• martes, 16 de agosto de 2022
  • Actualizado 17:34
 
 

POLÍTICA

Chivite y el PSN ya tienen al último jefe de ETA como apoyo en la ejecutiva de Sortu

Los socialistas se mantienen en el poder en Navarra gracias al intercambios de asesinos por presupuestos, como confirmó Otegi. 

El responsable de orientación estratégica de Sortu y ex jefe de ETA, David Plá, aplaude durante la asamblea en la que se cierra el tercer Congreso del partido, en el Frontón Bizkaia.
H.Bilbao / Europa Press
El responsable de orientación estratégica de Sortu y ex jefe de ETA, David Plá, aplaude durante la asamblea en la que se cierra el tercer Congreso del partido, en el Frontón Bizkaia. H.Bilbao / Europa Press

El último responsable de la banda terrorista ETA, David Pla, se ha integrado en la nueva dirección de Sortu, que seguirá liderada por Arkaitz Rodríguez como secretario general.

Sortu es el principal partido de la coalición EH Bildu, máximos valedores de María Chivite al frente del Gobierno de Navarra, que podrá ya negociar con un terrorista su permanencia al frente del Ejecutivo navarro a cambio de seguir consiguiendo prebendas para los asesinos en prisión. 

De hecho, Arkaitz Rodríguez ha confirmado el cambalache e intercambio de presos de ETA por presupuestos de Navarra que ya confirmó Otegi y ha señalado que es necesario "dar una solución integral y definitiva a la cuestión de los presos", así como al "conflicto político". "Euskal Herria debe ser respetada como nación. Y Euskal Herria debe poder decidir libre y democráticamente su futuro", ha subrayado.

Los proetarras que gobiernan navarra junto a los socialistas y son aliados en municipios y mancomunidades, han exigido de nuevo la liberación nacional. "Euskal Herria debe ser respetada como nación. Y Euskal Herria debe poder decidir libre y democráticamente su futuro", ha subrayado Rodríguez. 

Sortu  ha desarrollado este sábado en Bilbao, bajo el lema 'Independentziarako Indarra', la asamblea de clausura de su III Congreso en el Frontón Bizkaia, donde se ha elegido a la nueva dirección.

La militancia ha elegido así el nuevo Consejo Nacional de Sortu, cuya candidatura ha obtenido un apoyo del 89% de los votos (5% de noes y 6% en blanco). Además, el resto de candidaturas han logrado un apoyo superior al 91% de los votos.

De este modo, el anterior jefe de la banda asesina será a partir de ahora responsable del Marco de Orientación Estratégica y vicesecretario general tercero, dentro de un equipo formado por cinco mujeres y cinco hombres para dirigir el partido desde la Secretaria Nacional.

INDIGNACIÓN EN LAS VÍCTIMAS

La presidenta del colectivo de víctimas del terrorismo Covite, Consuelo Ordóñez, ha criticado las "puertas giratorias de ETA", que llevan a que este sábado uno de los últimos dirigentes de la banda terrorista, David Pla, sea nombrado "flamante nuevo dirigente de Sortu", mientras su hermano, el que fuera parlamentario del PP y primer teniente de alcalde de San Sebastián, Gregorio Ordóñez, asesinado hace 27 años por ETA, "está aquí, en el cementerio de Polloe" de la capital guipuzcoana.

Ordóñez se ha referido en estos términos en el homenaje que la Fundación Gregorio Ordóñez Fenollar ha llevado a cabo, como hace anualmente, en el camposanto donostiarra en memoria del político vasco, cuando se cumplen 27 años de su asesinato "de un tiro en la nuca a manos de tres pistoleros de ETA".

"Mientras mi hermano Gregorio está aquí, en el cementerio de Polloe, ahí está David Pla como flamante nuevo dirigente de Sortu, con una enorme responsabilidad criminal a sus espaldas sobre los gravísimos delitos que ETA cometió bajo su dirección, una responsabilidad que nadie le exige depurar", ha censurado.

Al responso, que ha corrido a cargo del sacerdote Jaime Larrinaga ha acudido la viuda del homenajeado, Ana Iribar, así como numerosos representantes políticos como el alcalde donostiarra, el jeltzale Eneko Goia, que ha depositado un ramo en la tumba de Ordóñez, y una delegación del PSE-EE encabezada por su secretario general en Gipuzkoa, el también diputado foral José Ignacio Asensio, acompañado de la diputada y miembro de la ejecutiva socialista Rafaela Romero y la edil donostiarra Ane Oiarbide.

También una amplia representación del PP vasco se ha dado cita en Polloe, con su presidente, Carlos Iturgaiz, a la cabeza, acompañado de su presidenta en Gipuzkoa, Muriel Larrea, y otros dirigentes 'populares' como Carlos Oiarzabal o el edil donostiarra Borja Corominas.

Además, ha asistido el representante de Vox Juan de Dios Dávila, la ex dirigente del PP María San Gil y víctimas de ETA como José María Múgica, hijo del dirigente socialista Fernando Múgica, asesinado por ETA en 1996, entre otros.

En su intervención tras el responso, Ordóñez ha instado a "ser rebeldes ante quienes justifican la violencia terrorista" y ha recordado a su hermano como "uno de los más valientes enemigos de ETA" y "uno de los pocos representantes públicos que se atrevía a decirles a la cara a los Herri Batasuna (HB) que eran tan responsables de los crímenes de ETA como los propios terroristas que los perpetraban".

La presidenta de Covite se ha mostrado convencida de que "la orden de asesinar a Gregorio salió del despacho de al lado del suyo en el Ayuntamiento, del despacho de HB" y ha lamentado que "esos líderes de la izquierda abertzale que siempre han hecho política gracias a ETA y a costa de los crímenes de ETA, pero, eso sí, sin mancharse las manos de sangre, siguen hoy haciendo política en primera línea y beneficiándose de un marco de impunidad que nadie se atreve a cuestionar".

En este contexto, ha censurado que "el final de ETA negociado que vivimos desde el año 2011 les permite hacer política con alfombra roja sin que hayan condenado su pasado de complicidad con ETA, y sin que asuman públicamente sus responsabilidades por el gigantesco daño que han provocado no solo a las víctimas, sino a la sociedad en su conjunto y a nuestro Estado de Derecho".

Asimismo, ha recordado que este mismo sábado "la fachada política de ETA desde el año 2012, que es Sortu, está confirmando el nombramiento de David Pla, quien fue el último jefe de ETA, como número tres del partido". "ETA también tiene sus puertas giratorias", ha añadido.

Ordóñez ha incidido en la "enorme responsabilidad criminal de Pla a sus espaldas sobre los gravísimos delitos que ETA cometió bajo su dirección, una responsabilidad que nadie le exige depurar" y se ha preguntado si el nuevo dirigente de Sortu no tiene "nada que decir sobre dónde están los asesinos de Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá, las últimas víctimas de ETA asesinadas en España, en el año 2009".

JUSTICIA

Ordóñez ha criticado que en España, "por lo general, la justicia no persigue a los jefes de ETA que daban las órdenes de asesinar y que tienen tanta responsabilidad criminal como los propios asesinos" y ha subrayado que "la tan ansiada paz ha sido a cambio de un precio, que nuestros gobernantes estuvieron dispuestos a ceder a la banda terrorista a cambio de que dejase de matar: la legalización de sus brazos políticos, la impunidad para muchos de sus asesinos y la escenificación de su ansiado final sin vencedores, ni vencidos".

Así, una vez más, ha lamentado que son las víctimas de ETA, las que están pagando la paz y este país "tiene una deuda infinita" con ellas. Tras insistir en la "impunidad" de la que, a su juicio, goza la izquierda abertzale (IA) Ordóñez ha criticado que pretendan la aplicación de una "política penitenciaria excepcional con los presos de ETA", que permita "poner a los terroristas en la calle cuanto antes, y sin cumplir con la Ley".

Por otro lado, ha criticado la "desalentadora lentitud" del proceso para investigar en la Audiencia Nacional a quienes formaban la cúpula de ETA cuando su hermano fue asesinado, Mikel Albisu, Ignacio Gracia Arregi, Julián Atxurra Egurrola, José Javier Arizkuren Ruiz y Juan Luis Aguirre Lete. "En siete años todavía no hemos conseguido que se cumpla el trámite procesal de la citación para declarar de estos cinco investigados", ha señalado, para añadir que "solo la de Mikel Antza, hace apenas un mes".

SIN CONDENAS

No obstante, ha reconocido que su familia es "una privilegiada", porque "en 2011 se estaba condenando al último autor material del asesinato de Gregorio, a Juan Ramón Carasatorre, dieciséis años después de su asesinato", mientras que "el 40% de las víctimas no han tenido tanta suerte" y "nunca se ha condenado a nadie por sus crímenes". A ello ha añadido que "un 20% más han tenido sentencias incompletas".

De este modo, ha afirmado que "más de la mitad de las víctimas de ETA no han tenido justicia efectiva en nuestro país", a la que "está obligada por haber suscrito el Convenio Europeo de Derechos Humanos".

"Pues bien, a pesar de las decepciones que hemos tenido muchas víctimas con la administración de justicia en nuestro país, seguiremos defendiendo el Estado de Derecho, nuestra democracia y nuestras instituciones", ha finalizado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite y el PSN ya tienen al último jefe de ETA como apoyo en la ejecutiva de Sortu