• viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 11:36

 

 
 

POLÍTICA

NA+ rechaza la reforma de la ley de Seguridad Ciudadana: "El Gobierno debería dar un paso atrás"

Esparza ha recalcado que "cuando una propuesta de ley recibe el posicionamiento contrario de los principales garantes de mantener la seguridad, el Gobierno debiera reflexionar".

El presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, durante una rueda de prensa en la sede del partido regionalista. MIGUEL OSÉS.
El presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, durante una rueda de prensa en la sede del partido regionalista. MIGUEL OSÉS.

El portavoz de Navarra Suma en el Parlamento foral, Javier Esparza, ha manifestado que se unirán el miércoles a la concentración de sindicatos policiales contra la reforma de la ley de Seguridad Ciudadana, concentración que tendrá lugar frente a la Delegación del Gobierno en Navarra.

En declaraciones a los medios de comunicación tras la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento, Esparza ha destacado la "unanimidad" de los profesionales de seguridad en España y "la unanimidad de prácticamente todos los representantes sindicales de las policías, Policía Nacional, Guardia Civil, policías municipales, Policía Foral, otras policías autonómicas..., todos en contra de esta propuesta de reforma que traslada el Gobierno socialista".

Según ha dicho, "cuando una propuesta de ley recibe el reproche y el posicionamiento contrario de los principales garantes de mantener la seguridad en nuestro país, el Gobierno debiera reflexionar y dar un paso atrás".

"No parece que ésta sea la solución para garantizar la seguridad del conjunto de los ciudadanos", ha dicho Esparza, quien ha opinado que "las reivindicaciones de los policías tienen toda la lógica del mundo".

"Cuestiones como permitir difundir imágenes de los agentes mientras trabajen, eliminar la presunción de veracidad de los propios policías, posibilitar manifestaciones sin que haya antes ninguna comunicación o reducir de 6 a 2 horas el tiempo máximo de retención de una persona para identificarla... Los policías creen que -estos cambios- no nos van a ayudar como sociedad y nosotros lo compartimos", ha añadido.

Esparza ha indicado que "da la sensación de que esta modificación responde más a las urgencias para aprobar los Presupuestos, a las urgencias políticas que tiene un Gobierno en minoría como el de Pedro Sánchez y responde a los socios que siempre han estado en el no; con este cambio ganan esos socios radicales de ese PSOE, ganan los violentos y pierde la sociedad".

PRESUPUESTOS DE NAVARRA 2022

En este sentido, Esparza ha manifestado que el proyecto de Presupuestos de Navarra para 2022 es "una gran mentira" y ha afirmado que "los datos en los que se sostienen no van a ser posibles".

En declaraciones a los medios de comunicación tras la Mesa y Junta de Portavoces del Ejecutivo, Esparza, con motivo del debate esta semana de la enmienda a la totalidad presentada por Navarra Suma a los Presupuestos, ha pedido al Ejecutivo "rigor y profesionalidad" y ha dicho que el proyecto presupuestario "no se sostiene en datos sólidos", busca "dar respuesta a EH Bildu pero no a la sociedad navarra".

El portavoz de Navarra Suma ha opinado que "es una grave irresponsabilidad presentar estos Presupuestos sabiendo que son irreales y que no se van a poder cumplir". "Los Presupuestos son una gran mentira, los datos en los que se sostienen no van a ser posibles", ha expuesto, para opinar que el proyecto "descuida las grandes infraestructuras" y "se encuentra alejado en la política fiscal de una reforma que era necesaria, una reforma a fondo para ayudar a las empresas, a las familias, a generar empleo...".

Javier Esparza ha lamentado que se trata de unos Presupuestos que "se enfocan en dar satisfacción a los partidos que sostienen al Gobierno".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
NA+ rechaza la reforma de la ley de Seguridad Ciudadana: "El Gobierno debería dar un paso atrás"