TERORRISMO

La desvergüenza de Sortu: "Las pintadas se quitan, pero la muerte de los presos no es reversible"

Los presos a los que defiende sesgaron la vida de al menos 343 civiles y 486 miembros de las fuerzas armadas o de diferentes cuerpos policiales.

Rueda de prensa del secretario general de Sortu, Arkaitz Rodríguez, ante el fallecimiento del preso de ETA Xabier Rey. PABLO LASAOSA
Rueda de prensa del secretario general de Sortu, Arkaitz Rodríguez, ante el fallecimiento del preso de ETA Xabier Rey. PABLO LASAOSA

El secretario general de Sortu, Arkaitz Rodríguez, ha asegurado este lunes que los ataques contra sedes de algunos partidos a los que se tilda de asesinos "se quitan con acetona", pero la muerte de presos por la actual política penitenciaria "no es reversible".

En Radio Euskadi, Rodríguez ha asegurado que el objetivo del movimiento ATA, que aglutina a disidentes de la izquierda abertzale, con estas las pintadas de apoyo al recluso en huelga de hambre Patxi Ruiz en sedes del PNV y el PSE es de manera "evidente" "debilitar" a EH Bildu, y por ello ha denunciado "la gran irresponsabilidad" del resto de formaciones políticas vascas y de los medios de comunicación al "hacerles la ola, sobredimensionando todas y cada una de esas acciones" para tratar de "generar contradicciones y debilitar a la izquierda abertzale".

Según ha censurado, partidos vascos y medios de comunicación llevan "tres semanas hablando de pintadas, como si fueran el mayor problema del país". "Aquellos que dicen no querer que haya pintadas, hacen lo contrario que deberían hacer para que no las haya".

Preguntado si considera grave que aparezcan dianas y se llame asesinos a algunos partidos, Rodríguez ha opinado que "no más grave" que el hecho de que "se mantenga una política penitenciaria criminal".

"No quiero ofender a nadie, pero la pintada, sin negarle gravedad, se quita con acetona", pero a los presos "asesinados" por esa política penitenciaria, "nadie les va a devolver a la vida", ha reflexionado.

"Es bastante más grave esto segundo y, sin embargo, esta clase política que se desgañita y poco menos que se rasga las vestiduras por unas pintadas, no alza la voz", ha sentenciado.

"Si esos responsables políticos y esos medios de comunicación que cargan de qué manera contra esos hechos" que Sortu "no comparte", hubieran utilizado "esa energía para denunciar la actual política penitenciaria, a estas alturas no habría ni esa política penitenciaria ni esas pintadas", ha concluido. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La desvergüenza de Sortu: "Las pintadas se quitan, pero la muerte de los presos no es reversible"