POLÍTICA

Tachan de desleal a Chivite y afirman que se ha tenido que sentir "humillada" por el PNV

Primer pleno del Parlamento de Navarra de 2020. IÑIGO ALZUGARAY
Primer pleno del Parlamento de Navarra de 2020. IÑIGO ALZUGARAY  

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha pedido al portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, que "deje de manosear a la Guardia Civil" en el debate sobre el traspaso de la competencia de tráfico a Navarra y ha afirmado que el Ejecutivo foral va a trabajar con el nuevo Gobierno central para que se materialice esta transferencia.

Por su parte, Esparza ha criticado el acuerdo entre PSOE y PNV que prevé el traspaso de tráfico y ha afirmado que Chivite "está demostrando que es una marioneta en manos del PNV y ha permitido un nuevo ataque del PNV al régimen foral de Navarra".

En el pleno del Parlamento de Navarra, María Chivite ha asegurado que "nadie suplanta al Gobierno de Navarra en ningún caso, en ningún momento y en ningún lugar".

"Los partidos tienen su propio espacio, construyen sus acuerdos, como el que firmamos en Navarra, donde se recogía el traspaso de las competencias de tráfico. Luego se conforman los gobiernos, sustentados en esos partidos, y es fundamental cumplir esos acuerdos", ha señalado.

La jefa del Ejecutivo foral ha asegurado que "los partidos tienen un espacio y los gobiernos tienen otro, y este Gobierno ya venía trabajando con el anterior Gobierno de España" para la transferencia de tráfico, en cumplimiento de un acuerdo de la pasada legislatura entre el presidente Pedro Sánchez y la entonces presidenta navarra Uxue Barkos.

Además, ha afirmado que "hace 20 años UPN y PP se comprometieron a la transferencia de tráfico en exclusiva, UPN con Aznar, y no se culminó".

"Lo que le ha molestado a UPN es que sean los socialistas y nacionalistas los que consigan esta transferencia, y no UPN. Deje de hacer política infantil, se comporta como los niños, si no juego yo, rompo el juguete", ha dicho a Esparza, para pedir que "sume en este proceso y haga política constructiva".

Por su parte, el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha afirmado que Chivite "está demostrando que es una marioneta en manos del PNV y ha permitido un nuevo ataque del PNV al régimen foral de Navarra, ha permitido que un partido que no tiene representación por Navarra negocie una transferencia tan importante como la de tráfico y está consistiendo con su comportamiento un contrafuero, no está siendo leal con Navarra".

Esparza ha afirmado que el acuerdo entre el PSOE y el PNV es "un acuerdo político, es la aceptación por parte del PSOE de la línea política del PNV, que lleva diciendo hace muchos años que la Guardia Civil se vaya de Navarra".

"Queda claro quién manda en esta Comunidad. Estoy seguro de que Chivite se ha sentido humillada, porque es humillante lo que ha hecho el PNV, y estoy seguro de que se ha sentido ninguneada por el PSOE, porque no la ha tenido en cuenta. Si necesita ayuda para ser presidenta de verdad, cuente con nosotros, no tiene más que llamar a nuestra puerta para poner al PNV en su sitio", ha dicho.

Por otro lado, el portavoz de Navarra Suma ha asegurado que su grupo quiere "la transferencia de tráfico, que se gestione por la Policía Foral y por la Guardia Civil, y que no se vaya ningún guardia civil de tráfico de Navarra".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Tachan de desleal a Chivite y afirman que se ha tenido que sentir "humillada" por el PNV