral "necesita que UPN vuelva a gobernar para recuperar el empuje que la caracterizó durante los mandatos de nuestro partido". Asimismo, subraya que su candidatura "no nace contra nadie, todo lo contrario. Si acaso, nace contra la resignación de aceptar que las cosas están bien hechas, cuando llevamos cinco años sin liderar el Gobierno de Navarra".

"Este proyecto nace de la ilusión de cambiar el rumbo, de cambiar la realidad actual. Nace de la ilusión por recuperar la esencia de nuestro partido y por devolver a UPN al lugar que le corresponde. Nace de la ilusión por crear equipos renovados e integradores. Nace de la ilusión por convertir a los aliados en militantes, en un partido que ha de construirse de abajo hacia arriba y localidad a localidad. Nace de la ilusión por recomponer el sentimiento de pertenencia, el orgullo de sentirse parte de UPN. De lo que hemos hecho hasta ahora y de lo que vamos a hacer a partir de mañana. Y nace de la ilusión por recuperar Navarra, que es, sin ninguna duda, lo que nos une a todos y cada uno de los que conformamos la familia de UPN", asegura.

Como conclusión, Sayas indica que "lo más fácil en esta situación sería dejarse llevar. Resignarse a tres años más de oposición y luego ya veremos. Pero UPN, y sobre todo Navarra, no se lo merecen. Hemos de ser valientes y aceptar que, si no cambiamos nada, será difícil que los resultados sean distintos".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El último intento por llamar al voto: las cartas con las que Esparza y Sayas promueven sus candidaturas en UPN