POLÍTICA

El escándalo de la 'Nafar tortilla' de Manu Ayerdi: los bares tienen que rotular y atender en euskera

El vicepresidente de Uxue Barkos entregó 6.000 euros a una empresa vizcaína con la excusa de un concurso de tortilla de patata, pero la imposición del euskera estaba detrás de todo. 

El vicepresidente del Gobierno, Manu Ayerdi, en un montaje junto a una tortilla de patata_.
El vicepresidente del Gobierno, Manu Ayerdi, en un montaje junto a una tortilla de patata_.  

El escándalo de la 'Nafar tortilla' promovida y subvencionada con 6.000 euros por el vicepresidente de Navarra Manu Ayerdi (Geroa Bai) no tiene fin. 

La mano derecha de Uxue Barkos en el Ejecutivo entregó a dedo el dinero a una empresa con domicilio en Vizcaya dedicada a la promoción del euskera con la excusa de un concurso de tortilla de patata navarra

Tal y como ha podido comprobar este periódico, el pago se efectuó a iBerba - Euskara Zerbitzua SM, que organizó el concurso de tortilla con dinero público más caro de la historia bajo el nombre de la asociación Kukubat. La web de esta asociación se creó sólo unos meses antes, tal y cómo aparece en los registros, con la tortilla navarra como excusa. 

Esta empresa está gestionada por una persona afín a la izquierda abertzale y muy vinculada con el conocido como DNI vasco. iBerba - Euskara Zerbitzua SM se presenta en su página web como una "nueva empresa con gran experiencia en el campo de los planes de euskera del mundo laboral".

¿Pero qué había detrás del concurso y promoción de la 'Nafar tortilla' y una empresa vizcaína obsesionada con la expansión del euskera a base de subvenciones públicas?

Kukubat se presenta como el garante de la tortilla navarra, cuya gran aportación es añadir migas de pan a la popular y conocida tortilla que puede degustarse en todos los bares de España con ingredientes bien diversos. 

La asociación se compromete a entregar el "logotipo" de tortilla navarra para colocar en los bares de manera gratuita "siempre y cuando el establecimiento que lo requiera, ofrezca la información de sus productos y precios en euskera" además de contar con personal con conocimientos del idioma. 

Es decir, el concurso de Manu Ayerdi para promocionar y defender un producto gastronómico, la tortilla navarra, era en realidad otro movimiento para forzar a la hostelería de Navarra a atender y rotular su establecimiento en euskera

El escándalo por la entrega de dinero público ha sentando especialmente mal en diversas asociaciones y personas vinculadas con el mundo de la hostelería en Navarra, que ven como actos organizados que mueven a miles de personas en Navarra apenas reciben atención de las instituciones, mientras que una desconocida empresa vizcaína aparece por el despacho de Manu Ayerdi y le llueve el dinero público con la peregrina idea de una tortilla de Navarra. 

La tapadera para subvencionar a la empresa vizcaína fue el concurso de "Tortilla Navarra", que tuvo lugar en diciembre de 2017 en la sala Zentral de Pamplona donde los organizadores ni siquiera pusieron a disposición de los concursantes los ingredientes necesarios para su elaboración. "Las tortillas deberán llevarse hechas", explicaban las bases del concurso. 

Repartieron en premios 600 euros, sólo un 10% del dinero entregado por el Gobierno de Navarra, y obligaron a los 17 participantes a permitir que las tortillas sirvieran después para la "posterior degustación". 

El concurso no tuvo ninguna proyección en los medios, salvo en el periódico habitual de Geroa Bai-PNV.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El escándalo de la 'Nafar tortilla' de Manu Ayerdi: los bares tienen que rotular y atender en euskera