PREMIUM  EDUCACIÓN

El Gobierno del cuatripartito, sobre la polémica encuesta a niños de 9 años: "Se adapta a los tiempos"

Desde la oposición han considerado un "disparate" y "aberrante" que los niños deban elegir sobre su sexo entre "chica, chico y otras opciones".

Uxue Barkos durante el pleno del Parlamento de Navarra, junto al vicepresidente Manu Ayerdi. IÑIGO ALZUGARAY
Uxue Barkos durante el pleno del Parlamento de Navarra, junto al vicepresidente Manu Ayerdi. IÑIGO ALZUGARAY  

La consejera de Educación del Gobierno cuatripartito de Navarra, María Solana, ha defendido que la polémica encuesta del departamento de Educación a alumnos de 4º de Primaria y 2º de ESO es "para hacer una evaluación diagnóstica" y "se preguntan otro tipo de cuestiones" que a su juicio es "adaptarse a los tiempos".

En la encuesta, muy criticada por parte de numerosas familias navarra, el alumnado tiene que elegir, sobre su sexo, entre "chica, chico y otras opciones", sobre el nivel de estudios de los padres o sobre el uso del euskera.

María Solana ha señalado, en declaraciones a los medios de comunicación, que "las polémicas durarán hasta que los polemizadores existan y creo que será para siempre". "Creo que trata de desviar el foco a donde a algunos les interesa que esté y no donde yo considero que tendría que estar", ha indicado.

Ha explicado que las encuestas "se vienen haciendo desde 2011 y la única novedad este curso ha sido tener en consideración que hay distintas categorías sexuales". "Esto no lo dice el departamento de Educación del Gobierno de Navarra, lo reconoce la propia OMS", ha dicho, para señalar que son encuestas "absolutamente confidenciales".

La consejera ha indicado que "en la escuela navarra cuando se ha procedido con este tipo de encuestas ha habido quien ha solicitado esa distinción porque no encuentra el lugar donde alguien quiso acotarlo". "Es una cuestión que viene planteada en el anteproyecto de ley foral de Igualdad, es una cuestión que responde al espíritu de la ley de LGTBI", ha dicho.

Según ha señalado, "hay que mostrar tolerancia cero ante actitudes que consideran que por tener una categoría sexual distinta a la suya considera al otro un animal".

María Solana ha afirmado que es una encuesta "para hacer una evaluación diagnóstica, se preguntan otro tipo de cuestiones, es como cuando nos preguntan a los demás el estado civil en otros cuestionarios, cosas que por cierto con el avanzar de los tiempos se han ido modificando".

La consejera de Educación, María Solana, en el pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY

"Esto es adaptarse a una realidad, es adaptarse a los tiempos y quien quiera quedarse en otro punto de la historia tendrá que explicar por qué o hacerlo pero sin querer arrastrar al resto", ha comentado.

Ha manifestado que "la encuesta sirve para muchas otras cosas". "Había otro punto, también muy recurrente, referente al euskera porque también dan opción para conocer en qué otras lenguas, además de en euskera y castellano, se comunican los alumnos navarros", ha expuesto, para señalar que es "una encuesta perfectamente alineada con todo tipo de precaución y previsión".

La consejera ha indicado que "a quienes les molesta que se pregunte por ello, serán ellos quienes expliquen por qué y que lo expliquen a ese porcentaje de sociedad que puede ser intersexual, que le expliquen por qué le llaman ornitorrinco; y que expliquen a quienes hablan otras lenguas por qué no se les puede preguntar por esas otras lenguas y más cuando se trata de una lengua propia de Navarra". A su juicio, "todavía queda mucho trecho, a algunos más que a otros".

CRÍTICAS DE UPN Y PP

Por su parte, el portavoz de UPN, Javier Esparza, ha recalcado que la encuesta socioeconómica y cultural "es una muestra más de lo que venimos denunciando a lo largo de la legislatura". "El departamento de Educación ha sido una casa permanente de líos y de generar problemas donde no los había", ha afirmado.

El regionalista ha expresado que "la sociedad navarra no se merece que a niños de 9 años se les pregunte lo que se les está preguntando" y que "desde la Educación se les intente imponer un pensamiento único en aquello que tiene que ver con el género".

Esparza ha calificado esta cuestión como un "disparate" y se ha mostrado convencido de que "por estas cosas este Gobierno no va a tener mayoría, no se va a volver a reeditar, porque hace falta equilibrio y la gente normal en Navarra no entiende y no comparte que a un niño de 9 años se le pregunte lo que se le está preguntando".

"Estamos hablando de niños y de niñas, de que hay que respetar a las familias y de que, de forma permanente, este Gobierno, con sus obsesiones y en este tema también, está intentando imponer el pensamiento único y pasar por encima de los padres, los colegios y manipular a los propios menores", ha subrayado.

La portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha considerado "aberrante" la encuesta y ha pedido al Gobierno foral que "no toquen a nuestros hijos".

"Yo como madre me siento absolutamente indignada y supongo que la mayoría de padres también", ha dicho, para exponer que "los temas morales, además de que por supuesto se pueden estudiar en el colegio, nos tienen que dejar a los padres que eduquemos según nuestras convicciones religiosas y morales".

Según ha dicho, "no vamos a permitir que Barkos y Solana metan las manos en la educación de nuestros hijos y encima les hagan una encuesta preguntándoles si son chico o chica u otra opción que ya me explicarán cuál es, perro, gato, ornitorrinco, pez...". "Exigimos su retirada", ha expuesto.

Beltrán ha dicho que expliquen si "otra opción" es "transgénero". "Nosotros respetamos cualquier opción sexual, faltaría más, pero en eso no estamos; estamos hablando aquí de que a nuestros hijos no los educa Barkos en sus paranoias", ha manifestado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno del cuatripartito, sobre la polémica encuesta a niños de 9 años: "Se adapta a los tiempos"